La Terapia Brainspotting: ¿Qué es y cómo puede ayudarte?

La Terapia Brainspotting: ¿Qué es y cómo puede ayudarte?

El Brainspotting (también conocido por la abreviatura “BSP”) es una forma de diagnóstico e intervención relativamente reciente que se usa en algunas terapias psicológicas y psiquiátricas. Aunque no contamos con una versión de su nombre en castellano, podríamos traducirlo como “detección de ideas” o “puntos cerebrales”. Esta terapia guarda relación con algunas de las denominadas “Técnicas de Integración Cerebral” o TICs, en tanto que parte de la hipótesis de que los recuerdos traumáticos pueden encontrarse “bloqueados” en determinados centros cerebrales.

Desde el momento en el que comenzó a desarrollarse por iniciativa de su creador, el psicoterapeuta David Grand, se ha hablado del Brainspotting como una estrategia de intervención muy prometedora que podría resolver algunas dificultades en tan sólo tres sesiones. Pero, ¿cuánto sabemos en realidad sobre esta técnica? En este artículo nos hemos propuesto recoger lo que conocemos hasta la fecha acerca de esta línea de intervención.

 Nuestra Terapia Psicológica

¿En qué consiste el Brainspotting?

 En las sesiones de Brainspotting se invita a la persona a que cuente los recuerdos que le resultan emocionalmente complicados. Durante el curso de la narración, el terapeuta puede pedirle que observe un puntero de manera horizontal; en el momento en el que percibe algún cambio en la mirada (como un parpadeo, una interrupción de los movimientos oculares o la fijación de los ojos en un punto concreto) se considera que ha encontrado un “brainspot” en el cual han de pararse a trabajar hasta que la activación corporal que genera el recuerdo se haya reducido. O sea, que se monitoriza cómo cambian las reacciones emocionales de la persona dependiendo del punto al que se está mirando para trabajar con las sensaciones fisiológicas que despiertan las emociones. Esto se acompaña del uso de un tipo concreto de estimulación auditiva denominada “Sonido BioLateral”.

La hipótesis de la que parte esta técnica es que este método produce una curación de la sintomatología a nivel mesoencefálico (más concretamente, en la sustancia gris periacueductal y el colículo superior). La teoría sobre la que se sustenta el Brainspotting alega que, con este tipo de intervención, se propicia la homeostasis (el proceso por el cual el organismo se autorregula) y se reduce la actividad de laamígdala (una estructura del Sistema Nervioso que guarda relación con las emociones). Esto puede sonar algo complicado, pero de manera resumida vendría a significar que la intervención busca despertar la activación fisiológica que producen los recuerdos traumáticos para regularla.

¿De dónde viene la técnica del Brainspotting?

Es posible que no hayas oído mucho sobre el Bainspotting previamente, pero probablemente te sonarán las siglas EMDR: Desensibilización y Reprogramación por Movimientos Oculares. Se trata de una técnica que surgió en los años 80 y se hizo muy popular para el tratamiento del Trastorno por Estrés Postraumático, y que consiste en relatar recuerdos traumáticos mientras se hace una estimulación bilateral (guiando el movimiento de los ojos de lado a lado o dando pequeños toques de manera alterna en las manos o en los hombros). Esta terapia, a pesar de que también es relativamente reciente, ha ganado una gran popularidad a lo largo de las últimas décadas.

El Brainspotting es una técnica que se deriva de la práctica del EMDR, y que se ha llegado a considerar como una posible sucesora. Esta nueva práctica utiliza algunos elementos del propio EMDR pero da una mayor importancia a la posición ocular en el acceso a los recuerdos traumáticos, y trabaja con la sincronía del terapeuta (lo que en la técnica se conoce como attunement) para resolver la activación corporal que genera la vivencia difícil que se está relatando.

¿En qué casos se aplica el Brainspotting?

Al igual que sucede con el EMDR, la terapia de Brainspotting se ha ideado (al menos, en su origen) para el tratamiento del Síndrome de Estrés Postraumático. Este trastorno psicológico se caracteriza por reexperimentaciones del evento (o eventos) traumático vivido, un estado de alerta o hipervigilancia y la evitación de determinados lugares, acciones u otros estímulos relacionados con el suceso traumático. El Brainspotting como intervención para la sintomatología de estrés postraumático de ha probado en población adulta, pero aún no está claro si es igualmente aplicable en población infantil o adolescente.

Además de esto, el Brainspotting también se ha utilizado para tratar otras dificultades como puede ser, por ejemplo, el duelo complicado por la pérdida de un ser querido o por una ruptura especialmente dolorosa. Otros campos de aplicación explorados hasta la fecha han sido el rendimiento deportivo y la creatividad profesional. También se ha probado esta intervención en otras problemáticas como los trastornos de la alimentación o las adicciones a ciertas sustancias, si bien en estos casos no parece haber surtido el efecto deseado. Los estudios que se han llevado a cabo hasta la fecha no son del todo claros, y por ello es necesario seguir investigando para observar mejor el alcance de esta metodología de trabajo.

¿El Brainspotting es eficaz?

Si estás leyendo este artículo, es posible que te interese conocer la utilidad de esta nueva terapia. Dado que es una línea de intervención bastante reciente, contamos actualmente con muy pocos estudios acerca de la eficacia del Brainspotting y por ello todavía se considera como una terapia de evidencia limitada. Quienes lo han aplicado en su práctica terapéutica afirman con frecuencia que se trata de un método “revolucionario”, que puede mostrar una gran efectividad incluso en la primera sesión. No obstante, siempre es importante diferenciar entre la evidencia clínica (lo que se observa en consulta) con la evidencia científica (las investigaciones que se realizan en muestras más amplias de población).

Esto tiene que ver con el hecho de que a veces las terapias son eficaces, pero no siempre funcionan por el motivo que se cree. Por ejemplo, existe una polémica acerca de la terapia EMDR ya que ha mostrado muy buenos resultados, pero no ha sido posible comprobar que la estimulación bilateral modifique los recuerdos a nivel neurológico. Otras corrientes con un recorrido de estudios científicos más longevo como la Terapia de Conducta (TC) o la Terapia Cognitivo-Conductual (TCC) sostienen que los efectos de estas terapias podrían basarse en la mera exposición controlada al recuerdo y no en las hipótesis neurológicas de las técnicas de integración cerebral.

¿Cómo sé si el Brainspotting es para mí?

A veces se ven tantos tipos de terapia diferentes que puede resultar difícil llegar a una conclusión en cuanto a cuál será la más adecuada. Además, cuandoescuchamos o leemos terminología que hace referencia a la Neuropsicología es probable que no entendamos del todo en qué consiste o incluso que nos impresione más. El Brainspotting no deja de ser una terapia nueva y poco estudiada todavía, por lo que aún no se encuentra entre los tratamientos de primera elección, es decir, aquellos que tienen suficiente evidencia científica que los respalde para que sean la primera opción de intervención.

No obstante, hay personas que pueden tener especial interés en este tipo de terapia por diversos motivos: tal vez porque una persona de su entorno ha hecho un tratamiento de Brainspotting y le ha resultado de mucha ayuda, o quizás porque ha probado otras terapias y no le han convencido del todo. En cualquier caso, lo más recomendable siempre es informarse lo mejor posible para poder tomar una decisión con criterio. Además, hay que tener en cuenta que no en todos los casos el tratamiento va a tener el mismo grado de eficacia, por lo que siempre es aconsejable mantener unas expectativas realistas.

¿Cómo puedo solicitar terapia?

Dentro del amplio equipo de Avance Psicólogos contamos con profesionales de diversas orientaciones. En nuestro centro podrás encontrar personas que incluyen las Técnicas de Integración Cerebral en su repertorio de herramientas de intervención. Además de esto, contamos con terapeutas de otras corrientes que también pueden enfocar tus dificultades desde otras perspectivas. Sea como sea, tienes a tu disposición diferentes tipos de terapia para elegir aquella que consideres que se ajusta más a tus necesidades.

 En caso de no tener claro por qué tipo de terapia decantarte o a qué terapeuta elegir, nuestro personal de Atención al Paciente está a tu disposición para ayudarte a escoger y ofrecerte la información que necesites. Para ello no tienes más que ponerte en contacto con nuestro centro por cualquiera de las vías de contacto que aparecen en nuestra página web y solicitar una entrevista informativa de cara a iniciar una posible terapia presencial en Madrid o en modalidad online.

 Nuestra Terapia Psicológica Online

Referencias bibliográficas:

 Corrigan, F. y Grand, D. (2013). Brainspotting: Recruiting the midbrain for accessing and healing sensorimotor memories of traumatic activation. Medical Hypotheses, 80(6), 759- 766.

 D’Antoni, F. et al. (2022). Psychotherapeutic techniques for distressing memories: A comparative study between EMDR, Brainspotting, and Body Scan Meditation. International Journal of Environmental Research and Public Health, 19, 1142.

 Gurda, K. (2015). Emerging trauma therapies: Critical analysis and discussion of three novel approaches. Journal of Aggression, Maltreatment & Trauma, 24(7), 773-793.

 Lynn, S. J. et al. (2015). What do people believe about memory? Implications for the science and pseudoscience of clinical practice. The Canadian Journal of Psychiatry, 60(12), 541-547.

¡COMPARTELO!
Andrea Martínez
Andrea Martínez
Andrea Martínez es licenciada en Psicología por la Universidad de Deusto. Posee un Máster en Psicología Clínica Basada en la Evidencia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Salud Sexual y Psicología Clínica por la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Especialista en Terapias Contextuales (ACT, FAP y técnicas Mindfulness) por el Madrid Institute of Contextual Psychology. También se ha formado en Psicología Afirmativa en Diversidad Sexual y de Género por el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid. Desde 2019 forma parte del equipo de Avance Psicólogos ofreciendo terapia psicológica, sexológica y de pareja con perspectiva de género. Además, ejerce como divulgadora y formadora en varias plataformas relacionadas con la Educación Sexual.
DESCUBRE NUESTRA TERAPIA PSICOLÓGICA PRESENCIAL Y ONLINE
NUESTROS POSTS MÁS RECIENTES
Ir arriba