Terapia Online

La Terapia Psicológica Online, sigue la misma técnica que la terapia presencial, es decir, evaluar y tratar las dificultades que nos hacen sufrir, en relación con el entorno y con nosotros mismos.

Para ello se emplean las diferentes técnicas y conocimientos que nos brinda la psicología científica y humanista. Todas ellas dirigidas a trabajar los síntomas desde la raíz, construyendo desde tus propias capacidades. Un apoyo para iniciar el aprendizaje de estrategias desde el autoconocimiento.

De esta manera se logra emprender, sin juzgarte, el camino que te ayudará no solo a resolver tu dificultad principal, sino también a relacionarte con el mundo y con los demás de manera más eficaz. Favoreciendo así, un desarrollo pleno y feliz.

Diferencias entre la terapia presencial y la terapia online

Diferencias entre la terapia presencial y la terapia online

La terapia online es una de las nuevas formas de intervención psicológica que se aprovechan de los avances tecnológicos ligados a Internet. Es el modo en el que mucha gente recurre a la ayuda profesional para tratar problemas psicológicos o mejorar su bienestar y sus habilidades para adaptarse a los retos.

Ahora bien… ¿cuáles son las diferencias entre la terapia online y la terapia presencial? ¿Cómo saber cuál de las dos es mejor o conviene más teniendo en cuenta las necesidades del paciente? Esto es lo que veremos a lo largo de este artículo.

Diferencias entre la terapia presencial y la terapia online

Si te interesa saber cuáles son los aspectos en los que la psicoterapia online difiere de la terapia presencial, aquí encontrarás un resumen de estas diferencias.

Sin embargo, seguramente te darás cuenta de que, en el fondo, el modo en el que estas formas de acudir al psicólogo son distintas se puede resumir en el canal que se establece entre el psicólogo y el paciente. Todo el resto de diferencias se derivan de esta.

1. El canal

Como hemos anticipado, el aspecto básico en el que podemos distinguir entre la terapia online y la terapia presencial es el canal a través del cual se establece la comunicación entre el psicoterapeuta y el cliente o paciente. En la gran mayoría de los casos se trata de la conexión a Internet, y más concretamente un programa de videollamadas en el que sea posible que profesional y paciente puedan verse y escucharse en tiempo real.

De esta manera, mientras que en la terapia presencial las sesiones se desarrollan en la consulta del psicólogo, en la terapia online el espacio de interacción entre las dos partes es un entorno virtual, creado solo para que dos personas puedan hablar independientemente de dónde estés. Estos servicios de videollamada son accesibles mediante dispositivos electrónicos como los PCs, los ordenadores portátiles o las tablets, asumiendo que disponen de micrófono, cámara y capacidad para conectarse a Internet.

2. La accesibilidad de la terapia online es mayor

Prácticamente todo el mundo puede acudir a la consulta del psicólogo para contar con los servicios de psicoterapia, pero es cierto que la terapia online resulta aún más accesible. Esto es así porque los problemas a la hora de desplazarse a la consulta que experimentan personas con poca capacidad para moverse por la ciudad se esfuman cuando la psicoterapia se realiza a través de Internet.

Así, gente mayor, personas con discapacidades motoras o pobladores de barrios o municipios mal conectados pueden contar con ayuda psicológica profesional. Incluso quienes no saben muy bien cómo funciona un ordenador pueden aprender fácilmente, ya que no se requieren muchos clics para establecer la conexión.

3. La flexibilidad horaria

El hecho de que se realice terapia online en vez de terapia presencial no significa que se pueda improvisar con la hora a la que se realiza, haciendo que varíe semana a semana. Sin embargo, es cierto que cuando se opta por la alternativa de terapia a distancia, es mucho más fácil hacer que la terapia encaje en los horarios, porque el paciente se ahorra el tiempo de desplazamiento en la ida y en la vuelta.

4. La familiaridad del espacio

La terapia online permite realizar la psicoterapia en entornos que le resultan familiares al paciente, como las diferentes habitaciones de su hogar. En muchos casos, esto hace que se relaje más durante las sesiones iniciales, en las que algunas personas están algo nerviosas o con propensión a estar a la defensiva.

5. El grado de anonimidad

En la terapia online hay mayor grado de anonimidad, ya que no hay que entrar al gabinete o clínica de psicología. Esto es algo que algunos pacientes aprecian, si bien actualmente hay mucho menos estigma acerca de lo que supone ir al psicólogo (sobre todo entre los más jóvenes). Además, los programas utilizados para hacer las videollamadas son seguros, y funcionan con protocolos para evitar que la información vertida en el dispositivo electrónico se disemine por la red.

Por supuesto, el código deontológico de los psicoterapeutas y la necesidad de ofrecerle confidencialidad al paciente están presentes tanto en la terapia presencial como en la terapia online, de manera que en este último formato no se pierde privacidad de ningún tipo, solo se gana justo antes y justo después de reunirse con el psicólogo.

¿Quieres saber más?

Si te interesa saber más acerca de la terapia online, ponte en contacto con nosotros y resolveremos todas las dudas que puedas tener acerca de este tema: cómo es la primera sesión, cómo funciona el programa de videollamadas, de qué manera se coordinan las sesiones, etc.

Nuestra Terapia Online

Referencias bibliográficas:

● Change, P.M. (2011). Effectiveness of cybertherapy in mental health: a critical appraisal. Stud Health Technol Inform 167: pp. 3 – 8.
● Change, D.J. (2010). Empirical evidence on the use and effectiveness of telepsychiatry via videoconferencing: implications for forensic and correctional psychiatry. Soc Sci Med 71: pp. 1308 – 1315.
● Gratzer, D. y Khalid-Khan, F. (2016). Internet-delivered cognitive behavioural therapy in the treatment of psychiatric illness. CMAJ, 188(4) pp. 263 – 272.
● González-Peña, P., Torres, R., Del Barrio, V., y Olmedo, M. (2017). Uso de la tecnología en la práctica psicológica en España. Infocop.

ventajas clave terapia online

¿Funciona la terapia a distancia? Las 4 ventajas clave

La terapia a distancia es una de las modalidades terapéuticas que se está popularizando más rápidamente.

Esto está causado en buena parte por su propia naturaleza accesible: como hace más fácil contar con los servicios de los psicólogos, su uso se extiende mucho por esta nueva vía de acceso a la terapia.

Sin embargo, el hecho de que tenga diferencias claras con la terapia psicológica clásica (es decir, la presencial) hace que muchas personas que buscan ayuda profesional se pregunten si esta clase de intervención es eficaz, si sirve para tratar sus problemas.

En este artículo hablaremos justamente sobre este tema: ¿funciona la terapia psicológica a distancia? Para ello, empecemos definiendo qué es exactamente este tipo de servicio.

Qué es y qué no es la terapia a distancia

La terapia a distancia es una modalidad de psicoterapia en la que no hay necesidad que el terapeuta y el paciente se comuniquen compartiendo un mismo espacio, habitualmente el despacho del psicólogo. A la práctica, esto significa que utilizan un canal tecnológico para interactuar, gracias al uso de dispositivos electrónicos como el ordenador o la Tablet, por ejemplo.

Esta interacción se produce en tiempo real, tal y como transcurriría una conversación cara a cara, y suele hacer uso del micrófono y de la webcam o cámara de estos dispositivos.

Además, la conexión acostumbra a ser realizada mediante Internet; es por ello que la terapia a distancia suele ser llamada también “terapia online”.

Ventajas

Algunas de las ventajas que ofrece la terapia a distancia son las siguientes:

1. Ocupa menos tiempo

Como no hace falta dedicar tiempo a reunirse con el psicólogo, es mucho más fácil encajar en el horario las sesiones de terapia a distancia.

2. Es más accesible

Las personas con movilidad reducida que no pueden desplazarse o les costaría demasiado esfuerzo, pueden contar con servicios de asistencia psicológica sin mayores dificultades.

3. Se lleva a cabo en un espacio seguro

Cómo es posible hacer todas y cada una de las sesiones de terapia a distancia sin salir de casa, los pacientes se sienten en un entorno familiar y conocido, en el que se pueden relajar más y, a la vez, no preocuparse demasiado por mantener un perfil discreto.

4. Permite bajar los precios

Como consume menos recursos y no requiere de tanta logística, la terapia a distancia permite bajar el precio de las sesiones.

¿Funciona la psicoterapia a distancia?

Tal y como hemos visto, la terapia a distancia consiste fundamentalmente en psicoterapia online, en la que la única diferencia esencial con la psicoterapia presencial es el canal por el que se establece la comunicación entre el psicólogo y el paciente (si bien a causa de esto hay una serie beneficios a considerar).

Ahora bien… ¿son todo ventajas, o estas llegan a costa de disponer de un tipo de psicoterapia menos eficaz? Por lo que se sabe hoy en día, no, la terapia a distancia no es menos eficaz que la que se realiza presencialmente. Eso sí, hay que tener en cuenta ciertos matices que veremos a continuación.

En primer lugar… ¿Resulta sorprendente que las investigaciones que se han hecho hasta ahora señalen que la terapia a distancia no es menos eficaz que la presencial? En realidad, no.

Hay que tener en cuenta que el hecho de que este tipo de psicoterapia se realice a través de dispositivos electrónicos no cambia la esencia de la actividad que se está llevando a cabo entre el terapeuta y el paciente. Esta actividad se centra en la comunicación, y la comunicación no es algo que se vea limitado en un formato de terapia online en el que dos personas se ven y hablan en tiempo real.

Es verdad que las implicaciones de estar lejos de alguien y las de estar a un metro de distancia son distintas, pero en un contexto profesional en el que el contacto físico no es importante, esta diferencia se desvanece. A fin de cuentas, el hecho de hacer una videollamada no nos hace ver ni a la otra persona ni a la interacción como algo menos real.

Cuando se hace terapia online, lo único que importa es que se está teniendo un diálogo real en un contexto que no por ser digital resulta menos objetivo, material: no es algo que solo ocurra en nuestra cabeza y, por ejemplo, si un chiste que decimos como pacientes hace reír al psicólogo, el sentimiento de satisfacción no será menor que el que habría producido cara a cara, porque seremos conscientes de que ha sido una interacción verdadera, no artificial. En todo momento se es consciente de que al otro lado de la pantalla hay una persona de carne y hueso.

Sin embargo, como decíamos, hay matices. Cuando se investiga acerca de la eficacia de la psicoterapia, se hace distinguiendo entre los tipos de problemas que presentan los pacientes: algo que funciona para el trastorno bipolar puede no funcionar para el tratamiento de la ansiedad.

Por eso, si bien en general la eficacia de la terapia online cuenta con respaldo científico, hay casos concretos en los que sí se puede ver limitada. Por ejemplo en el caso de que se quiera tratar una fobia mediante la técnica de la exposición con Realidad Virtual, para hacer esto es necesario utilizar unos instrumentos que están disponibles en el centro de psicología, pero no en casa del paciente.

En definitiva, hay que saber qué necesidades presenta el paciente para determinar cuáles son las técnicas y herramientas a usar, y en una minoría de las ocasiones existirán problemas para combinar esos materiales con el tipo de terapia. En cualquier caso, si se prevén estos problemas, el equipo de psicólogos avisa por adelantado sobre qué forma de asistencia terapéutica conviene más.

Nuestra Terapia Online

 

Referencias bibliográficas:

Change, P.M. (2011). Effectiveness of cybertherapy in mental health: a critical appraisal. Stud Health Technol Inform 167: pp. 3 – 8.
Change, D.J. (2010). Empirical evidence on the use and effectiveness of telepsychiatry via videoconferencing: implications for forensic and correctional psychiatry. Soc Sci Med 71: pp. 1308 – 1315.
González-Peña, P., Torres, R., Del Barrio, V., y Olmedo, M. (2017). Uso de la tecnología en la práctica psicológica en España. Infocop.

¿Es efectiva la psicoterapia online?

¿Es efectiva la psicoterapia online?

¿Es efectiva la psicoterapia online?. La psicoterapia online es un recurso muy útil para miles de personas que la utilizan como modalidad de asistencia al psicólogo por defecto. La opción de poder contar con servicios de asistencia psicológica a distancia hace la terapia mucho más accesible.

Ahora bien… ¿Es efectiva la psicoterapia online? Veamos cuáles son sus características y lo que se sabe acerca de su efectividad en el tratamiento de los trastornos.

¿Cuáles son las características de la psicoterapia online?

En primer lugar, veamos cuáles son las características básicas de la terapia online.

La principal diferencia entre la terapia psicológica clásica y la psicoterapia online es que en la segunda no existe la necesidad de que el psicólogo y el paciente estén en la misma habitación. Esto es así porque en vez de compartir un espacio en común, ambos se sirven de dispositivos electrónicos para mantener una conexión en tiempo real.

De esta manera, utilizando tablets, PCs o portátiles, ambas partes transmiten información verbal y no verbal que la otra persona puede ver al mismo o tiempo en el que esas imágenes y sonidos son emitidos.

Esto significa que a pesar de que el psicólogo y el paciente no están cara a cara, prácticamente no se pierde información por el camino, porque actualmente las soluciones tecnológicas permiten captar casi todo o que ocurre frente a la pantalla.

La eficacia de la psicoterapia online: ¿funciona bien?

Ahora que ya hemos visto la información básica acerca de la psicoterapia online, es hora de abordar la cuestión de si funciona igual de bien a la hora de ayudar a los pacientes a mejorar.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que cuando se evalúa la eficacia de los diferentes tipos de tratamiento psicológico, se evalúan sus efectos dependiendo del trastorno diagnosticado y de los síntomas que presentan los pacientes en general. Por eso, si determinado tratamiento funciona, eso no significa que vaya a funcionar en otro tipo de problemas.

Ahora bien, esto ocurre al evaluar diferentes tipos de tratamientos, dado que es natural que distintos métodos produzcan diferentes resultados ante problemas distintos. Sin embargo, la diferencia entre la psicoterapia online y la psicoterapia presencial no es de método; es posible aplicar casi cualquier técnica psicológica tanto estando cara a cara como mediante una conexión digital. Lo que cambia, en este caso, es el canal.

Es por eso que por lo que se ha investigado hasta ahora, la psicoterapia online parece ofrecer la misma eficacia que las clásicas sesiones en las que de visita el despacho del psicólogo: simplemente, las diferencias no son tan significativas como para que los pacientes reaccionen de un modo muy diferente a las técnicas utilizadas por los profesionales de la salud mental.

En definitiva, si hay aspectos distintos entre la psicoterapia online y la presencial, estos son cuantitativas, no cualitativas, dado que todos los elementos presentes en la intervención psicológica cara a cara están también presentes en la intervención psicológica por videollamada.

Ahora bien, sí hay un matiz que merece la pena tener presente. La psicoterapia online funciona bien, entre otras cosas, porque permite que los pacientes reciban asistencia psicológica estando en su casa (si así lo quieren). Esto, para muchas personas, supone una ventaja muy importante, dado que no es lo mismo abrirse y sincerarse sobre sus problemas en el despacho de un psicólogo que hacerlo en un entorno familiar en el que uno se siente más seguro.

Además, el hecho de que no sea necesario desplazarse y entrar en el gabinete o centro de psicología también aporta un extra de confidencialidad, algo que algunas personas valoran positivamente a pesar de que ir al psicólogo está cada vez más normalizado.

Otras ventajas

Tal y como hemos visto, la psicoterapia online sí funciona, entre otras cosas porque en la mayoría de los casos el hecho de que el psicólogo y el paciente no estén en un mismo lugar no obliga a modificar las técnicas terapéuticas utilizadas. Hay algunas excepciones, como es el caso de la terapia de exposición con realidad virtual (en el que es necesario utilizar un equipamiento que incluye un visor similar a unas gafas especiales), pero en general las diferentes estrategias usadas en terapia se basan en la comunicación verbal y no verbal.

Por otro lado, la psicoterapia online ofrece dos ventajas muy relevantes que influyen directamente en el transcurso de las sesiones: ofrece la posibilidad de sentirse en un lugar seguro, y también propicia que los pacientes se sientan en un ambiente más discreto en el que su anonimidad queda preservada (la conexión queda establecida a través de un canal seguro de Internet).

Sin embargo, además de estos beneficios, la terapia online también cuenta con estas otras ventajas:

  • No requiere desplazamientos.
  • Es accesible para las personas con movilidad reducida.
  • Permite bajar el precio de las sesiones por su menor coste para los profesionales.
  • Es más fácil hacer encajar las sesiones en el horario.

Nuestra Terapia Online

Referencias bibliográficas:

  • Change, D. (2008). The Effectiveness of Telemental Health Applications. Canadian Journal of Psychiatry 53: pp. 769 – 778.
  • Change, D.J. (2010). Empirical evidence on the use and effectiveness of telepsychiatry via videoconferencing: implications for forensic and correctional psychiatry. Soc Sci Med 71: pp. 1308 – 1315.
  • González-Peña, P., Torres, R., Del Barrio, V., y Olmedo, M. (2017). Uso de la tecnología en la práctica psicológica en España. Infocop.
  • Suler, J. (2000). Psychotherapy in cyberspace: A 5 dimensional model of online and computer-mediated psychotherapy. CyberPsychology & Behavior. 3(2): 151 – 160.
Terapia a Distancia: ¿qué modalidades existen?

Terapia a Distancia: ¿qué modalidades existen?

La Terapia a Distancia es una alternativa muy útil al formato tradicional de psicoterapia basado en la necesidad de acudir a la consulta del psicólogo para recibir tratamientos o asistencia psicológica. A lo largo de este artículo veremos en qué consiste la Terapia a Distancia, qué modalidades existen, y cuáles son sus características y ventajas.

¿Qué es la Terapia a Distancia con psicólogos?

El concepto de Terapia a Distancia engloba varias modalidades de asistencia psicológica en la que el psicoterapeuta y el paciente no tienen por qué estar compartiendo un mismo espacio presencialmente, de manera que no deben desplazarse para reunirse con el otro.

Así, este tipo de terapia psicológica se diferencia de la psicoterapia presencial, que se realiza tanto en el domicilio del paciente como en el consultorio o centro de psicología del profesional en cuestión (esta es la opción más habitual de las dos).

Por otro lado, la Terapia a Distancia se realiza mediante la ayuda de dispositivos electrónicos conectados entre sí, normalmente gracias a Internet. Por ello, se suele hablar también de terapia psicológica online, dado que es este canal digital el que permite la comunicación en tiempo real de ambas partes.

Esta última característica que hemos visto es muy importante: la Terapia a Distancia es siempre en tiempo real, diferenciándose así del simple intercambio de mensajes por correo electrónico. Esto permite que se establezca un vínculo terapéutico adecuado y que se desarrolle un compromiso con la terapia por parte del paciente, algo muy importante teniendo en cuenta que los aspectos motivacionales son algo básico para que se llegue a alcanzar los objetivos de la terapia sin tirar la toalla antes de tiempo.

Por otro lado, la Terapia a Distancia se usa para abordar profesionalmente problemas típicos de la Psicología Clínica y Sanitaria, y a veces también de la Psicología Educativa. Por ejemplo, para ayudar a pacientes con depresión, baja autoestima, trastornos de ansiedad y fobias, traumas psicológicosEstrés, Trastorno Obsesivo-Compulsivo, trastornos de la conducta alimentaria, etc.

También es posible abordar formas de malestar psicológico que no nacen solamente en un individuo, sino que surgen a partir de problemas en las relaciones personales. Es lo que pasa con la terapia de pareja, que también puede ser realizada en el formato de Terapia a Distancia.

Modalidades de Terapia a Distancia

Veamos ahora cuáles son las principales modalidades o tipos de Terapia a Distancia en el ámbito de la intervención psicológica.

1.Terapia online por videollamada

Se trata de la modalidad de Terapia a Distancia más parecida a la psicoterapia presencial, dado que en ella entran en juego tanto la vista como el oído.

A lo largo de estas sesiones de psicoterapia, psicólogo y paciente establecen una conexión por videollamada, para lo cual deben utilizar dispositivos electrónicos con micrófono y cámara que, si no están incorporados ya en el equipo, deben ser comprados aparte y conectados al aparato en el que corre el sistema operativo.

Estas sesiones pueden hacerse tanto a través de la interfaz de la web del centro de psicología o del psicólogo en cuestión, o directamente en programas especializados en videollamadas, como Skype y similares.

2.Terapia por llamada

Esta otra modalidad de asistencia psicológica es muy parecida a la anterior, pero en este caso no hay un registro en tiempo real de las caras del psicólogo y del cliente, por lo que todo el intercambio de información se realiza mediante la transmisión de sonido.

Se trata de una opción auxiliar que sirve dar apoyo a la terapia por videollamada, pero que por sus limitaciones es recomendable no convertir en el pilar central de todas las sesiones, dado que se pierden casi todos los datos relativos a la comunicación no verbal. Así pues, se hace un uso puntual de ella.

 

Ventajas de la Terapia a Distancia

Este es un resumen de las principales ventajas y beneficios asociados a la Terapia a Distancia. Algunas de ellas pueden hacer que muchas personas se decidan claramente por este formato, dado que hay cambios significativos con respecto a la terapia presencial (aunque en el fondo lo único que varía es el canal o medio utilizado para comunicarse).

 

1.No requiere desplazamientos

Esta es posiblemente la ventaja más importante de la Terapia a Distancia para la mayoría de clientes, dado que simplifica mucho las cosas: tan solo es necesario estar en un lugar con buena conexión, y contactar con el psicólogo o psicóloga a la hora acordada.

2.Abarata costes

Muchas veces la Terapia a Distancia permite abaratar algunos costes asociados a la atención de clientes, costes que no son necesarios en este formato de asistencia psicológica. Esto se puede ver reflejado en una rebaja del precio a pagar por parte de los clientes.

3.Es más fácil de compatibilizar con los horarios

Como consecuencia de lo anterior, la Terapia a Distancia hace que sea más posible la llegada a un acuerdo acerca del horario en el que va bien realizar las sesiones, dado que nos ahorramos el tiempo de desplazamiento.

4.Elimina limitaciones geográficas

Esta es otra de las ventajas más importantes a tener en cuenta, dado que la Terapia a Distancia, por su propia naturaleza, permite que profesionales y pacientes se involucren en sesiones incluso estando en países diferentes.

5.Es posible hacer terapia en un espacio seguro

Poder contar con la ayuda de los psicólogos sin moverse de casa es una gran ayuda para muchas personas con problemas de ansiedad y miedos a la hora de hablar de su vida personal y de abrirse a los demás, dado que no tienen que lidiar con la experiencia de verse en un entorno relativamente desconocido.

Nuestra Terapia Online

Referencias bibliográficas:

  • Cohen, G.E.; Kerr, B.A. (1998). Computer-mediated counseling: An empirical study of a new mental health treatment. Computers in Human Services. 15 (4): pp. 13 – 26.
  • Mallen, M.J.; Vogel, D.L. (2005). Introduction to the Major Contribution Counseling Psychology and Online Counseling. The Counseling Psychologist 33 (6): pp. 761 – 775.

Los 11 beneficios de la terapia psicológica online

Los 11 beneficios de la terapia psicológica online

La psicoterapia online es una realidad cada vez más instaurada en el ámbito de los servicios de atención a la salud mental y el bienestar psicológico. Este formato de intervención terapéutica tiene muchas ventajas, pero como durante décadas la única opción ha sido la visita presencial a la consulta del psicólogo, todavía hay gente que desconoce esta alternativa fundamentada en el uso de Internet y de las nuevas formas de conectividad. En este artículo veremos cuáles son los principales beneficios de la terapia psicológica online, y de qué manera podemos aprovechar sus potencialidades.

Los principales beneficios de la psicoterapia online

Estas son las ventajas y beneficios más importantes de la terapia psicológica online, algunas de las cuales incluso pueden hacer que personas que antes no se lo podían permitir por diversos motivos puedan recibir asistencia psicológico y tratamiento para sus problemas psicológicos.

1. Nos da más tiempo para otras cosas

Tener un hueco en la agenda para ir al psicólogo no solo implica estar ocupados el tiempo de la sesión: también hay que tener previsto el tiempo del desplazamiento en la ida y en la vuelta. La terapia psicológica online ayuda a que dispongamos de más tiempo, porque no hace falta desplazarse para ir al centro de psicología o al gabinete correspondiente.

2. Aporta más flexibilidad horaria

Otro de los beneficios de la psicoterapia online es que no solo dispondremos de más tiempo: además, el tiempo dedicado a la terapia puede encajar mejor en nuestros horarios. ¿El motivo? Allá donde tengamos conexión a Internet podremos realizar la sesión con el psicólogo.

3. Ofrece más anonimato

Asistir a sesiones de psicoterapia, pero como durante décadas los pacientes vinculados al ámbito de la psicología clínica y a la psiquiatría han sido injustamente estigmatizados, todavía hay quien prefiere mantener este hecho en la discreción, más allá de si es racional o no ocultar a los demás que se va al psicólogo.

Acudir presencialmente al psicólogo es algo que ya de por sí proporciona bastante anonimato, pero en el caso de la terapia online resulta especialmente complicado que otros averigüen que se va al psicólogo. Además, se utilizan sistemas seguros para garantizar que la información no queda filtrada digitalmente.

4. Mejora la capacidad de seguimiento del tratamiento

Otra de las ventajas de la terapia online es que puede combinarse con la modalidad presencial si, por ejemplo, estamos una semana fuera de la ciudad en la que residimos. Es decir, facilita la continuidad del tratamiento, lo cual es muy importante para lograr los objetivos y refuerza nuestro compromiso con ese proceso de mejoría.

5. No hay límites geográficos

La distancia entre uno mismo y el psicólogo o el equipo de psicólogos que creemos que se adapta mejor a nosotros deja de ser un problema por el que preocuparse. En la psicoterapia online, da igual si entre nosotros y el profesional hay 10 minutos a pie o 8 horas en coche. Por eso, como clientes expande nuestras posibilidades a la hora de seleccionar a los profesionales.

6. Puede ayudar a ahorrar

Al no requerir tantos recursos materiales ni un modelo de recepción de pacientes en el gabinete o en el centro de psicología, la psicoterapia online puede servir para abaratar costes, por lo que los equipos de profesionales son capaces de bajar los precios.

7. Ofrece un entorno de confianza

Hay pacientes para los que el simple hecho de expresar sus problemas y contar aspectos personales de sus vidas les resulta un problema, especialmente si sienten que están en un lugar en el que no conocen. La terapia psicológica online permite asistir a las sesiones con el psicólogo en un entorno que nos resulta familiar: nuestra propia casa.

8. Es más accesible a las personas con movilidad reducida

Por supuesto, la propia naturaleza de la psicoterapia online hace que sea más accesible para personas con discapacidades motrices, o a gente mayor a la que moverse le cuesta demasiado. Democratiza el acceso a esta clase de servicios terapéuticos.

9. Ofrece la misma eficacia que la terapia presencial

El hecho de que la psicoterapia online se realice a través de dispositivos electrónicos no conlleva un desgaste para su eficacia, pues es la misma que la de la terapia presencial (salvo en ciertos tratamientos en los que se necesita hacer uso de tecnologías que solo están disponibles en el centro de psicología).

10. Se beneficia de los recursos digitales

En la psicoterapia online tanto el profesional como el paciente tienen a mano todas las posibilidades que ofrece Internet y los dispositivos electrónicos: la opción de mandar imágenes, grabaciones, enlaces, etc.

11. Va de la mano de otras soluciones tecnológicas

La terapia online predispone a los pacientes a hacer uso de ciertas aplicaciones muy útiles en el día a día para cumplir los objetivos del tratamiento e ir elaborando autorregistros. Estos programas incluyen grabaciones de sonido a usar para llevar a cabo técnicas de relajación, apuntes con autoinstrucciones, registros en los que indicar nuestro nivel de ansiedad, etc. Algunas de estas herramientas nos ayudan en el momento, mientras que otras son una fuente de información para el equipo de psicólogos que van haciendo el seguimiento de nuestro vaso como pacientes.

Nuestra Terapia Online

Referencias bibliográficas:

Derrig-Palumbo, K., y Zeine, F. (2005). Online Therapy: A Therapist’s Guide to Expanding Your Practice.
Skinner, Ardiran; Zack, Jason (2004). Counseling and the Internet. American Behavioral Scientist. 48 (4): 434 – 446.
Soto-Pérez, F., Franco, M., Monardes, C., y Jiménez, F. (2010). Internet y psicología clínica: revisión de las ciber-terapias. Revista de psicopatología y psicología clínica, 15(1), 19 – 37.

¿Es efectiva la psicoterapia online?

¿Cómo funciona exactamente la psicoterapia online?

Cada vez son más quienes optan por hacer de la psicoterapia online su manera habitual de asistir al psicólogo. Y es que las ventajas de este formato de asistencia psicológica facilitan bastante el acceso a los profesionales de la terapia psicológica. Sin embargo, muchas de las personas que podrían beneficiarse de este formato de terapia no saben cómo funciona o directamente desconocen su existencia, debido a que hasta hace no tanto la única opción posible era acudir a la consulta del profesional y realizar allí las sesiones. Por eso, aquí repasaremos las principales ideas acerca de cómo funciona la terapia online, y resolveremos las dudas más frecuentes acerca de esta clase de servicios fundamentados en la conectividad entre dispositivos electrónicos.

¿Qué es la terapia psicológica online?

Uno de los aspectos positivos de la psicoterapia online es que su nombre describe perfectamente lo que es: consiste, simplemente, en terapia psicológica en línea, es decir, a través de sistemas de conexión entre aparatos electrónicos de tipo digital.

A la práctica, normalmente esta conexión se realiza a través de internet, mediante ordenadores portátiles, tablets y dispositivos similares. Si se conecta a Internet y tiene una buena pantalla, probablemente nos servirá para realizar terapia online (siempre que el entorno en el que estamos lo permita, claro).

Así, técnicamente la única diferencia entre la psicoterapia online y la psicoterapia presencial es el medio en el que tiene lugar. En un caso este medio es un sistema de conexión digital, y en otro el medio es un espacio común en el que psicólogos y pacientes están juntos físicamente.

¿Cómo funciona la psicoterapia online?

Veamos ahora los aspectos fundamentales de la psicoterapia online, y cómo se hace para utilizar esta clase de servicios como cientes.

1. ¿Cómo pedir una primera sesión de terapia online?

De la misma manera en la que se solicita una sesión de terapia presencial.

Si quieres ir a lo sencillo, simplemente contacta con nosotros para solicitar una terapia online. Piensa que por mucho que sea psicoterapia a través de Internet, hay que planificar esa primera sesión y encontrar un horario que vaya bien a ambas partes: no es simplemente pulsar un botón y pasar a ser paciente automáticamente.

Una vez se ha dado este primer paso, el propio equipo de profesionales te orientará para saber qué hacer en ese caso específico, teniendo en cuenta tus necesidades y tu disponibilidad.

2. ¿Debo hacer algo para que mis datos no se filtren?

No hace falta que como clientes hagan algo para evitar que la información se filtra a trasvés del intercambio de datos entre los dispositivos electrónicos. Los psicólogos ya eligen canales seguros, y además se someten a normativas de protección de datos.

3. ¿Qué dispositivos electrónicos necesito?

Cualquier ordenador, ordenador portátil, Tablet o Smartphone de pantalla lo suficientemente grande serán probablemente dispositivos adecuados para recurrir a la terapia psicológica online, siempre que hayan sido fabricados en los últimos años y tengan conexión a Internet. Este servicio no requiere una potencia de procesamiento especialmente alta por parte de estos aparatos.

Por otro lado, si tu ordenador no tiene cámara, siempre puedes comprar una webcam aparte y conectara a tu equipo. El proceso de instalación es muy sencillo y viene indicado en las instrucciones del producto.

4. ¿Dónde conectarse?

Lo ideal es permanecer en un lugar tranquilo y silencioso y que nos ofrezca privacidad a la hora de realizar las sesiones de psicoterapia online. De esta manera será más fácil concentrarse y no sentirse nervioso a la hora de hablar de temas personales o de rememorar vivencias que nos hacen sentir incómodos.

Además, claro, el sitio que elijas para hacer la terapia debe contar con conexión a la red, ya sea por cable o de manera inalámbrica.

5. ¿Qué opciones hay?

Existen diferentes maneras de realizar psicoterapia online, pero la principal y más usada es la que se basa en la videollamada, en la que psicólogo y paciente pueden ver y escuchar al otro en tiempo real. Además de esta opción, existe la posibilidad de los mensajes y las llamadas sin imagen captada por la webcam, aunque se suele considerar que este formato es auxiliar y acompaña al de tipo videollamada.

6. ¿Quién me atenderá?

Los profesionales capacitados para realizar psicoterapia online están también capacitados para llevar a cabo terapia presencial. Se trata de psicólogos que simplemente trabajan con la opción online porque algunos clientes la prefieren, no porque el servicio ofrecido sea esencialmente diferente.

7. ¿Se puede combinar con la terapia presencial?

No hay nada que impida que un cliente vara realizando sus progresos combinando la terapia online y la terapia presencial, pero, a la práctica, en cada caso individual esto dependerá de la disponibilidad de los psicólogos. A fin de cuentas, la terapia presencial requiere de algo más de medios materiales que la terapia online.

¿Cuáles son las ventajas de este tipo de intervención psicológica?

Estas son algunas de las ventajas que la psicoterapia online ofrece a sus usuarios:

  • Proporciona mayor capacidad para incluirla en tu horario.
  • No requiere desplazamientos.
  • Puede ser realizada en un entorno que te resulta familiar: tu casa.
  • Ofrece ventajas económicas.

Si te interesa conocer más beneficios de este formato de intervención terapéutica, puedes visitar este artículo:  Los 11 beneficios de la terapia psicológica online

Nuestra Terapia Online

Referencias bibliográficas:

Change, P.M. (2011). Effectiveness of cybertherapy in mental health: a critical appraisal. Stud Health Technol Inform 167: 3 – 8.
Cohen, G.E.; Kerr, B.A. (1998). Computer-mediated counseling: An empirical study of a new mental health treatment. Computers in Human Services 15: 13 – 26.

Terapia online

¿Cómo funciona la terapia online y para qué casos es positiva?

Uno de los problemas que afrontan quienes quieren encontrar un psicólogo que atienda su caso es la falta de tiempo. Afortunadamente, a medida que la tecnología ha ido avanzando, el desarrollo de las herramientas online ha hecho posible que surja un nuevo tipo de psicoterapia que se adapta mejor a los horarios de las personas: la terapia online.

Si continúas leyendo, aprenderás cómo funciona la psicoterapia online, cuáles son sus ventajas y en qué casos resulta especialmente útil para los pacientes.

Nuestra Terapia Online

Terapia online: qué es y cómo funciona

Dicho de manera resumida, la terapia online es fundamentalmente la versión a distancia de la psicoterapia de siempre, utilizando las ventajas y los recursos de Internet.

Así, la psicoterapia online es una modalidad de intervención psicológica que se adapta al potencial de las nuevas herramientas desarrolladas en el mundo digital y aprovechando su capacidad para flexibilizar el tipo de servicio ofrecido.

En la gran mayoría de los casos, los psicólogos y clínicas de psicología que realizan sesiones de evaluación y tratamiento a pacientes a través de Internet no requieren que estos últimos tengan grandes conocimientos de informática; al contrario, plantean estas sesiones para que sea muy fácil usarlas. Desde el punto de vista de quienes quieren encontrar ayuda psicológica en la terapia online, solo es necesario poseer un nivel básico, de usuario, en el uso los aparatos conectados a la red virtual.

La psicoterapia online se suele basar en la videollamada, la experiencia es muy similar a la de las sesiones presenciales, y su eficacia es la misma.

Y decimos “aparatos” en general porque la terapia online no se limita solamente a los ordenadores tipo PC, sino que puede desarrollarse mediante aparatos más pequeños siempre que tengan acceso a la web. Eso sí, para sacar máximo provecho de este tipo de servicio, en general se recomienda que en los momentos de iniciar la interacción con el profesional de la salud mental se esté en un lugar tranquilo y apartado, y que se pueda disponer de una pantalla que permita ver bien al terapeuta.

Más allá de estas diferencias técnicas con la terapia presencial, la terapia online no se diferencia mucho de las sesiones de psicoterapia de toda la vida. El principal componente distintivo entre recurrir a los psicólogos online y asistir al gabinete o consulta para asistir a la cita con el psicólogo es el medio a través del cual tiene lugar la comunicación. Todas las diferencias entre una modalidad y la otra parten de eso.

Como la psicoterapia online se suele basar en la videollamada, la experiencia es muy similar a la de las sesiones presenciales, y su eficacia es la misma.

Ventajas: un tipo de asistencia psicológica especialmente positiva para…

A continuación veremos varios de los puntos fuertes y ventajas que tiene la terapia online, y el tipo de pacientes que más se pueden beneficiar de este servicio.

1. Ahorrar en tiempo

Con la psicoterapia online no es necesario realizar desplazamientos desde casa ni prepararse para salir a la calle; tan solo hay que encender el ordenador o dispositivo similar, y en unos pocos clics ya se inicia la sesión a la hora acordada.

De esta manera, quienes tienen un horario muy ajustado porque deben atender a un gran número de responsabilidades en casa o en el trabajo, encuentran en la terapia online un recurso para dedicar tiempo a su bienestar psicológico de una manera más eficiente.

2. Preservar aún más el anonimato y la discreción

Si bien la idea de que ir a terapia es motivo para avergonzarse ha ido desapareciendo en las últimas décadas a medida que se ha asumido que todo el mundo puede necesitar de estos servicios en algún momento de su vida, no es poco frecuente que algunos pacientes tengan reparos a la hora de exponerse yendo al psicólogo.

Se trata de un temor irracional que a pesar de que solo existe a causa de la tradicional estigmatización de los pacientes de terapia, puede llegar a afectar a muchas personas. Y esto hace que a pesar de que realmente se necesite asistencia psicológica, se busquen excusas para no ir.

Afortunadamente, la terapia online ayuda a combatir estos miedos limitadores. Los sistemas de cifrado que utilizan la mayoría de plataformas digitales en las que se apoya la terapia online hacen que todo el contenido del intercambio de información entre pacientes y psicólogos online sea anónimo y privado.

Además, el hecho de no tener que ir a una clínica o gabinete de psicología hace que la discreción aumente.

De esta manera, las personas con tendencia a preocuparse por el qué dirán, o que sientan que su entorno cercano busca cualquier excusa para criticar su estilo de vida, encuentran en la terapia online un potente aliado que paradójicamente les puede ayudar también a dejar de estar sujetas a esa clase de temores y fuentes de ansiedad.

3. No verse limitado por la geografía

Gracias a la terapia online, no vivir en el mismo pueblo o ciudad que el profesional de la psicoterapia no resulta un impedimento importante.

Esto resulta especialmente útil para quienes viven en zonas relativamente aisladas o en las que no hay demasiada oferta en cuanto a psicólogos, y permite elegir al psicoterapeuta que encaje con lo que se busca sin preocuparse por el factor geográfico.

4. Mantenerse en un lugar seguro

Evidentemente, técnicamente casi cualquier centro de psicología es seguro; pero el hecho de poder recibir asistencia psicológica casi en cualquier lugar gracias a la terapia online permite que muchos pacientes se sientan más seguros y cómodos al abrirse a esta experiencia en un espacio que les resulta familiar.

Esta característica es algo que agradecen especialmente las personas que van a terapia sintiendo una cierta inseguridad e incertidumbre sobre lo que pasará, de manera que resulta una ventaja que se plasma sobre todo en las primeras sesiones.

Nuestra Terapia Psicológica

Referencias bibliográficas:

Feixas, G. y Miró, M.T.(1998). Aproximaciones a la psicoterapia. Una introducción a los tratamientos psicológicos. Barcelona: Paidós.
Gratzer, D. y Khalid-Khan, F. (2016). Internet-delivered cognitive behavioural therapy in the treatment of psychiatric illness. CMAJ, 188(4) pp. 263 – 272.

Ir arriba
Abrir chat