Psicología

Beneficios psicológicos de la meditación

Terapia de duelo

Hace miles de años que diversas culturas del mundo (incluso más allá de Asia) practican la meditación.

Pero aún más curiosa que la larga historia de esta tradición, es el hecho de que en las sociedades occidentales de la actualidad la meditación ha adquirido un nuevo papel totalmente separado de la religión. Hoy, la meditación es utilizada también por las ventajas que aporta para el bienestar.

Eh este artículo veremos cuáles son los beneficios psicológicos de la meditación, y por qué la psicoterapia se ha inspirado en esta práctica para ayudar a los pacientes.

Los principales beneficios psicológicos de la meditación

Estas son las diferentes maneras en las que la práctica habitual de la meditación repercute positivamente sobre el bienestar psicológico.

 

  1. Reduce el estrés

Este es uno de los motivos más importantes por los que varios programas de reducción del estrés usados en psicoterapia se inspiran en la meditación.

Y es que meditar implica, entre otras cosas, hacer que nuestra atención pase de estar centrada en aquellas ideas que nos preocupan o nos obsesionan a estar enfocada hacia el aquí y el ahora, aquello que transcurre en el momento presente.

Dicho de otro modo, la meditación contribuye a que nuestro foco atencional se libere y deje de estar sujeto a las dinámicas generadoras de ansiedad que sufrimos cuando hay algo que nos mantiene en estado de alerta constante y excesivo.

 

  1. Ayuda a mantenerse racional durante las decisiones

Otra consecuencia de la capacidad de la meditación para llevarnos a estados de calma es que nos facilita la tarea de tomar decisiones sin dejar que la ansiedad y las emociones intensas condicionen nuestro proceso de elegir qué estrategia o acción adoptar.

Dicho de otro modo, la meditación ayuda a que tomemos decisiones partiendo de información objetiva y no dándole demasiada importancia a inferencias sobre hipótesis poco realistas perro con facilidad para preocuparnos mucho o seducirnos por sus implicaciones.

Esto es muy útil, sobre todo en momentos claves de la vida: elegir un trabajo, elegir una vivienda, decidir qué hacer con una relación personal en crisis, etc.

 

  1. Ayuda a mejorar la calidad del sueño

Meditar también relaja y contribuye a que los síntomas psicológicos y fisiológicos de la ansiedad se reduzcan, por lo que es una muy buena idea dedicarle a esta actividad unos minutos poco antes de irse a dormir.

De esta manera, quedan reducidas las posibilidades de sufrir por el insomnio o despertarse frecuentemente durante la noche. La meditación supone una especie de “reseteo” para el sistema nervioso, con lo que es fácil conciliar el sueño dejando atrás la rumiación, las ideas intrusivas, la obsesión por el perfeccionismo, etc.

 

  1. Permite modular el dolor

La manera en la que experimentamos el dolor está mediada por el modo en el que gestionamos nuestro foco atencional. Por eso, la meditación resulta útil en casos de dolor crónico, por ejemplo, ya que sirve para restarle protagonismo al estímulo doloroso, que pierde la capacidad para captar la atención en favor de algún otro estímulo más gratificante.

 

  1. Favorece la conexión emocional

Otro de los beneficios psicológicos de la meditación es que, si bien en el momento de practicarlo no se aplica un gran esfuerzo a reflexionar acerca de las acciones de los demás, sí permite adoptar un distanciamiento emocional que ayuda a ver los hechos de una manera más neutral y libre de presuposiciones y prejuicios.

Así, quien medita entra en una mentalidad por la cual se tiende menos a ver dramas allí donde simplemente hay acciones e interacciones entre personas. El hecho de aceptar que nadie es perfecto y que no tenemos por qué obsesionarnos con aspectos como la venganza o la hostilidad contribuye a acercar posturas y a ser capaces de crear situaciones que propicien la empatía, el ponerse en el lugar de otros.

 

  1. Puede ayudar a combatir adicciones

Varios estudios señalan que la meditación puede ser una herramienta muy valiosa a la hora de combatir el craving, el malestar generado por la abstinencia tras pasar un tiempo sin consumir sustancias adictivas como el alcohol u otras drogas.

Es posible que este efecto esté relacionado con la capacidad de la meditación a la hora de inducir hacia estados de relajación y combatir la ansiedad: tras pasar por varias experiencias en las que los síntomas del síndrome de abstinencia se asocian con las sensaciones relajantes y potencialmente placenteras de la meditación, progresivamente se va dejando de temer todo lo que normalmente se vincula al craving.

¿Cómo empezar a meditar?

Afortunadamente, hoy en día resulta muy fácil aprender los fundamentos de la meditación y empezar a experimentar sus beneficios psicológicos a corto y medio plazo. Por ejemplo los psicólogos pueden entrenar en esta práctica tanto en sesiones de psicoterapia como en talleres y cursos realizados para colectivos.

De esta manera, de la mano de expertos en la meditación y las técnicas de relajación asociadas a esta, poco a poco se va adquiriendo soltura y autonomía a la hora de meditar prácticamente en cualquier momento, simplemente buscando un lugar relativamente tranquilo.

Y es que los beneficios de la meditación pueden ser disfrutados tanto en terapia como fuera de ella, una vez se ha recibido el entrenamiento correspondiente. ¡Nunca es tarde para empezar!

Referencias bibliográficas:

       Davidson, R.J. (2008). Buddha’s Brain: Neuroplasticity and Meditation. IEEE Signal Process Mag, 25(1): 176 – 174.

       Wachs, K. y Cordova, J.V. (2007). Mindful relating: exploring mindfulness and emotion repertoires in intimate relationships. Journal of Marital and Family Therapy, 33(4): 464 – 481.

       Zgierska, A., Rabago, D., Zuelsdorff, M., y Coe, C. (2008). Mindfulness Meditation for Alcohol Relapse Prevention: A Feasibility Pilot Study. Journal of Addiction Medicine, 2(3): 165 – 173.

Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación Hace miles de años que diversas culturas del mundo (incluso más allá de Asia) practican la meditación. Pero aún más curiosa que la larga historia de esta tradición, es el

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse? La ideación suicida, o existencia de pensamientos relacionados con el suicidio de uno mismo, es una de las manifestaciones más claras de que alguien

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja? Los primeros años de vida conforman una etapa clave en lo que respecta al desarrollo de las características psicológicas más importantes. Por ello, es muy importante

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad? El miedo a la oscuridad en los niños y niñas es uno de los fenómenos más habituales que causan problemas a los padres y madres a la

Mas de 20 Años .

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • Alcalá 165, 2º A
  • 91 532 76 14
psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




¡LLÁMANOS!

Avance Psicólogos se encuentra habilitado como Centro Sanitario por la Comunidad de Madrid con el número de Registro CS-157833

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • 91 532 76 14
  • Alcalá 165, 2º A. 28009. Madrid
  • info@avancepsicologos.com

Síguenos en

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Copyright © 2019 Avance Psicólogos Madrid | Autorizado como Centro Sanitario por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, con nº de Registro: CS-157833

Terapia de duelo

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

La ideación suicida, o existencia de pensamientos relacionados con el suicidio de uno mismo, es una de las manifestaciones más claras de que alguien planea terminar con su vida de manera deliberada.

En estos casos hay que actuar con cuidado, ya que a pesar de que haya quien no se toma estas señales de alerta cuando las ve expresadas por sus amigos o familiares, son en realidad un síntoma muy a tener en cuenta y que debe ser tomado en serio.

A lo largo de las siguientes líneas veremos varios consejos acerca de qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse, con ideas acerca del modo en el que le podemos dar apoyo de la mejor manera.

Qué hacer si un amigo o familiar dice querer suicidarse

Aunque cada persona es única y no existan recetas mágicas para hacer que quien se siente infeliz y desesperanzado deje de sentirse mal en cuestión de minutos, sí existen estrategias que sirven para reducir las probabilidades de que alguien termine quitándose la vida.

Es este último el principal objetivo que debemos fijarnos a la hora de dar asistencia a un familiar o amigo con ideación suicida, ya que es la amenaza más grave; una vez superada la fase en la que alguien piensa en suicidarse, es posible trabajar para contribuir a que sea feliz.

Y es que cuando un ser querido expresa sus deseos de terminar con su vida, no hay que pretender hacer que vea su existencia de una manera radicalmente optimista gracias a lo que vayamos a decirle, sino que debemos fijarnos una meta más modesta: que quiera seguir viviendo.

Así pues, en estos consejos que veremos a continuación hablaremos de maneras en las que ganar tiempo y contribuir que ese familiar o amigo se involucre en actividades que le hagan querer levantarse cada mañana.

  1. Determina el grado de urgencia

Cuando alguien cercano s nosotros dice que quiere suicidarse, esto siempre tiene que ser visto como una señal de alerta que nos lleve a no dejar parar tiempo antes de hacer algo para velar por su integridad. In embargo, hay ocasiones en las que hay una especial necesidad de actuar rápido.

Por eso, antes de nada, párate a valorar si la persona quiere suicidarse en cuestión de segundos o minutos, o si no es el caso. Para saberlo, puedes fijarte en su lenguaje no verbal. La mayoría de las personas que quieren suicidarse están muy tensas y nerviosas durante los momentos anteriores a intentar quitarse la vida, y si te comunican tus intenciones en este periodo, seguramente presentarán síntomas como temblor de voz, sudores fríos, tensión muscular o temblores por todo el cuerpo, etc.

No hace falta que todos estos fenómenos se den a la vez para que asumas el peor escenario posible. Eso sí, el llanto no suele implicar ansiedad, y se corresponde con el bajo estado de ánimo que expresa sus ideas de suicidio, de modo que es algo frecuente en quienes ni siquiera han fijado una fecha para intentar darse muerte.

A su vez, pregúntale a la persona cómo se siente y qué ha pensado hacer exactamente. De esta manera tendrás una visión más objetiva y completa de lo que ocurre, y le darás la oportunidad de convencerte de que no quiere suicidarse en el momento.

Si ves que la vida de ese familiar o amigo corre peligro en ese mismo momento, además de quedarte con esa persona hasta que se calme (algo que debes hacer en todos los casos), es importante que te pongas en contacto con profesionales que puedan intervenir de inmediato, mediante un número de teléfono de emergencias. También puedes acompañar a tu familiar o amigo al hospital más cercano.

 

  1. Avisa a otros familiares o amigos

Avisa a más gente, aunque no de manera indiscriminada; solamente a quienes crees que sean bienvenidos por tu familiar o amigo, y cuya presencia en una situación así no constituya una violación de su intimidad. Si esa persona es menor, avisa a sus padres o a su tutor, alguien con la patria potestad.

Con un grupo reducido de personas, es más fácil dar apoyo y acompañar a alguien que se plantea el suicidio.

 

  1. Comprueba si hay drogas involucradas en su estado de ánimo

Si crees que en este caso la ideación suicida ha aparecido a causa del consumo de sustancias, es aún más importante acudir a un hospital. En primer lugar, de esta manera se interviene sobre los procesos químicos producidos en el cerebro por esa sustancia, y que pueden dañar al sistema nervioso o incluso producir la muerte. En segundo lugar, así se evita que la persona intente suicidarse inmediatamente, en un arrebato, debido a su estado alterado de consciencia.

 

  1. No seas condescendiente ni te lo tomes a broma

Hacer ver que ese familiar o amigo hubiese dicho una tontería o una ridiculez para así intentar quitarle importancia al motivo por el que se siente triste es una muy mala idea. No hay que restarle valor a la manera en la que esa persona se siente, porque hacer lo contrario solo conllevará que deje de hablar con nosotros de ese tema, volviendo más imprevisible su comportamiento en un futuro.

 

  1. No juzgues

Estas situaciones en las que alguien cercano a nosotros nos confiesa sus ganas de suicidarse son el peor contexto en el que dar lecciones de moral. Acepta lo que escuchas aunque vaya en contra de tu sistema de valores: la prioridad es hacer que la persona se sienta apoyada y, a partir de nosotros, busque una ayuda que vaya más allá de esa conversación.

 

  1. Acompaña a esta persona a terapia

Todos estos consejos desembocan en la intervención profesional por parte de psicólogos y psiquiatras. No hay que asumir que alguien que piensa en terminar con su vida se recuperará de manera espontánea: el riesgo es demasiado elevado, y pase lo que pase, sufrirá mucho y durante mucho tiempo si no recibe ayuda profesional.

Durante los próximos días, acompaña a esa persona y contribuye a su proceso de recuperación siguiendo las indicaciones de los profesionales de la salud mental que lo traten.

Referencias bibliográficas:

  • Bobes, G.J.; Giner Ubago, J.; Saiz Ruiz, J.; (2011). Suicidio y Psiquiatría. Recomendaciones preventivas y de manejo del comportamiento suicida. Madrid: Triacastela.
  • Herrera, R.; Ures, M.B. y Martínez, J.J. (2015). El tratamiento del suicidio en la prensa española: ¿efecto Werther o efecto Papageno? Rev.Asoc.Esp.Neuropsiq., 35(125). 123-134.
Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación Hace miles de años que diversas culturas del mundo (incluso más allá de Asia) practican la meditación. Pero aún más curiosa que la larga historia de esta tradición, es el

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse? La ideación suicida, o existencia de pensamientos relacionados con el suicidio de uno mismo, es una de las manifestaciones más claras de que alguien

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja? Los primeros años de vida conforman una etapa clave en lo que respecta al desarrollo de las características psicológicas más importantes. Por ello, es muy importante

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad? El miedo a la oscuridad en los niños y niñas es uno de los fenómenos más habituales que causan problemas a los padres y madres a la

Mas de 20 Años .

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • Alcalá 165, 2º A
  • 91 532 76 14
psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




¡LLÁMANOS!

Avance Psicólogos se encuentra habilitado como Centro Sanitario por la Comunidad de Madrid con el número de Registro CS-157833

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • 91 532 76 14
  • Alcalá 165, 2º A. 28009. Madrid
  • info@avancepsicologos.com

Síguenos en

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Copyright © 2019 Avance Psicólogos Madrid | Autorizado como Centro Sanitario por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, con nº de Registro: CS-157833

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

Los primeros años de vida conforman una etapa clave en lo que respecta al desarrollo de las características psicológicas más importantes. Por ello, es muy importante que durante la niñez y la adolescencia se disponga de una buena autoestima.

 

Sin embargo, es muy frecuente que padres y madres noten cómo su hijo o hija se valora menos de lo normal, asumiendo ideas pesimistas sobre sus propias capacidades y cualidades positivas.

 

Así pues, hay una duda muy común en lo que se refiere a los procesos de crianza: ¿qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja? En este artículo repasaremos algunas ideas clave para comprender cómo afrontar este problema.

La autoestima en la infancia y la adolescencia

El modo en el que aprendemos a relacionarnos con el entorno y con los demás durante la infancia y la adolescencia tiene un papel muy importante en el desarrollo de nuestra personalidad. Durante la infancia y la adolescencia, concretamente, las relaciones que establecemos con las personas de nuestra edad (normalmente, compañeros de clase) dan forma a las actitudes que adoptamos acerca de nuestra propia identidad, quiénes somos y qué podemos llegar a hacer.

 

Y es que en nuestros primeros años de vida, la manera en la que percibimos que nos perciben tiene un fuerte impacto emocional en nosotros, para bien o para mal. Si creemos que el resto de personas adopta una actitud hostil o de desinterés al vernos o al conversar con nosotros, eso nos lleva a la conclusión de que el origen de esa antipatía nace en buena parte de un problema en nuestra manera de ser; y si la reacción de los demás es favorable, también asociamos esa sensación satisfactoria a la idea del “Yo”.

 

En definitiva, en comparación a lo que ocurre en la adultez, etapa en la que lo que los demás piensen de nosotros no nos resulta tan importante, en la infancia y en la adolescencia se es más sensible a lo que ocurre en nuestra vida social.

 

Situaciones como el bullying, la creencia de que el resto de niños son mejores que uno en las notas o en los deportes, o la falta de amigos y la sensación de soledad, son desencadenantes habituales de problemas de baja autoestima.

 

Pero a pesar de que las relaciones interpersonales con el resto de niños o jóvenes de la misma edad tiene un peso muy importante en la valoración de uno mismo, como padres y madres podemos contribuir a que la autoestima de los pequeños quede reforzada y no se vea sesgada por el pesimismo. Veamos algunos consejos al respecto

Mi hijo tiene baja autoestima: ¿qué hacer?

Estas son algunas pautas y consejos a aplicar en tus hábitos de crianza y educación en casa.

 

  1. No favorezcas las comparaciones

Ensalzar las virtudes de un hijo o hija con problemas de autoestima comparando sus virtudes con las de otros que teóricamente son peores en algo, resulta contraproducente.

 

El motivo es que a pesar de que lo que estamos diciendo con ello es que nuestro hijo o hija destaca positivamente en algo, a la vez se está reforzando la idea de que el valor de alguien depende de criterios basados en la competición. Y como en ese momento el o la menor de edad tiene una autoestima baja, seguirá aplicando esa clase de razonamientos comparativos a partir de un sesgo pesimista. Es decir, establecerá más comparaciones al notar que los otros son mejores en algo, y no tantas cuando sea él o ella quien destaque.

 

Por supuesto, intentar motivar a un hijo a volverse más apto para ciertas tareas intentando que se sienta mal por no poder hacerlas como el resto de los jóvenes de su edad, es totalmente desaconsejable.

 

  1. Ayuda a que se involucre en algo que le guste

Muchas veces, los problemas de autoestima llegan por no darse la oportunidad de desarrollar habilidades aplicadas a tareas que produzcan interés o satisfacción en nuestros hijos.

 

Por ejemplo, si la única actividad de ocio en la que se involucra nuestro hijo son los partidos de fútbol del recreo y no le gusta ese deporte, fácilmente asumirá que no vale para nada.

 

Pero si como padres y madres le descubrimos que hay muchas otras actividades estimulantes, probablemente encontrará al menos una que le despierte interés y en la que pueda ir aprendiendo, notando su progresión de mejora y la dificultad ascendente de aquellas tareas que puede optar a realizar.

 

  1. No penalices por los errores

Más allá del incumplimiento de las normas de convivencia o de los errores que ponen en riesgo su integridad, es importante que como padres y madres no penalicemos a nuestros hijos por hacer las cosas mal (por ejemplo, por hacer mal un ejercicio de matemáticas, o por no poder chutar bien una pelota).

 

Y es que estas experiencias ya aportan en sí mismas la ligera experiencia desagradable que puede estimular el aprendizaje; no hace falta añadir más malestar, además de que sería poco ético “castigar” a los pequeños por hacer algo que no perjudica a nadie más que a ellos. Equivocarse es parte del proceso de aprender, y la infancia está llena de estas situaciones.

 

  1. Demostrar apoyo incondicional

Como padres y madres, nuestro rol fundamental es el de proporcionar sustento material y amor, un vínculo afectivo gracias al cual los más jóvenes puedan sentirse seguros. Por eso, pasar tiempo en familia y expresar este amor de manera clara resulta en sí mismo algo que contribuye a subir la autoestima.

 

  1. Reconocer sus errores de manera honesta

Es importante demostrar tener una mirada honesta sobre las imperfecciones de nuestros hijos.

 

Exagerar sus virtudes de una manera demasiado insistente y extrema solo servirá para que los pequeños noten estas imposturas y dejen de tener en cuenta la opinión de sus padres, sintiéndose más perdidos y faltos de referencias.

 

  1. Ir al psicólogo si es necesario

Hay ocasiones en las que es necesario contar con ayuda profesional, lo cual no significa que el o la joven en cuestión tenga ninguna patología mental ni un síndrome que no se vaya a curar.

 

Eso sí, incluso en estos casos en los que se va al psicólogo, la tarea de intervenir sobre la baja autoestima no es tanto del psicoterapeuta como de los más jóvenes, y de sus padres durante el tiempo que pasen juntos en el hogar.

La terapia infanto-juvenil crea los contextos en los que es posible reforzar la autoestima, pero la implicación de todas las partes involucradas es crucial.

Referencias bibliográficas

  • Branden, N. (1995). Los seis pilares de la autoestima. Barcelona: Paidós.
  • Cava, M. J., y Musitu, G. (2000). La potenciación de la autoestima en la escuela. Barcelona: Paidós.
Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación Hace miles de años que diversas culturas del mundo (incluso más allá de Asia) practican la meditación. Pero aún más curiosa que la larga historia de esta tradición, es el

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse? La ideación suicida, o existencia de pensamientos relacionados con el suicidio de uno mismo, es una de las manifestaciones más claras de que alguien

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja? Los primeros años de vida conforman una etapa clave en lo que respecta al desarrollo de las características psicológicas más importantes. Por ello, es muy importante

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad? El miedo a la oscuridad en los niños y niñas es uno de los fenómenos más habituales que causan problemas a los padres y madres a la

Mas de 20 Años .

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • Alcalá 165, 2º A
  • 91 532 76 14
psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




¡LLÁMANOS!

Avance Psicólogos se encuentra habilitado como Centro Sanitario por la Comunidad de Madrid con el número de Registro CS-157833

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • 91 532 76 14
  • Alcalá 165, 2º A. 28009. Madrid
  • info@avancepsicologos.com

Síguenos en

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Copyright © 2019 Avance Psicólogos Madrid | Autorizado como Centro Sanitario por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, con nº de Registro: CS-157833

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

El miedo a la oscuridad en los niños y niñas es uno de los fenómenos más habituales que causan problemas a los padres y madres a la hora de acostar a sus pequeños. Además, no solo aparece cuando toca ir a dormir: se nota incluso en la autonomía de movimiento de los hijos pequeños, en su manera de evitar pasar por galerías oscuras (aunque necesiten atravesar una para llegar a su casa o habitación)

Ahora bien… ¿por qué algunos niños temen a la oscuridad? ¿Qué experiencias o ideas desencadenan este temor? Este es el tema que exploraremos a continuación.

El miedo extremo a la oscuridad y la nictofobia

Tal y como pasa con todos los problemas relacionados con el miedo y la ansiedad, el temor a la oscuridad es un espectro de grises: puede ir desde un extremo en el que resulta insoportable y no permite llevar una vida normal, hasta otro en el que, aunque está presente, solo genera una cierta incomodidad y no tiene un impacto significativo en la calidad de vida.

Cuando este miedo es lo suficientemente intenso, hablamos de nictofobia, mientras que el concepto de “miedo a la oscuridad” abarca todos los casos, desde los que resultan patológicos hasta los que no dan grandes problemas.

En los niños y niñas, el miedo extremo a la oscuridad es mucho más común que en los adultos y en los adolescentes, y sus causas también acostumbran a ser diferentes. El sistema cognitivo con el que los pequeños perciben e interpretan el mundo que los rodea es distinto a los de quienes ya han pasado la adolescencia, y presenta más puntos vulnerables por los que se puede colar el temor.

  • Sin embargo, los síntomas del miedo a la oscuridad son relativamente parecidos en niños y en adultos. Estos síntomas son los siguientes:
  • Temblores
  • Sudores fríos
  • Subida de la presión sanguínea
  • Subida de la frecuencia cardíaca
  • Llanto
  • Mareos
  • Pensamientos catastrofistas (anticipación de heridas o de muerte)
  • Tendencia a evitar sitios oscuros
  • Ganas de huir al estar en un sitio oscuro.

Así pues, el miedo a la oscuridad en niños será un problema cuando aparezcan varios de estos síntomas (no necesariamente todos) y sean lo suficientemente intensos y frecuentes como para afectar a su calidad de vida y, por extensión, a la de sus cuidadores.

Por qué aparece el temor a la oscuridad en niños y niñas?

Una vez hemos visto en qué consiste el miedo a la oscuridad, que en casos extremos puede llegar a ser considerado nictofobia, veamos cuáles son las causas más frecuentes de que aparezca este tipo de malestar.

 

  1. Pensamiento mágico

En psicología infantil, uno de los aspectos de la mente de los niños que más se estudia es el modo en el que los pequeños razonan al margen de los esquemas de la lógica que utilizan los adultos. Y es que los niños y niñas creen en un mundo en el que los fenómenos mágicos son posibles: las ideas representadas en el lenguaje pueden cobrar vida y materializarse en el mundo real. Y una de las consecuencias de esto es que tienden a pensar que los monstruos que se imaginan pueden llegar a existir y a suponer una amenaza.

Sin embargo, normalmente los niños y niñas saben que estas criaturas mágicas no son iguales que el resto de seres vivos: a fin de cuenta, han llegado a su mundo a través del pensamiento mágico, y no a través de la observación directa. Por eso, asumen que los monstruos tienden a esconderse y a aparecer solo en situaciones en las que no están a la vista de todos. Los dormitorios oscuros, los armarios o el hueco de debajo de la cama son parte de los espacios más recurrentes en los que los pequeños se imaginan que hay algo maligno acechando.

Esta característica del pensamiento mágico por el cual los símbolos y las ideas abstractas podrían existir materialmente en el mundo real es algo que favorece la aparición del miedo a la oscuridad, porque hace que los pensamientos catastróficos de nuestros hijos pequeños estén llenos de imágenes horribles que se traducen en un miedo a los ataques físicos.

 

  1. Miedo a las sorpresas

Otra de las causas del miedo a la oscuridad, también  relacionada con la anterior, es que allí donde no hay luz podemos toparnos con estímulos desagradables de inmediato, sin verlos venir.

Esto hace que algunos niños y jóvenes entren en un estado de hipervigilancia: no solo sienten que deben detectar ciertos peligros, sino que además deben hacerlo concentrándose mucho para verlos venir y reaccionar teniendo el suficiente tiempo por delante como para evitar el contacto físico.

 

  1. Sensación de separación de los padres

En general, los pequeños de la casa no solo le temen a la oscuridad: le temen a la desprotección y la vulnerabilidad de estar en un lugar en el que no pueden ver nada y en el que por consiguiente sus padres y madres (sus figuras protectoras de referencia) tampoco pueden ver.

Estar en un lugar oscuro no solo nos separa de nuestro entorno, también nos aísla de los demás. Y en la infancia, la necesidad de tener un vínculo constante con los padres o con alguna figura de protección adulta resulta muy importante.

 

  1. Experiencias traumáticas

Aunque son relativamente menos frecuentes que las anteriores causas del miedo a la oscuridad en los niños, las experiencias traumáticas vividas en la oscuridad también pueden dejar una marca en el comportamiento de los niños. Si una de estas situaciones ligadas a un alto nivel de ansiedad se asocia al concepto de la oscuridad, es más probable que se sienta un gran malestar al estar en un lugar con falta o ausencia de luz.

¿Qué hacer?

En caso de que un niño o niña experimente un intenso miedo a la oscuridad, lo recomendable es acudir a psicoterapia infantil. Los psicólogos especializados en este ámbito cuentan con las herramientas y las estrategias necesarias para hacer que los pequeños “desaprendan” este temor.

Referencias bibliográficas:

Cavallo, Vicente (1998). International Handbook of Cognitive and Behavioural Treatments for Psychological Disorders. Pergamon.E. Birren y K. W. Schaie (Eds.), Handbook of the psychology of aging. Nueva York: Academic Press.

Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación Hace miles de años que diversas culturas del mundo (incluso más allá de Asia) practican la meditación. Pero aún más curiosa que la larga historia de esta tradición, es el

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse? La ideación suicida, o existencia de pensamientos relacionados con el suicidio de uno mismo, es una de las manifestaciones más claras de que alguien

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja? Los primeros años de vida conforman una etapa clave en lo que respecta al desarrollo de las características psicológicas más importantes. Por ello, es muy importante

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad? El miedo a la oscuridad en los niños y niñas es uno de los fenómenos más habituales que causan problemas a los padres y madres a la

Mas de 20 Años .

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • Alcalá 165, 2º A
  • 91 532 76 14
psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




¡LLÁMANOS!

Avance Psicólogos se encuentra habilitado como Centro Sanitario por la Comunidad de Madrid con el número de Registro CS-157833

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • 91 532 76 14
  • Alcalá 165, 2º A. 28009. Madrid
  • info@avancepsicologos.com

Síguenos en

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Copyright © 2019 Avance Psicólogos Madrid | Autorizado como Centro Sanitario por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, con nº de Registro: CS-157833

¿Es efectiva la psicoterapia en casos de baja autoestima?

Psicoterapia para casos de autoestima

Los problemas de baja autoestima son parte de los motivos más frecuentes por los que personas de todas las edades acuden a terapia psicológica.

Y es que valorarse poco a uno mismo no solo causa un significativo malestar; además, se traduce en dinámicas de comportamiento que traen muchos problemas tanto en el ámbito personal como laboral.

Ahora bien… ¿Es efectiva la psicoterapia en casos de baja autoestima? ¿Hasta qué punto los psicólogos pueden ayudar a reforzar la autoestima, y qué estrategias utilizan para conseguirlo? Veámoslo en las siguientes líneas

¿Qué son los problemas de autoestima?

La autoestima es la valoración que hacemos de nuestro autoconcepto, es decir, del concepto de nosotros mismos que tenemos. Si el autoconcepto es el conjunto de ideas y de creencias que hacen referencia a cómo es uno mismo, la autoestima es el componente valorativo y emocional que se aplica sobre esa descripción del “Yo”.

Por otro lado, entendemos por problemas de autoestima un patrón de valoración del “Yo” que da problemas por desgastar la calidad de vida de la persona que lo experimenta en sus carnes, y/o la del resto de personas de su entorno. Es decir, consiste en tener un nivel de autoestima que no encaja con un modo de vida satisfactorio o que no es fácil de integrar en relaciones sociales significativas y armoniosas.

En teoría, este desajuste entre autoestima y capacidad para adaptarse al entorno de una manera adecuada y gratificante puede darse tanto por autoestima excesivamente inflada como por baja autoestima. A la práctica, sin embargo, los problemas por baja autoestima son mucho más frecuentes en personas que buscan ayuda profesional en psicoterapia.

Además, si bien los problemas de baja autoestima pueden darse sin ir de la mano de otros problemas psicológicos, muchas veces surgen junto a la depresión, trastornos de la conducta alimentaria como la anorexia o la bulimia, el Trastorno Obsesivo-Compulsivo o las adicciones.

La efectividad de la psicoterapia en el tratamiento de la baja autoestima

A la hora de tratar en psicoterapia los problemas de baja autoestima, en psicología se suele optar por la terapia cognitivo-conductual adaptada a las características de esta forma de malestar.

La función de la terapia cognitivo-conductual es intervenir en dos ámbitos de la psicología humana: los procesos mentales, o parte cognitiva, y los procesos comportamentales, o parte conductual.

Por ejemplo, si una persona llega a la consulta de un psicólogo con la voluntad de tratar su baja autoestima, el psicoterapeuta aplicará estrategias que lleven al paciente a adoptar estilos de comportamiento que no alimenten esa percepción negativa de uno mismo, a la vez que le ayudará a cuestionar esas creencias limitantes que le llevan a dar por supuesto que vale poco como ser humano.

Es decir, que por un lado se actúa en el componente dinámico del modo en el que el paciente suele relacionarse con el entreno y con los demás, y en el componente relativamente estático de las creencias pesimistas ligadas al autoconcepto, del estilo de “no valgo nada”, “soy incapaz de gustar a otros” o “no le importo a nadie”.

¿Es eficaz esta psicoterapia para tratar la baja autoestima? Los estudios científicos realizados sobre este tema indican que sí,  dado que las personas que pasan por este tratamiento psicológico tienen un mejor funcionamiento autónomo, presentan menos tendencia a manifestar síntomas depresivos, y tienen menos probabilidades de presentar otros trastornos mentales.

Estos efectos de la psicoterapia aparecen porque gracias al trabajo de los psicólogos tanto en el área del comportamiento como en el área de los patrones de pensamiento y de percepción de la realidad, los pacientes se exponen a más experiencias capaces de evidenciar sus propias virtudes y a la vez son más capaces de detectar estas señales de la propia valía y de reconocerlas como tales.

De esta manera, se ha de romper con el círculo vicioso de quienes por problemas de autoestima se aíslan de los demás, no toman la iniciativa de empezar proyectos estimulantes, y asumen que cualquier expresión de sus propias virtudes (poco frecuentes, dado su modo de vida pasivo) son en realidad producto de la suerte o de la intervención de otras personas.

¿Cómo se trabajan estos problemas en terapia psicológica?

Estas son algunas de las estrategias que utilizan los psicólogos para contribuir a que los pacientes con baja autoestima adopten una manera más adaptativa y realista de quiénes son y de qué son capaces.

1. Reestructuración Cognitiva

La Reestructuración Cognitiva tiene como objetivo hacer que el paciente se cuestione ciertas creencias a las que se ha estado aferrando mucho tiempo a pesar de que no son realistas y le causan dolor o problemas en la interacción con los demás.

Y es que muchas personas tienen baja autoestima, entre otras cosas, porque dan por supuesto ideas  que definen su propia identidad y que resultan poco razonables.

2. Entrenamiento en habilidades sociales

La autoestima está formada a partir de la interacción con lo que nos rodea, y por lo tanto, también a partir de la interacción con los demás. El modo en el que percibimos cómo nos ven influye mucho en el autoconcepto.

Por eso, en psicoterapia para casos de autoestima se contribuye a mejorar el modo en el que la persona se relaciona con los demás y valora esas relaciones personales: a veces, el hecho de que según quien no nos acepte es de hecho algo positivo, mientras que la actitud positiva que otras personas tienen hacia nosotros nos puede pasar desapercibida por no atrevernos a profundizar en esas relaciones.

3. Activación conductual

Esta herramienta terapéutica se utiliza mucho en personas que además de baja autoestima presentan síntomas depresivos. Consiste en crear contextos en los que el paciente se anime a involucrarse en actividades estimulantes capaces de poner en relieve las cualidades positivas de uno mismo: empezar un programa de entrenamiento, empezar a dibujar, etc.

En todos estos casos, ver el progreso y el perfeccionamiento de ciertas habilidades en relativamente poco tiempo (al ser actividades que antes no formaban parte de la rutina que se seguía) refuerzan la autoestima.

Referencias bibliográficas

  • Orth, U., Trzesniewski, K.H., Robins, R.W. (2010). Self-esteem development from young adulthood to old age: A cohort-sequential longitudinal study. Journal of Personality and Social Psychology, 98(4), 645-658.
  • Waite, P. (2012). Cognitive behavior therapy for low self-esteem: A preliminary randomized controlled trial in a primary care setting. Journal of Behavior Therapy and Experimental Psychiatry 43(4): 1049 – 1057.
Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación Hace miles de años que diversas culturas del mundo (incluso más allá de Asia) practican la meditación. Pero aún más curiosa que la larga historia de esta tradición, es el

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse? La ideación suicida, o existencia de pensamientos relacionados con el suicidio de uno mismo, es una de las manifestaciones más claras de que alguien

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja? Los primeros años de vida conforman una etapa clave en lo que respecta al desarrollo de las características psicológicas más importantes. Por ello, es muy importante

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad? El miedo a la oscuridad en los niños y niñas es uno de los fenómenos más habituales que causan problemas a los padres y madres a la

Mas de 20 Años .

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • Alcalá 165, 2º A
  • 91 532 76 14
psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




¡LLÁMANOS!

Avance Psicólogos se encuentra habilitado como Centro Sanitario por la Comunidad de Madrid con el número de Registro CS-157833

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • 91 532 76 14
  • Alcalá 165, 2º A. 28009. Madrid
  • info@avancepsicologos.com

Síguenos en

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Copyright © 2019 Avance Psicólogos Madrid | Autorizado como Centro Sanitario por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, con nº de Registro: CS-157833

Psicoterapia para casos de autoestima

Los beneficios psicológicos de la lectura

Beneficios de la lectura

Si el ser humano es lo que es, esto es gracias en buena parte, de nuestra habilidad aprendida de leer y escribir.

Toda nuestra sociedad funciona gracias al hecho de que podemos utilizar la escritura como un sistema de “memoria extendida”, con el que podemos almacenar una cantidad prácticamente ilimitada de información de todo tipo independientemente de las limitaciones de nuestra propia memoria. 

 

Los 10 beneficios de la lectura

Por ello, y porque buena parte de nuestro funcionamiento social se explica gracias a la existencia de estos escritos, en este artículo veremos cuáles son los beneficios psicológicos de la lectura; el modo en el que leer nos aporta ventajas que van más allá del placer o de la necesidad de saber algo en un momento puntual.

Estos son los principales beneficios psicológicos que el hábito de la lectura nos aporta en nuestro día a día.

 

1. Nos ayuda a relajarnos

La lectura puede ser una poderosa aliada contra los efectos perjudiciales del exceso de estrés y ansiedad. Nos permite desconectar en cuestión de pocos minutos, sumergirnos en un tema de interés y permitir que nuestro foco de atención deje de estar fijado en aquello que nos lleva preocupando durante mucho rato.

En cierto sentido, leer puede llegar a ser una experiencia similar a la meditación, pues nos ayuda a ganar control sobre nuestra atención y nos separa de nuestras obsesiones para poder centrarnos en el aquí y el ahora.

Así, al terminar de leer, afrontamos nuestros problemas con energías renovadas y sin estar condicionados por el hecho de haber estado atrapados en el mismo bucle mental una y otra vez durante mucho tiempo.

2. Ayuda a retrasar el desgaste cognitivo

Leer mucho no solo permite llegar a conocer cosas que nunca llegaríamos a saber si no fuese por la existencia de ciertos textos; además, nos ayuda a tener un “mapa mental” más enriquecido, en el que cada concepto o idea que hemos interiorizado está conectado a más conceptos o ideas.

Esto es así porque leer nos expone a conceptos que probablemente nunca habríamos aprendido de otra manera, y cada uno de estos nuevos conceptos se basa a su vez en la combinación de las propiedades de otros conceptos. 

De esta manera, nuestra mente pasa a estar compuesta por una red de ideas más densa, en la que es posible encontrar varias “rutas mentales” que van de una idea a otra. Y esto, por lo que se ha visto, ayuda a combatir los efectos del desgaste cognitivo producido por la edad, e incluso de las enfermedades neurodegenerativas.

3. Nos ayuda a empatizar

La lectura de ciertos textos escritos desde el punto de vista de personas muy diferentes a nosotros nos permite empatizar con grupos de población que, de otra forma, habrían permanecido totalmente desconocidas para nosotros.

Así, se pasa de no comprender las inquietudes y manera de pensar de una parte de la sociedad, a haber pasado por el proceso de compartir motivaciones, esperanzas y preocupaciones; los textos ofrecen el espacio suficiente para introducirnos en el contexto social de esos sujetos, de manera que es más fácil comprender la mentalidad de quienes viven inmersos en esas situaciones.

4. Nos ofrece un ritual para conciliar el sueño

La lectura de algunos tipos de texto puede llegar a ser útil para conciliar el sueño, si adoptamos el hábito de leer durante unos minutos justo antes de dormir. Nos involucra en una actividad en la que el cuerpo queda más o menos inmóvil y nos dedicamos solo a experimentar imágenes que acceden a nuestra consciencia gracias a una fuente de estímulos externa. 

Por eso, si estamos predispuestos a dormir, es fácil que sin darnos cuenta nos quedemos con la experimentación de imágenes desligadas de nuestro entorno y que cada vez tienen menos que ver con lo que leemos, hasta que pasan a ser prácticamente sueños surgidos mientras dormitamos.

Eso sí, esto no funciona con lecturas que nos obligan a pensar mucho; lo ideal es recurrir a los libros que narran historias sencillas y escritas de una manera fácil de comprender, lo contrario a libros de no ficción sin historia y que solamente enseñan conceptos abstractos (los cuales también tienen su valor, pero no para conciliar el sueño).

5. Nos ayuda a dominar el lenguaje

No hay que olvidar que la lectura está vinculada a las habilidades mentales relacionadas con el uso del lenguaje. El hábito de leer nos permite aprender nuevas fórmulas lingüísticas para expresar ideas complejas mediante el uso de expresiones que quizás no se nos habrían ocurrido y no habríamos llegado a conocer por nosotros solos.

Esto tiene beneficios tanto en nuestras relaciones personales (nos permite socializar en más contextos y con más gente) y, por supuesto, laborales. Eso sí, para escribir bien no es suficiente con leer; hay que escribir, si bien el hecho de haber leído mucho nos facilita más las cosas.

6. Nos permite aprender rápidamente

Aprender no solo consiste en memorizar mucho en poco tiempo; también consiste en saber dónde encontrar un tipo de información cuando lo necesitamos.

Leer nos expone a muchas fuentes de información diferentes, y de esta manera ayuda a que creemos un “directorio de conocimientos” en nuestra cabeza. Puede que no recordamos toda la información de un texto que hemos leído, pero probablemente sí nos quedará una noción de los temas tratados en esas páginas, de manera que si en el futuro necesitamos acceder a esa información, sabremos dónde buscar.

Referencias bibliográficas:

  • Bolitho, J. (2011). Reading into wellbeing: Bibliotherapy, libraries, health and social connection. Aplis. 24 (2): 89 – 90.
  • Dwivedi, K.N. (1997). The therapeutic use of stories. Nueva York: Routledge.
Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación Hace miles de años que diversas culturas del mundo (incluso más allá de Asia) practican la meditación. Pero aún más curiosa que la larga historia de esta tradición, es el

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse? La ideación suicida, o existencia de pensamientos relacionados con el suicidio de uno mismo, es una de las manifestaciones más claras de que alguien

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja? Los primeros años de vida conforman una etapa clave en lo que respecta al desarrollo de las características psicológicas más importantes. Por ello, es muy importante

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad? El miedo a la oscuridad en los niños y niñas es uno de los fenómenos más habituales que causan problemas a los padres y madres a la

Mas de 20 Años .

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • Alcalá 165, 2º A
  • 91 532 76 14
psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




¡LLÁMANOS!

Avance Psicólogos se encuentra habilitado como Centro Sanitario por la Comunidad de Madrid con el número de Registro CS-157833

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • 91 532 76 14
  • Alcalá 165, 2º A. 28009. Madrid
  • info@avancepsicologos.com

Síguenos en

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Copyright © 2019 Avance Psicólogos Madrid | Autorizado como Centro Sanitario por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, con nº de Registro: CS-157833

Beneficios de la lectura

12 claves para elegir correctamente a tu psicólogo

Elegir psicólogo

Saber cómo elegir al psicólogo que te va a atender en sesiones de psicoterapia es muy importante. Y es que no solo hay que asegurarse de que va a ser un profesional de la asistencia psicológica con la formación y cualificaciones suficientes; además, hay que procurar que sus áreas de trabajo y de especialización sean compatibles con nuestras necesidades. A lo largo de este artículo veremos varias claves para elegir un psicólogo correctamente, y en qué debemos fijarnos para valorar cada opción.

¿Cómo elegir a tu psicólogo?

A la hora debuscar un psicólogo, es importante tener en cuenta los siguientes puntos

1. Asegúrate de que es realmente psicólogo o psicóloga

En España, solo son psicólogos quienes han terminado la carrera de Psicología y por consiguiente tienen el título de Licenciatura o de Grado universitario en esta disciplina. Sin embargo, si lo que buscas es un psicólogo que te trate como paciente, hay algo más que debes tener en cuenta y que veremos en el siguiente consejo.

2. Fíjate en su formación de posgrado

Para dar psicoterapia, es necesario haber pasado al menos por algún programa de formación de posgrado o Máster. Mira en qué áreas ha seguido aprendiendo más allá de las bases que aporta la carrera de Psicología, y busca información sobre los centros e instituciones en los que ha realizado esos posgrados o Másters.

3. Comprueba que da terapia en tu idioma

El idioma en el que se habla no es en sí algo que nos aporte información sobre la profesionalidad y experiencia de un psicólogo o psicóloga, pero no hay que olvidar que en psicoterapia es muy importante entenderse bien

Puestos a elegir un psicólogo, busca psicoterapeutas que hablen muy bien tu idioma materno.

4. Asegúrate de que se ha registrado en el Colegio Oficial de Psicólogos

Todo psicólogo que atienda a pacientes y realice psicoterapia debe tener un número de colegiado en el Colegio Oficial de Psicólogos, entidad que vela por los estándares de calidad de los servicios ofrecidos y por velar por el cumplimiento del código deontológico.

Solo en el caso de que no busques asesoramiento en los ámbitos clínico y de la salud, puedes contar con los servicios de un psicólogo sin colegiar.

5. Mira sus años de experiencia

Hay una gran diferencia entre llevarse dedicando a la psicoterapia durante una década o tener una trayectoria profesional de dos años. Valora el conocimiento que dan las carreras profesionales largas, porque la Psicología no se aprende solo en las clases de la facultad.

6. Fíjate en su especialización

En terapia psicológica hay muchas especializaciones posibles; busca los perfiles profesionales que más se adapten a tu problema o necesidad.

Por ejemplo, si buscas psicólogos para atender a tu hijo en edad escolar, procura que sean expertos en psicoterapia infanto-juvenil, y no solo en pacientes adultos.

7. Comprueba que tiene los medios necesarios

Si buscas un tipo de tratamiento específico, es posible que para llevarlo a cabo se necesite de un equipamiento especial.

Por ejemplo, en el caso de que te interese el uso de Neurofeedback, comprueba que puede realizar ese servicio con los dispositivos electrónicos de los que dispone. Si buscas terapia para las fobias basadas en realidad virtual, lo mismo, etc.

8. Asegúrate de que ofrece objetivos concretos

Es importante consultar el modo en el que trabaja el profesional al que nos estamos planteando acudir en sesiones de psicoterapia, y preguntar de qué manera se establecen las metas a alcanzar

Lo esperable es que en las primeras dos o tres reuniones ya se establezca una meta y un plazo para comprobar si se ha llegado a los objetivos. Que el profesional no se quiera comprometer en este aspecto no es buena señal.

9. Busca opiniones

Hay recursos que siempre son útiles, y el buscar opiniones de otros clientes es uno de ellos. Rastrea por Internet comentarios de otros usuarios haciendo referencia al psicólogo al que te planteas ir, pero no te fíes de una sola persona, porque a fin de cuenta es muy fácil inventarse críticas negativas por mala fe.

10. Asegúrate de que deja claras sus tarifas

Un psicólogo no debería hacer variar sus tarifas dependiendo de su manera de percibir la dificultad del tratamiento, ni de la complejidad del trastorno o problema a tratar. Las tarifas se establecen por tiempo, y normalmente se fijan indicando una cantidad a pagar por una sesión de 50 o 60 minutos.

Esta es una de las claves para elegir un psicólogo más fáciles de llevar a cabo, porque normalmente esta información está disponible en la página web del psicólogo o de su clínica.

11. Fíjate en si usa lenguaje pseudocientífico​

Otro de los consejos para saber elegir psicólogos que tienen que ver con detectar señales de alarma (y por lo tanto, al descarte) es el uso de un lenguaje lleno de conceptos pseudocientíficos o que aluden a una realidad prácticamente mágica

Por ejemplo, ideas como que los trastornos mentales son consecuencia de las vidas pasadas de nuestros antepasados, o que hay que dejar que la energía del trastorno se manifieste en nuestro cuerpo, o que el agua tiene memoria, etc.

Para saber detectarlos fácilmente, hay que recordar que la psicoterapia es fundamentalmente intervención psicológica orientada a desaprender ciertas conductas y a aprender otras, de un modo similar a como lo hacemos incluso inconscientemente en nuestro día a día fuera de la consulta, pero en este caso estando guiados por profesionales de la conducta.

12. No dejes de valorar los resultados

Incluso una vez que ya has elegido a un psicólogo y se ha iniciado el paso por psicoterapia, no hay que aceptar acríticamente todo lo que el profesional ofrece. Si crees que no se está llegando a los objetivos planteados en un inicio, hazlo saber, y si no te convence la propuesta de solución ante este problema, siéntete libre de cambiar de terapeuta.

Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación Hace miles de años que diversas culturas del mundo (incluso más allá de Asia) practican la meditación. Pero aún más curiosa que la larga historia de esta tradición, es el

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse? La ideación suicida, o existencia de pensamientos relacionados con el suicidio de uno mismo, es una de las manifestaciones más claras de que alguien

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja? Los primeros años de vida conforman una etapa clave en lo que respecta al desarrollo de las características psicológicas más importantes. Por ello, es muy importante

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad? El miedo a la oscuridad en los niños y niñas es uno de los fenómenos más habituales que causan problemas a los padres y madres a la

Mas de 20 Años .

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • Alcalá 165, 2º A
  • 91 532 76 14
psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




¡LLÁMANOS!

Avance Psicólogos se encuentra habilitado como Centro Sanitario por la Comunidad de Madrid con el número de Registro CS-157833

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • 91 532 76 14
  • Alcalá 165, 2º A. 28009. Madrid
  • info@avancepsicologos.com

Síguenos en

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Copyright © 2019 Avance Psicólogos Madrid | Autorizado como Centro Sanitario por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, con nº de Registro: CS-157833

Elegir psicólogo

10 falsos mitos sobre la Psicología y la Psicoterapia

Falsos mitos sobre la psicología

La Psicología es una disciplina científica de la que se habla mucho, pero que también puede llegar a generar cierta confusión debido a lo complejo de los fenómenos que estudia.

Por un lado, mucho de sus temas de investigación aún están llenos de incógnitas y de elementos para el debate, dado que la Psicología no ofrece respuestas simples. Por el otro, muchas veces los medios de comunicación no especializados deforman el conocimiento científico extraído de la Psicología, o directamente difunden ideas falsas aprovechando el interés que despierta esta ciencia.

Por eso, en este artículo veremos una serie de falsos mitos sobre la Psicología y la Psicoterapia, dos ámbitos de trabajo orientados hacia la obtención de conocimiento y el uso de este conocimiento para mejorar la vida de las personas, respectivamente.

Falsos mitos de la Psicología

Estas son ideas que hay que rechazar para entender qué es la Psicología y la Psicoterapia, y cómo es aquello que investigan e intervienen.

1. Usamos solo el 10% del cerebro

Este es uno de los mitos sobre la Psicología, y es fácil comprender su popularidad: viene de la mano con la ilusionante idea de que tenemos un gran potencial escondido en cada uno de nosotros, en términos de inteligencia, memoria, creatividad, etc.

Sin embargo, esta idea es totalmente falsa. Nuestro cerebro es uno de los conjuntos de órganos más importantes del cuerpo humano, y no tendría sentido que invirtiéramos tantos recursos para mantener sus células en forma si en realidad usáramos una parte tan pequeña de su capacidad real.

2. La terapia psicológica consiste en hablar

La idea de que ir al psicólogo consiste en pagarle a alguien por contarle nuestras preocupaciones es una de las creencias falsas más extendidas de entre los mitos acerca de la Psicoterapia.

En realidad, acudir a sesiones con profesionales de la terapia psicológica implica involucrarse en actividades y realizar entrenamientos mentales y comportamentales; ir mucho más allá de expresar sensaciones a través del habla.

3. Es posible hipnotizar a alguien para que obedezca órdenes

La hipnosis no tiene el poder de obligar a alguien a ir contra sus valores éticos más fundamentales; en todo caso, influye en su manera de experimentar lo que ocurre en el aquí y el ahora e induce a un estado de sugestión en el que se pierden un poco las inhibiciones fruto de la presión social, pero sin llegar a extremos peligrosos.

4. La Psicoterapia es para personas “locas”

El concepto de la locura no es una categoría clínica con validez científica, sino un término usado para referirse a conductas extravagantes o que no encajan con los patrones de comportamiento socialmente aceptados.

Por otro lado, tampoco estaríamos en lo cierto si dijéramos que la terapia psicológica es para pacientes con trastornos mentales: hay muchas necesidades y formas de malestar que escapan a los criterios diagnósticos que hay que cumplir para tener un trastorno mental. Incluso es posible ir al psicólogo solo para mejorar en algún aspecto, sin creer que haya algo en nuestras vidas que vaya mal.

5. Todo el mundo tiene recuerdos reprimidos por ser traumáticos

No es cierto que todas las personas tengan recuerdos reprimidos que dejaron una emocional dolorosa en su mente y que no son accesibles por la consciencia.

Normalmente, tendemos a recordar más aquello que tiene una gran carga emocional para nosotros, con algunas excepciones en las que el exceso de ansiedad evita que “almacenemos” bien una vivencia en el cerebro, de manera que no se transforma en recuerdo.

6. Los psicólogos lo solucionan todo danto psicofármacos

Esto es falso por muchos motivos. El principal es que los psicólogos no medican, dado que esta forma de intervenir en pacientes solo puede ser hecha por médicos. Además, incluso los psiquiatras tienen otras herramientas de trabajo que van más allá de las pastillas.

7. Los psicólogos no curan, hay que ir a terapia para siempre

No es cierto que la terapia psicológica sea algo a lo que hay que recurrir de por vida. De hecho, en la mayoría de casos se intenta que los objetivos sean alcanzados en el periodo más corto posible.

Solo en ciertos casos en los que hay enfermedades crónicas, especialmente si son graves, se entiende que la terapia será un proceso de muy largo plazo.

8. La Psicología se basa en la reflexión

Otro de los falsos mitos de la Psicología es que trabaja a partir de la confrontación de argumentos y de ideas. Esto es en todo caso competencia de la Filosofía, no de la Psicología, sobre todo porque es muy cuestionable que los seres humanos (o los animales en general) se comporten como lo hacen según dicte la razón y la lógica.

9. El problema lo tiene siempre el paciente

Aquello que hay que solucionar en Psicoterapia no siempre reside en el paciente de manera individual. En muchas ocasiones, el problema está en una relación. Por eso se trabaja mucho en terapia de pareja y en terapia familiar.

10. La Psicología se centra en el estudio del alma

Aunque la etimología del término “Psicología” nos lo dé a entender así, los psicólogos no estudian nada que sea sobrenatural o que esté por encima de las leyes científicas fundamentales

Por mucho que los procesos mentales y los patrones de comportamiento no sean algo que se puede tocar, no son menos objetivos y pertenecientes al funcionamiento normal de la naturaleza.

Referencias bibliográficas:

  • Lilienfeld. S.O., Jay Lynn, S. (2016). 50 grandes mitos de la psicología popular. Vilassar de Dalt: Biblioteca Buridán
Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación Hace miles de años que diversas culturas del mundo (incluso más allá de Asia) practican la meditación. Pero aún más curiosa que la larga historia de esta tradición, es el

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse? La ideación suicida, o existencia de pensamientos relacionados con el suicidio de uno mismo, es una de las manifestaciones más claras de que alguien

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja? Los primeros años de vida conforman una etapa clave en lo que respecta al desarrollo de las características psicológicas más importantes. Por ello, es muy importante

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad? El miedo a la oscuridad en los niños y niñas es uno de los fenómenos más habituales que causan problemas a los padres y madres a la

Mas de 20 Años .

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • Alcalá 165, 2º A
  • 91 532 76 14
psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




¡LLÁMANOS!

Avance Psicólogos se encuentra habilitado como Centro Sanitario por la Comunidad de Madrid con el número de Registro CS-157833

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • 91 532 76 14
  • Alcalá 165, 2º A. 28009. Madrid
  • info@avancepsicologos.com

Síguenos en

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Copyright © 2019 Avance Psicólogos Madrid | Autorizado como Centro Sanitario por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, con nº de Registro: CS-157833

Falsos mitos sobre la psicología

La Psicología es una disciplina científica de la que se habla mucho, pero que también puede llegar a generar cierta confusión debido a lo complejo de los fenómenos que estudia.

Por un lado, mucho de sus temas de investigación aún están llenos de incógnitas y de elementos para el debate, dado que la Psicología no ofrece respuestas simples. Por el otro, muchas veces los medios de comunicación no especializados deforman el conocimiento científico extraído de la Psicología, o directamente difunden ideas falsas aprovechando el interés que despierta esta ciencia.

Por eso, en este artículo veremos una serie de falsos mitos sobre la Psicología y la Psicoterapia, dos ámbitos de trabajo orientados hacia la obtención de conocimiento y el uso de este conocimiento para mejorar la vida de las personas, respectivamente.

Falsos mitos de la Psicología

Estas son ideas que hay que rechazar para entender qué es la Psicología y la Psicoterapia, y cómo es aquello que investigan e intervienen.

1. Usamos solo el 10% del cerebro

Este es uno de los mitos sobre la Psicología, y es fácil comprender su popularidad: viene de la mano con la ilusionante idea de que tenemos un gran potencial escondido en cada uno de nosotros, en términos de inteligencia, memoria, creatividad, etc.

Sin embargo, esta idea es totalmente falsa. Nuestro cerebro es uno de los conjuntos de órganos más importantes del cuerpo humano, y no tendría sentido que invirtiéramos tantos recursos para mantener sus células en forma si en realidad usáramos una parte tan pequeña de su capacidad real.

2. La terapia psicológica consiste en hablar

La idea de que ir al psicólogo consiste en pagarle a alguien por contarle nuestras preocupaciones es una de las creencias falsas más extendidas de entre los mitos acerca de la Psicoterapia.

En realidad, acudir a sesiones con profesionales de la terapia psicológica implica involucrarse en actividades y realizar entrenamientos mentales y comportamentales; ir mucho más allá de expresar sensaciones a través del habla.

3. Es posible hipnotizar a alguien para que obedezca órdenes

La hipnosis no tiene el poder de obligar a alguien a ir contra sus valores éticos más fundamentales; en todo caso, influye en su manera de experimentar lo que ocurre en el aquí y el ahora e induce a un estado de sugestión en el que se pierden un poco las inhibiciones fruto de la presión social, pero sin llegar a extremos peligrosos.

4. La Psicoterapia es para personas “locas”

El concepto de la locura no es una categoría clínica con validez científica, sino un término usado para referirse a conductas extravagantes o que no encajan con los patrones de comportamiento socialmente aceptados.

Por otro lado, tampoco estaríamos en lo cierto si dijéramos que la terapia psicológica es para pacientes con trastornos mentales: hay muchas necesidades y formas de malestar que escapan a los criterios diagnósticos que hay que cumplir para tener un trastorno mental. Incluso es posible ir al psicólogo solo para mejorar en algún aspecto, sin creer que haya algo en nuestras vidas que vaya mal.

5. Todo el mundo tiene recuerdos reprimidos por ser traumáticos

No es cierto que todas las personas tengan recuerdos reprimidos que dejaron una emocional dolorosa en su mente y que no son accesibles por la consciencia.

Normalmente, tendemos a recordar más aquello que tiene una gran carga emocional para nosotros, con algunas excepciones en las que el exceso de ansiedad evita que “almacenemos” bien una vivencia en el cerebro, de manera que no se transforma en recuerdo.

6. Los psicólogos lo solucionan todo danto psicofármacos

Esto es falso por muchos motivos. El principal es que los psicólogos no medican, dado que esta forma de intervenir en pacientes solo puede ser hecha por médicos. Además, incluso los psiquiatras tienen otras herramientas de trabajo que van más allá de las pastillas.

7. Los psicólogos no curan, hay que ir a terapia para siempre

No es cierto que la terapia psicológica sea algo a lo que hay que recurrir de por vida. De hecho, en la mayoría de casos se intenta que los objetivos sean alcanzados en el periodo más corto posible.

Solo en ciertos casos en los que hay enfermedades crónicas, especialmente si son graves, se entiende que la terapia será un proceso de muy largo plazo.

8. La Psicología se basa en la reflexión

Otro de los falsos mitos de la Psicología es que trabaja a partir de la confrontación de argumentos y de ideas. Esto es en todo caso competencia de la Filosofía, no de la Psicología, sobre todo porque es muy cuestionable que los seres humanos (o los animales en general) se comporten como lo hacen según dicte la razón y la lógica.

9. El problema lo tiene siempre el paciente

Aquello que hay que solucionar en Psicoterapia no siempre reside en el paciente de manera individual. En muchas ocasiones, el problema está en una relación. Por eso se trabaja mucho en terapia de pareja y en terapia familiar.

10. La Psicología se centra en el estudio del alma

Aunque la etimología del término “Psicología” nos lo dé a entender así, los psicólogos no estudian nada que sea sobrenatural o que esté por encima de las leyes científicas fundamentales

Por mucho que los procesos mentales y los patrones de comportamiento no sean algo que se puede tocar, no son menos objetivos y pertenecientes al funcionamiento normal de la naturaleza.

Referencias bibliográficas:

  • Lilienfeld. S.O., Jay Lynn, S. (2016). 50 grandes mitos de la psicología popular. Vilassar de Dalt: Biblioteca Buridán
Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación

Beneficios psicológicos de la meditación Hace miles de años que diversas culturas del mundo (incluso más allá de Asia) practican la meditación. Pero aún más curiosa que la larga historia de esta tradición, es el

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse?

¿Qué hacer si un familiar o amigo dice que quiere suicidarse? La ideación suicida, o existencia de pensamientos relacionados con el suicidio de uno mismo, es una de las manifestaciones más claras de que alguien

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja?

¿Qué hacer si mi hijo tiene la autoestima baja? Los primeros años de vida conforman una etapa clave en lo que respecta al desarrollo de las características psicológicas más importantes. Por ello, es muy importante

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad?

¿Por qué algunos niños temen a la oscuridad? El miedo a la oscuridad en los niños y niñas es uno de los fenómenos más habituales que causan problemas a los padres y madres a la

Mas de 20 Años .

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • Alcalá 165, 2º A
  • 91 532 76 14
psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas