La importancia de la inteligencia emocional en el trabajo

Laura Palomares

Laura Palomares

La importancia de la inteligencia emocional en el trabajo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Es cierto que cuando pensamos en el concepto de “trabajar” es probable que lo que nos venga a la mente sean ideas como la lógica del coste-beneficio, la eficiencia, el rendimiento de trabajo, etc.

Sin embargo, más allá de estas dinámicas claramente materiales y asociadas a cualquier proceso de producción, existe una dimensión emocional que simplemente no podemos pasar por alto si queremos aprender cómo funciona el mundo laboral y de las empresas.

En este artículo hablaremos justamente acerca de por qué es básico tener en cuenta la inteligencia emocional en el contexto del trabajo, y cuáles son los aspectos de este fenómeno psicológico que más influyen en el ámbito de las organizaciones y los proyectos empresariales.

Nuestra Terapia Psicológica

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es un constructo psicológico desarrollado sobre todo por los psicólogos Peter Salovey y John Mayer a finales de los años 80, y popularizado por Daniel Goleman en los años 90. Este concepto hace referencia a un conjunto de habilidades psicológicas que van más allá de la definición convencional de “inteligencia” y que tienen que ver con lo bien que se nos da identificar y gestionar las emociones, tanto en la regulación de nuestra manera de comportarnos y de pensar, como en la manera en la que nos relacionamos con los demás.

Así, algunas de las principales aptitudes agrupadas dentro de la inteligencia emocional son las siguientes:

  • Nuestro grado de éxito al distinguir entre sí emociones y sentimientos.
  • La facilidad con la que fomentamos estados emocionales en nosotros para lograr objetivos.
  • La facilidad con la que adoptamos medidas para prevenir la aparición de ciertos sentimientos en un contexto dado.
  • La capacidad de lograr una conexión empática adecuada con los demás.
  • La habilidad a la hora de plasmar emociones a través del lenguaje, para darnos a entender en este aspecto.

 

Tal y como podemos ver, ninguna de estas habilidades refleja del todo lo que solemos esperar que midan los test de inteligencia utilizados para obtener un resultado en forma de Cociente Intelectual: no se relacionan con la capacidad de razonamiento lógico o matemático, ni con nuestra capacidad de imaginar espacios tridimensionales y manipularnos en nuestra mente, etc. Por el contrario, tiene que ver puramente con procesos mentales que suelen ser considerados subjetivos, pero que a la práctica, se reflejan en comportamientos que podemos medir a través de criterios objetivos (y es por eso, entre otras cosas, que influye en nuestro éxito a la hora de adaptarnos a contextos de trabajo).

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el estudio de la inteligencia emocional es un ámbito de investigación complejo, siempre sujeto a nuevos descubrimientos y que nos lleva a conclusiones un tanto diferentes dependiendo del modelo explicativo desde el que lo interpretemos.

 

¿Por qué la inteligencia emocional es importante en el trabajo?

Estos son los principales aspectos de la inteligencia emocional que hacen de ella un elemento indispensable a la hora de afrontar los retos del mundo laboral.

1. Permite regular mejor el estrés y la ansiedad

El estrés laboral y otros fenómenos vinculados a la ansiedad son una realidad relativamente frecuente en el mundo del trabajo, sobre todo en los espacios de mercado más competitivos. La inteligencia emocional hace posible afrontar estas dinámicas de activación de nuestro sistema nervioso sin cometer errores que nos lleven a estar aún más estresados.

2. Ayuda a tener éxito en procesos de negociación

En cualquier proceso de negociación es necesario tanto lograr una correcta interpretación del estado emocional del interlocutor, como tener la capacidad de detectar aspectos en los que hay intereses comunes. En este sentido la inteligencia emocional es indispensable, porque permite reconocer las emociones que pueden ser “leídas entre líneas” a través del discurso y del lenguaje no verbal de la otra persona, y también nos ayuda a no confundir objetivos y tener claro en todo momento que la meta es lograr un acuerdo satisfactorio, no discutir por el simple hecho de ganar una discusión.

3. Favorece la creación de un buen clima laboral

Un liderazgo basado en la inteligencia emocional hace más probable que en el espacio de trabajo reine un buen clima laboral, dado que se previene la aparición de problemas causados por no tener en cuenta las emociones de los demás, y a la vez es menos habitual que se den conflictos innecesarios.

4. Hace posible que parezcan dinámicas de auto-motivación

Una de las claves de la inteligencia emocional es que puede ser utilizada para auto-motivarse: como somos capaces de anticipar (al menos en parte) los patrones de aparición de nuestras emociones, somos capaces de hacer que eso juegue a nuestro favor, creando contextos que favorezcan ciertos estados de ánimo.

5. Es más fácil conectar con el cliente

A través de la inteligencia emocional se hace más sencillo saber qué pueden necesitar los clientes y los consumidores, así como hacernos una idea de lo que esperan de nosotros en el momento presente.

 

¿Buscas servicios de asistencia psicológica?

Si te interesa contar con asistencia psicológica de la mano de profesionales en este ámbito, ponte en contacto con nosotros. En Avance Psicólogos disponemos de más de 20 años de experiencia ayudando a las personas a mejorar en sus habilidades de gestión de las emociones, así como ofreciendo psicoterapia para superar otros muchos tipos de necesidades y problemas. Atendemos a personas de todas las edades a través de servicios de terapia psicológica individualizada, terapia familiar y de pareja, psiquiatría, neuropsicología, logopedia y coaching. Además, las sesiones pueden ser presenciales u online.

Nuestra Terapia Online

Referencias bibliográficas:

Goleman, D. (1998). Working with Emotional Intelligence. Nueva York: Bantam Books.
Mayer, J.D.; Salovey P.; Caruso D.R. (2004). Emotional Intelligence: Theory, Findings, and Implications. Psychological Inquiry. 15 (3): 197 – 215.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin
Descubre nuestra Terapia Psicológica Presencial y Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestros Posts más leídos
Ir arriba