5 errores de afrontamiento en nuestras relaciones en el trabajo

Laura Palomares

Laura Palomares

Errores de afrontamiento en nuestras relaciones en el trabajo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Los errores de afrontamiento en nuestras relaciones en el trabajo. Las relaciones que mantenemos con los demás en el contexto laboral constituyen buena parte de la experiencia de trabajar, y por eso, todo lo que hagamos para mejorarlas repercutirá de un modo muy positivo tanto en nuestro rendimiento como en nuestro bienestar.

Por este mismo motivo, es importante saber detectar los errores de afrontamiento que cometemos en las relaciones personales en el trabajo. En las siguientes líneas veremos cuáles son los más habituales.

¿Qué son los errores de afrontamiento?

Entendemos por errores de afrontamiento las estrategias disfuncionales que utilizamos a la hora de afrontar situaciones complicadas y generadoras de estrés o ansiedad.

En la práctica, buena parte de las tareas que requieren ir más allá de la zona de confort implican experimentar cierto estrés, pero a veces, lo que hacemos para intentar reducirlo (interviniendo sobre aquello que lo produce o alcanzando el objetivo al que aspiramos) no solo no nos ayuda, sino que juega en nuestra contra.

Sin embargo, a veces nos cuesta darnos cuenta de cuando estamos cayendo en un error de afrontamiento, porque los efectos negativos de estas estrategias no tienen por qué hacerse notar de inmediato. Y eso hace que tropecemos una y otra vez con la misma piedra, reproduciendo los mismos patrones de conducta disfuncionales con frecuencia. Es por eso que resulta muy útil conocer cuáles son los principales errores de afrontamiento para minimizar su influencia en nosotros y prevenirlos.

Por otro lado, cuando esas estrategias de afrontamiento tienen que ver con retos que involucran relaciones personales, es aún más importante no caer en dinámicas de auto-sabotaje, porque una vez se han instaurado en nuestra manera de interactuar con los demás, el resto de personas las refuerzan y facilitan que puedan resurgir. Y el contexto laboral no es una excepción a esta regla.

5 errores de afrontamiento comunes en las relaciones en el trabajo

A la hora de gestionar las interacciones sociales en las que participas en el trabajo, ten en cuenta estos errores de afrontamiento habituales en los que puedes caer con relativa facilidad.

1. No poner límites de tiempo al comunicar una mala noticia

Comunicar algo que va a sentar mal, incluso si no es fruto de una equivocación nuestra, es un mal trago que lleva a muchas personas a adoptar una estrategia de evitación. Es decir, que no son pocos quienes optan por “dejarlo para otro momento” o “para otro día”. Evidentemente, cuanto más se tarda, más grande se hace el problema.

Por eso, es importante no caer en este error de afrontamiento estableciendo fechas y horas límites, periodos concretos en los que debemos dar el paso de hacer esa tarea sin ceder a las excusas que nos ponemos a nosotros mismos.

2. Convertir las negociaciones en luchas de ego

No es lo mismo negociar o gestionar un choque de intereses, que luchar. Encontrar una manera de encajar intereses aparentemente opuestos no tiene por qué pasar por adoptar una actitud hostil, y de hecho, eso último nos cierra las puertas de muchas oportunidades y de muchas colaboraciones interesantes.

Quizá te interese: La importancia de la inteligencia emocional en el trabajo

3. No delegar nunca

Hay personas que, sistemáticamente, se niegan a delegar tareas, por simples que sean, al no confiar en el rendimiento de los demás. Este es un problema que se plasma tanto en la actitud que se tiene en las relaciones personales en el trabajo, como en su capacidad para ir progresando en su carrera laboral (como no pueden “desprenderse” de las tareas más sencillas, no tiene tiempo ni energía que dedicar a nuevos retos).

4. Cargar con las tareas de otras personas sin hacer que quede constancia

Si se da el caso en el que el mal desempeño de otra persona o grupo de personas nos somete a la presión de tener que trabajar más para llegar a los objetivos de producción, debe quedar constancia de ello, y esta información debe ser dirigida a instancias superiores. De este modo se podrá buscar una solución lo más rápidamente posible, antes de que esa sobrecarga de trabajo comprometa nuestra salud física y mental, y por otro lado, eso será una muestra del valor que podemos aportar en una situación de emergencia o problema inesperado como ese.

5. Dejar que se difundan los rumores negativos

La existencia de rumores que hablan mal y de manera injusta de una persona o grupo de personas del trabajo es más que una fuente de malestar; además, puede afectar significativamente a las dinámicas de trabajo tanto de una manera cuantitativa (por ejemplo, haciendo que se normalicen ciertas acciones y actitudes indeseables) como cualitativa (por ejemplo, favoreciendo casos de mobbing o peleas). Es importante saber atajar esta transmisión de rumores abordando el problema como lo que es.

Quizá te interese: Mobbing o acoso laboral: ¿Qué es y cuándo acudir al psicólogo?

¿Buscas asistencia psicológica profesional?

Si te interesa disponer de apoyo psicológico para particulares o empresas, ponte en contacto con nosotros.

En Avance Psicólogos disponemos de más de 20 años de experiencia en el ámbito de la psicología; en la actualidad ofrecemos psicoterapia individualizada, terapia de pareja y para grupos, así como servicios de coaching, neuropsicología, logopedia y psiquiatría. Las sesiones pueden ser realizadas presencialmente en Madrid o bien de manera online por videollamada.

Referencias bibliográficas:

Castanyer, O. (2003). La asertividad: expresión de una sana autoestima. Bilbao: Descleé de Brouwer.

Drenth, P.J.D.; Thierry, H.; de Wolff, C. J. (1998). Handbook of work and organizational psychology. Hove: Psychology Press.

Laker, D.R.; Powell, J.L. (2011). Differences between Hard and Soft Skills and Their Relative Impact on Training Transfer. Human Resource Development Quarterly. 22: pp. 111 – 122.

Luoma, J.B.; Hayes, S.C. & Walser, R.D. (2007). Learning ACT: An acceptance and commitment therapy skills-training manual for therapists. Oakland, CA, US: New Harbinger Publications.

Matteson e Ivancevich (1987) Controlling Work Stress: Effective resource and Management Strategies. San Francisco, CA: Jossey- Bass.

Suscríbete a nuestro blog de Psicología

¡Regístrate para recibir en tu bandeja de entrada información útil y estrategias para ser más feliz!

¡No enviamos spam! Los datos obligatorios que facilitas sólo se usaran para atender tu solicitud. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin
Descubre nuestra Terapia Psicológica Presencial y Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestros Posts más leídos
Ir arriba