5 hábitos para potenciar tus habilidades sociales

5 hábitos para potenciar tus habilidades sociales
Compártelo!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

5 hábitos para potenciar tus habilidades sociales. Buena parte de nuestra capacidad para llegar a nuestros objetivos personales o profesionales tienen que ver con lo bien que se nos da relacionarnos con los demás. Esto es así porque todos, en mayor o menor medida, dependemos de quienes tenemos a nuestro alrededor para emprender proyectos : ya sea para aprender de ellos, para pedir su colaboración, para difundir información que nos interesa que llegue a los demás, etc.

Es por ello que las habilidades sociales son un aspecto fundamental para tener éxito en los diferentes ámbitos de la vida. Por suerte, estos pueden ser potenciados e interiorizados a través de la experiencia en la interacción con el resto de la sociedad.

Si te interesa mejorar en este aspecto, sigue leyendo; aquí encontrarás un resumen de varios hábitos que te permitirán potenciar tus habilidades sociales de manera relativamente sencilla, introduciendo pequeñas rutinas en tu día a día.

Nuestra Terapia Psicológica

Hábitos recomendados para desarrollar tus habilidades sociales

Por mucho que se haya extendido el ideal estadounidense del “self made man” (el hombre hecho a sí mismo”, en inglés), lo cierto es que si algo caracteriza al ser humano es su condición de animal social. Nuestras vidas son las de seres que viven insertos en tejidos sociales complejos, en los que tenemos la capacidad de interactuar con muchos individuos y grupos diferentes, con una variedad de objetivos prácticamente infinita.

Es por eso que se ha visto, por ejemplo, que las personas que viven más aisladas tienden a vivir (estadísticamente) menos años, y que quienes tienen una mayor calidad de vida son las que han contado de redes de apoyo social durante la mayor parte de sus vidas. Por supuesto, el éxito que tengamos contando con el apoyo del resto de personas no depende únicamente de nuestras habilidades sociales, dado que nuestro perfil socioeconómico influye mucho; sin embargo, nunca está de más potenciar esas aptitudes y capacidades que tienen que ver con nuestro modo de relacionarnos con los demás.

 

Estos hábitos que encontrarás a continuación te pueden ayudar a ir desarrollando, a través de tus propias acciones en el día a día, las habilidades sociales que ya están latentes en ti.

1. Afronta las conversaciones importantes teniendo en cuenta las ideas que debes expresar

La asertividad es la capacidad de expresar las ideas importantes a pesar de que puedan generar un cierto malestar en los interlocutores, y hacerlo manteniendo en todo momento el respeto por quien escucha,intentando que la incomodidad causada por lo que decimos sea la mínima posible. Así, se trata de encontrar un equilibrio entre los intereses propios y los de los demás, pero sin dejarte nada en el tintero.

Para asegurarte de que vas aplicando este principio a tu manera de comunicarte con los demás, es bueno que antes de tener conversaciones importantes, memorices al menos una o dos ideas principales que crees que necesitas expresar y que a la vez te costará un poco verbalizar por el miedo a la desaprobación.

2. Asegúrate de cumplir un mínimo de horas semanales de interacción social

Las habilidades sociales van siendo aprendidas sobre todo a través de la experiencia, la interacción con otros en tiempo real. Para evitar que otras formas de aprendizaje eclipsen esta vía de desarrollo de tus aptitudes, asegúrate de exponerte a un mínimo de horas de interacción cara a cara con frecuencia semanal.

3. Exterioriza tu interés por los demás a través de las preguntas

Si te interesa conocer a alguien, no tienes por qué decirlo explícitamente (esto podría ser demasiado difícil si eres una persona con tendencia a la ansiedad social), pero sí puedes indicarlo de manera implícita preguntándole cosas sobre él o ella. Además, de esta manera estarás rebajando la presión sobre ti, dado que la parte más “complicada” la tendrá la otra persona, que debe explicarse, a la vez que va dando pie a una verdadera conversación (o a una conversación derivada de la anterior, haciendo que tengáis más cosas sobre las que hablar).

Como iniciar un diálogo suele ser la parte que suele costar más, esta clase de patrones de comportamiento te llevará a perderle el miedo a las situaciones en las que intentas conocer gente.

4. practica la escucha activa

Las actividades vinculadas a la escucha activa hacen que las conversaciones sean más fluidas y satisfactorias para ambas partes. Hacer esto consiste no solo en escuchar con atención lo que te dicen, sino además hacerlo saber. Acostúmbrate a mirar a los ojos, a realizar señales no verbales de que sigues el hilo de la conversación, a expresar tus reacciones emocionales ante lo que escuchas, etc. Eso sí, con cuidado de que estas señales no sean tan intensas o prolongadas como para interrumpir a la otra persona.

5. Practica la visualización para aumentar tu tolerancia al rechazo

La visualización consiste en realizar pequeños ejercicios de entre tres y diez minutos en los que deberás cerrar los ojos e imaginar tan vívidamente como puedas experiencias que crees que suponen un reto para ti. En el caso de la mejora de las habilidades sociales, suele ser útil adoptar el hábito de realizar, unas dos veces por semana, sesiones de este tipo en las que imaginas que te rechazan (por ejemplo, al proponer una primera cita a alguien que te gusta). El objetivo es que vayas perdiendo el miedo a esta clase de experiencias.

Eso sí, es recomendable que empieces imaginando situaciones que crees que te generan relativamente poco estrés (por ejemplo, te rechazan, pero de una manera muy educada) para que no tires la toalla desde un principio debido al malestar que te genera la experiencia.

La opción más eficaz: un proceso de psicoterapia

La terapia psicológica es el recurso más eficaz para ir mejorando tus habilidades sociales, dado que te ofrece la asistencia personalizada de expertos en el ámbito de la socialización y la gestión de las emociones. Por eso, si quieres asegurarte de que obtienes buenos resultados en cuestión de semanas y que estos se mantienen y pasan a formar parte de tu día a día, busca ayuda profesional.

 

¿Te interesa contar con asistencia psicológica profesional?

Si estás pensando en mejorar tu calidad de vida a través de la asistencia psicológica ofrecida por profesionales, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros. En Avance Psicólogos llevamos más de dos décadas trabajando para ayudar a las personas a superar todo tipo de problemas y a llegar a objetivos relacionados con la gestión de las emociones, la capacidad para adaptarse a los retos del día a día y la mejora de las relaciones interpersonales. Atendemos tanto a adultos como a niños y adolescentes, y en la actualidad también ofrecemos terapia online por videollamada.

Nuestra Terapia Online

Referencias bibliográficas:

Caballo, V. (1983). Manual de entrenamiento y evaluación de las habilidades sociales. Madrid: Siglo XXI. 5 hábitos para potenciar tus habilidades sociales
O’Donohue, W. (2003). Psychological Skills Training: Issues and Controversies. The Behavior Analyst Today, 4 (3): pp. 331 – 335. 5 hábitos para potenciar tus habilidades sociales
Schloss, P.J.; Schloss, C.N.; Wood, C.E.; Wendy S. (1986). A Critical Review of Social Skills Research with Behaviorally Disordered Students. Behavioral Disorders. 12(1): pp. 1 – 14.

Compártelo!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Descubre nuestra Terapia Psicológica Presencial y Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestros Posts más leídos
¿Quieres información sobre nuestros servicios de Psicoterapia?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible




    Ir arriba