Qué influye en el miedo al fracaso

Consejos clave para superar el miedo al fracaso o atiquifobia

COMPÁRTELO
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Que se tiene miedo al fracaso es algo evidente. ¿A quién no le puede asustar arriesgar y perder, fracasar o quedarse con la miel en los labios? De hecho, el miedo es una emoción cuya función es protegernos de los peligros. Tener miedo al fracaso hasta cierto punto es positivo porque, de lo contrario, tomaríamos riesgos que no son asumibles. Pero ¿qué ocurre cuando ese miedo te desborda y te estanca? Este miedo nos impide muchas veces crecer, nos ancla en el conformismo y nos merma la satisfacción vital. No hablamos únicamente del crecimiento o el éxito en áreas de la vida como la laboral. El miedo al fracaso también existe en nuestras aficiones, ambiciones personales y, también, en nuestras relaciones personales.

Cuando hablamos de ataquifobia ya hablamos de un miedo más irracional, como cualquier otra fobia. Le podemos poner esta etiqueta cuando objetivamente no hay ningún peligro y para quien lo sufre le incapacita en una o más áreas de su vida. En este artículo queremos hablar del miedo al fracaso, qué causas y consecuencias tiene y, por último, darte algunos consejos que quizás puedan ayudarte a superarlo.

¿Qué influye en el miedo al fracaso y qué consecuencias tiene?

¿Qué significa fracasar para ti? Para muchas personas fracasar (sea en lo que sea) significa algo que no van a poder reparar, una mancha en su currículum y anticipan una culpa que no están dispuestas a asumir. Desde esa posición, pues, no asumen ningún tipo de riesgo, es decir, dejan de actuar. Nos podemos ir imaginando las consecuencias que esto puede tener a nivel circunstancial, pero es que, en tu salud mental, también puede tener un impacto.

TE LO PONEMOS MUY FÁCIL
La primera entrevista es GRATIS
CONOCERÁS AL PSICÓLOGO CON EL QUE TRABAJARÁS. SI NO TE CONVENCE, NO TIENES NINGÚN COMPROMISO DE SEGUIR.
Logo negativo Avance Psicólogos

Las personas con mucho miedo al fracaso tienden a anticipar. En la anticipación, nos vienen muchos pensamientos sobre los posibles escenarios que se pueden dar en caso de que decidamos tomar una u otra acción, y ¿adivina qué?, dichos pensamientos son siempre muy catastrofistas (y en casi en el cien por cien de los casos nunca llegan a ocurrir. Por otro lado, en el miedo al fracaso influyen una baja autoestima, la creencia de que no los vas a hacer lo suficientemente bien, una baja autoconfianza y un alto perfeccionismo. Quienes temen al fracaso no emprenden ni se aventuran en cosas nuevas por el temor a que no les salga perfecto, señal de que tienen las expectativas demasiado altas. Por ende, tienden a ser muy autocríticas, con una parte critica extricta y autoexigente. Además, suelen ser personas con un tipo de apego inseguro. Se hacen muy dependientes de las personas que les rodean y, en algunos casos, también muy dependientes de la aprobación de los demás.

Como consecuencia, dejar de tomar decisiones te estanca en la vida, sientes que no avanzas. Esto, a su vez, te disminuye aún más la autoestima, no te sientes eficaz y sientes una gran insatisfacción y angustia con la vida. Merma tus relaciones. Como decíamos en párrafos anteriores el miedo al fracaso no solo se aplica a probar cosas nuevas como un nuevo hobby o cambiar de trabajo, sino también el miedo a que te digan que no, al rechazo o a hacer el ridículo. La vergüenza, junto con la culpa, también es una emoción muy latente e intensa en las personas que se sienten estancadas.

7 consejos para superar el miedo al fracaso

1. Acepta tus emociones

Por lógica, la primera emoción que tienes que aceptar es el miedo. Para superar el miedo al fracaso tenemos que contar con que el miedo va a estar ahí acompañándonos. Caemos muchas veces en el error de pensar que cuando dejemos de tener miedo es cuando nos van a empezar a ir bien las cosas (ej.: “si no tuviera miedo a hacer el ridículo escribiría a la persona que me gusta”). El miedo al fracaso va a seguir estando ahí, pero en lugar de por delante de nosotros, impidiéndonos ver más allá, irá de nuestra mano.

2. Permítete la mediocridad

Como hemos comentado ya, las personas con miedo al fracaso suelen ser muy perfeccionistas. Este perfeccionismo los lleva a que como no les va a salir algo bien a la primera o temen equivocarse si realizan un cambio en su vida, que ni siquiera lo intentan, volviendo a caer en el estancamiento. Por eso, una nueva forma de empezar a superar el miedo al fracaso es no haciendo todo a la perfección. Piensa en cosas del día a día que no hagas solo porque no te van a salir como tú quieres y empieza por ahí. Quizás sea un nuevo peinado o una nueva receta para tus comidas. Evidentemente no te va a salir a la primera, pero ahí está el kit de la cuestión, que te vayas exponiendo poco a poco.

3. Ponte objetivos pequeños

Es muy importante que rebajemos las expectativas. El miedo al fracaso viene muchas veces de imaginarnos situaciones en las que todo es idílico y, claro, para llegar a ese escenario tendríamos que hacer muchos esfuerzos, sacrificios y que, además, la suerte estuviera de nuestro lado. Por eso, empieza por las cosas nuevas que quieras hacer y que te supongan algo de miedo (por ejemplo, empezar un nuevo deporte o una nueva afición).

4. Relativiza el éxito y el fracaso

No idealices el éxito. Las personas con éxito también tienen responsabilidades, conflictos y malas rachas. En cuanto al fracaso, equivocarte, quedarte a medio camino o que algo se frustre seguramente no sea el fin del mundo. Es posible que ocurra, pero has de poner sobre la balanza si te compensa el estancamiento en el que estás metido. Piensa que nada es blanco o negro. El éxito no es la perfección y el fracaso puede traer consigo otras cosas, como, por ejemplo, un aprendizaje.

5. Utiliza técnicas de motivación

Si, a pesar de ser consciente de tu miedo al fracaso, no consigues motivarte puedes aplicar algunas técnicas de motivación. Recuerda que la motivación puede ser intrínseca (cuando algo me motiva porque me refuerza emocionalmente) o extrínseca (cuando algo me motiva porque me refuerza externamente). Cualquiera de las dos te puede valer, sin embargo, está demostrado que la motivación intrínseca es más potente.

6. Presta atención a cómo te hablas

Cuando algo no nos sale o nos los nervios nos invaden solo ante la idea de pensar que lo intentamos, nos vienen a la cabeza muy anticipadamente pensamientos del tipo: “No puedo”, “a mí esto no me va a salir” o los típicos “es ques”. Sé consciente de cuándo te vengan este tipo de pensamientos y, cuando te vengan, trata de cambiarlos por otros más constructivos: “Esto no me sale aún”, “no puedo porque aún no he practicado lo suficiente” o “puede que me dé miedo a hacer el ridículo, pero eso no significa que no pueda”

7. Haz más de un intento

Las personas perfeccionistas y con miedo al fracaso se rinden muy fácilmente. Piensa en todas las veces que has intentado algo y lo has abandonado a la primera. O, también, en un fracaso que te ocurrió en el fracaso y, desde entonces, te basas en esa única experiencia para justificar que el fracaso está asegurado.

8. Permítete el fallo

La autoexigencia puede ser una fortaleza, pero también una debilidad. Todo depende de hasta qué punto la lleves. Aceptar tus capacidades y tus límites te permitirá llevar el error con más entereza, perspectiva y relativización. Cuando empieces a enfrentarte a aquello en lo que te da miedo fracasar y veas que no siempre tienes éxito, que te equivocas, que lo podrías haber hecho mejor, verás que también puedes aprender y utilizar otras herramientas en el futuro y, así, tu miedo al fracaso dejará de limitarte.

Conclusiones

El miedo al fracaso suele conllevar imaginarse un futuro aterrador donde los errores que cometas no tengan vuelta de hoja. De hecho, quienes temen el fracaso intensamente son quienes menos riesgos toman y son muy cautelosos con los pasos que dan, con lo cual el margen de error se acota. Al mismo tiempo, el miedo al fracaso te estanca y esto puede hacerte muy infeliz.

Es imposible no tener miedo al fracaso. El miedo es una emoción que nos protege ante los peligros y los riesgos. Sin embargo, cuando nos sobrepasa nos paraliza. Por eso, es importante aprender a gestionarlo.

¿Buscas servicios de psicoterapia para superar el miedo al fracaso?

El miedo al fracaso y sus consecuencias puede tener impacto en tu bienestar psicológico. Puede generarte síntomas de angustia o de ansiedad e, incluso, depresión. Si sientes que el miedo al fracaso u otras causas están dañando tu bienestar mental te recomendamos que pidas ayuda. En Avance Psicólogos contamos con la colaboración de un equipo de psicólogos de Madrid formados en distintas corrientes que te pueden ayudar. Puedes acudir tanto de forma presencial en Madrid o, si lo prefieres, puedes hacer tu terapia por videoconferencia.

TE LO PONEMOS MUY FÁCIL
La primera entrevista es GRATIS
CONOCERÁS AL PSICÓLOGO CON EL QUE TRABAJARÁS. SI NO TE CONVENCE, NO TIENES NINGÚN COMPROMISO DE SEGUIR.
Logo negativo Avance Psicólogos

Referencias bibliográficas

Gómez-Araujo, E., Lafuente, E., Vaillant, Y., & Gómez Núñez, L. M. (2015). El impacto diferenciado de la autoconfianza, los modelos de referencia y el miedo al fracaso sobre los jóvenes emprendedores. Innovar25(57), 157-174.

Amores Hernández, A. (2017). Perfeccionismo, miedo al fracaso y síntomas depresivos.

Rodríguez Martín, B., Flores Aguilar, G., & Fernández Río, J. (2022). Ansiedad ante el fracaso en educación física¿ puede la gamificación promover cambios en las alumnas de primaria?. Retos: nuevas tendencias en educación física, deporte y recreación, 44, 739-748.

Zepeda Toro, P. E., da Silva Sousa, R. C., Costa, F., & Douglas Colauto, R. (2023). Miedo al éxito y miedo al fracaso: intensidad de los motivos de procrastinación en la elaboración de la disertación y tesis. Calidad en la educación, (58), 5-34.

COMPÁRTELO
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

autora del artículo

Picture of Por Brenda Ruano Bodemer

Por Brenda Ruano Bodemer

PSICÓLOGA SEXÓLOGA COLEGIADA M-34490

Brenda Ruano Bodemer (Madrid, 1993) se graduó en Psicología por la UCM. Trabaja en la consulta privada desde 2016. Desde entonces, lleva formándose en distintos ámbitos de la psicología: Máster en Sexología, educación sexual, asesoramiento y terapia sexual (UCJC, IUNIVES), Máster en Psicología General Sanitaria (Universidad de Nebrija). Título en Psicología Afirmativa en Diversidad Sexual y de Género (COP). Además de la consulta privada, ha trabajado en centros de día de adicciones y, actualmente, imparte talleres de Educación Sexual en institutos y da formación a profesores sobre Educación Sexual.

Ver todos sus artículos y credenciales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados
Tendencia ahora
Conecta con tu bienestar emocional
Contacta con tu psicólogo hoy mismo
Scroll al inicio