Bulimia: Definición, síntomas y secuelas

Bulimia
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

¿Quieres información sobre nuestros servicios de Psicoterapia?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible




    La bulimia (del griego βoυλιμíα que significa muy hambriento o con hambre de buey) es un Trastorno de la alimentación que hace referencia a la ingesta compulsiva con atracones.

    Síntomas

    En algunos casos, tras el atracón la persona se provoca el vómito o ingiere laxantes como conducta compensatoria para neutralizar los sentimientos de culpa y el miedo a engordar.

    Se da un patrón de comportamiento en el cual, tras pasar un periodo de ayuno o escasa alimentación, la sensación de hambre acompañada de ansiedad lleva al atracón, para de nuevo tratar de compensar con el ayuno y la baja ingesta de alimentos. En ocasiones con otras conductas compensatorias además de la purga o uso de laxantes, como realizar ejercicio físico, que refuerzan y mantienen los síntomas.

    Nuestra Terapia para Trastornos de Alimentación

    ¿Cuál es el perfil de la persona con bulimia?

    Se da con mayor frecuencia en mujeres, con una historia de miedo a engordar y antecedentes familiares de obesidad. Suele aparecer en la adolescencia o al principio de la edad adulta.

    La presión social y el culto por la imagen, que refieren constantemente a un ideal de belleza femenino de extrema delgadez, provocan la aparición de estos síntomas en chicas adolescentes que por lo general ya presentaban ansiedad y conductas compulsivas. Una baja valoración personal y un perfil dependiente, con tendencia a las atribuciones externas de los logros. Es decir, cualquier cosa que salga bien es gracias a los demás, junto a la preocupación por cumplir las expectativas de los otros y la necesidad de aprobación, facilita la aparición de este trastorno alimentario.

     

    Secuelas y consecuencias

    Repercusión psicológica: los sentimientos de indefensión ante la baja sensación de control sobre este círculo vicioso y los sentimientos de culpa unidos a una elevada ansiedad, con pensamientos recurrentes de miedo a engordar, suelen derivar en depresión.

    Repercusión física: a medio-largo plazo se dan graves problemas de salud como insuficiencia renal, problemas digestivos, erosión dental debido a los vómitos, amenorrea (ausencia de menstruación) y baja densidad ósea entre otros.

    Nuestra Terapia Psicológica

     

    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on linkedin
    Share on whatsapp
    Share on telegram
    Share on email

    DESCUBRE NUESTRA TERAPIA PSICOLÓGICA ONLINE Y PRESENCIAL

    NUESTROS POSTS MÁS RECIENTES

    Ir arriba