Parejas liberales: las claves de una relación abierta

Parejas liberales: las claves de una relación abierta

Está muy de moda el concepto de “parejas liberales”. Estamos viviendo una etapa en la que la forma de ver las relaciones está evolucionando gracias a que estamos derrumbando los mitos del amor romántico. Tales mitos son el de la media naranja, la exclusividad, la fidelidad incondicional, el juntos hasta que la muerte nos separe o el amor es sacrificio, entre otros.

En una sociedad donde lo queremos todo y lo queremos ya, en la que la “abundancia abunda”, nos empezamos a plantear cuestiones que para nuestros abuelos y abuelas eran impensables: utilizamos el sexo por placer la mayoría de las veces y pocas para concebir, el sexo casual está hoy legitimado (antes era pecado), si no estamos a gusto en una relación nos sentimos libre de dejarla y todo ello nos lleva a hacernos preguntas como: ¿tengo que estar con la misma persona toda la vida?, ¿que me guste otra persona significa que ya no amo a mi pareja?, ¿se pueden querer a dos personas a la vez?,…

En este artículo te trataremos de resolver estas y otras preguntas. Hablaremos de qué son las parejas liberales y en qué consisten las relaciones abiertas. Además, te daremos consejos para que, en caso de que quieras abrir tu relación de pareja, sepas cómo y cómo hacerlo desde el respeto y la ética.  

Nuestra Terapia de Pareja

¿De qué hablamos cuando hablamos de parejas liberales?

Bien, este es un amplio mundo y no hay espacio para explicarlo todo aquí, pero trataremos de sintetizarlo de la manera más completa posible. Existen muchas formas de clasificar lo que llamamos parejas liberales, relaciones no monógamas o el poliamor. Cómo clasificar las relaciones no monógamas dependerá de a quién le preguntes, pero a nosotros nos gusta clasificarlo bajo el criterio de la no exclusividad.

Para ello, primero hemos de distinguir entre exclusividad sexual y romántica. La primera se refiere a que, cuando estamos en una relación monógama (cerrada), damos por hecho que no podemos tener relaciones sexuales con otras personas y, la segunda, cuando en la misma situación no tenemos permitido desarrollar sentimientos hacia otras personas. Lo que las parejas liberales ponen en tela de juicio es si hay o no esa exclusividad (tanto romántica como sexual) en su relación. Ambos tipos de exclusividad se dan por hecho en las relaciones monógamas, es decir, no nos sentamos a discutir si ha de haberlas o no. Digamos que con normas no escritas dentro de las relaciones tradicionales.

Entendido esto, podemos encontrarnos varias formas de practicar la no monogamia. Una de ellas es tener una relación abierta. Se entiende por relación abierta, por lo general, una relación formada por dos personas en la que no se piden mutuamente exclusividad sexual, es decir, ambas partes llegan al acuerdo de que pueden tener encuentros eróticos y sexuales con otras personas. Dentro de este acuerdo, tendrán que llegar a otros muchos. Por ejemplo, muchas parejas liberales son swingers, es decir, hacen intercambios de pareja donde están presentes o no durante el encuentro sexual; o buscan a otra persona con la que tener sexo para pasarlo bien. Otra forma de practicar la no monogamia es lo que conocemos como poliamor. En el poliamor, además de la no exclusividad sexual, está permitida la no exclusividad romántica. Este tipo de parejas liberales mantienen una relación intima y amorosa con más de una persona. Como resultado de ello, surgen lo que se llaman triejas, poliamor jerárquico, polifidelidad o anarquía relacional.

11 claves para que una relación abierta funcione

Resulta común que tengamos expectativas erróneas sobre cómo son las parejas liberales y cómo funcionan las relaciones no monógamas. Para que no caigas en esos errores te damos aquí algunas claves para abrir tu relación y que disfrutes de ella.

1. Aseguraos de que la relación está bien

Nos hemos encontrado en consulta a muchas parejas que plantean abrir la relación porque creen que esa va a ser la solución a sus problemas. Sin embargo, no se consideran a ellas mismas parejas liberales. Abrir la relación a modo parche, no funciona a largo plazo. No solo eso, no solucionará los problemas que ya tienen, si no que los empeorará.

2. Estableced los límites y acuerdos

Y de forma clara. No vale con poner un par de normas. Debéis anticiparos a posibles situaciones que puedan surgir y que puedan generar malestar a alguna de las partes. Esto requiere de tiempo y de hablarlo todo. Como venimos diciendo, en el modelo de relación monógamo y tradicional las normas de la pareja se dan por hecho y no nos sentamos a hablarlas. Sin embargo, de las relaciones no monógama no sabemos nada, por lo que hay que empezar a construirla desde cero.

3. Practicad la comunicación

Hablad de vuestras expectativas, de vuestros deseos y fantasías, e igual de importante de los límites. Es aconsejable sentarse a hablar cada cierto tiempo (el que acordéis) para asegurarse de que todas las partes están bien, lo están llevando bien y para tener un espacio en el que comunicar si hay algo que está doliendo o fallando. Un ejemplo de acuerdo sería si queréis saber lo que la otra persona hace o si preferís no saberlo. Un ejemplo de límite sería no traer a nadie desconocido a casa.

4. Contad con las emociones que surgirán

Las emociones más obvias y comunes que suelen surgir entre las parejas liberales son los celos, la envidia o el enfado. Estas emociones vendrán y tendréis que aprender a gestionarlas. Intentad no guardároslas y comunicadlas. No es lo más fácil del mundo, pero por eso señalábamos la importancia de una sana comunicación. Es normal que surjan estas emociones y hacer como que no existen no funcionará. Sin embargo, si lo gestionas bien y con el tiempo, aparecerá una emoción desconocida y contraria a los celos que se llama “compersión”. Este término se utiliza en las relaciones no monógamas para designar el sentimiento que surge cuando te alegras de que tu pareja haya conocido a alguien y que esté feliz por ello. Increíble, pero cierto.

5. Reservad tiempo para la pareja

Sobre todo a los inicios de abrir una relación suele ocurrir que nos involucramos mucho en los nuevos vínculos, o cuando hemos conocido a una persona nueva que nos ha gustado y sentimos mucha ilusión por seguir conociéndola. El amor es infinito, pero el tiempo, no. Ten cuidado porque si dedicas demasiado tiempo a tus nuevas relaciones puede que se lo estés quitando a tu pareja principal. Incluso si habéis decidido que el sexo que mantengáis con otras personas sea también con la pareja presente, es importante que os dediquéis tiempo de pareja.

6. Sinceridad con otras personas

Tendemos a banalizar el sexo casual, pero la realidad es que, lo queramos o no, desde el minuto uno en el que empezamos a conocer a alguien comenzamos a montarnos expectativas sobre esa persona y/o sobre la relación. Aunque solo sea para sexo, en justo que la otra parte sepa lo que buscas, hasta donde quieres llegar y hasta donde quieres involucrarte. Esto te puede sacar totalmente de tu zona de confort debido al estigma que hay sobre las parejas liberales, pero seguro que esa nueva persona te lo agradece.

7. Informaos sobre las relaciones no monógamas

Este es el primer paso que deberíais dar, incluso antes de abrir la relación; así te harás una idea de en qué consiste y te puedes plantear si este modelo relacional va contigo o no. Como de las relaciones no monógamas, las parejas liberales y del poliamor no te han hablado en tu vida y puede que hasta te suene a chino, es importante que os informéis sobre el tema. Por suerte, internet es sabio y existen algunas asociaciones y páginas web donde organizan charlas y talleres para parejas liberales. También existen libros. El más conocido es “Ética promiscua”.

Conclusiones

Hablando de ética, uno de los principales mitos o malinterpretaciones sobre las parejas liberales es que eso es poner los cuernos, pero con permiso. Cuando empiezas en una relación no normativa te enfrentas a grandes retos tanto dentro de la pareja como fuera. Te vas a encontrar muchos prejuicios: “Eso es que no os queréis de verdad” o “Yo no podría”. Como buenos prejuicios que son, están hechos desde la ignorancia y parten del modelo relacional tradicional y de mitos como “solo se puede querer a una persona a la vez”.

Las parejas liberales no dan por hecho que el amor y el sexo tienen que ir dirigidos en todas las etapas de la vida a una sola persona. Hablan de que el amor y el cariño no se pueden dosificar ni tendría por qué. El sentimiento de amor es infinito. Es como si, en la amistad, te obligaran a escoger solo a una persona, cuando quieres a todos a tus vínculos por igual (salvando particularidades de cada contexto y vínculo, claro).

¿Buscas servicios de terapia de pareja?

¿Te estás planteando abrir tu relación de pareja? ¿No sabes cómo manejar los retos que ello implica? En Avance Psicólogos contamos con psicólogos y psicólogas especializados en sexología y formados en relaciones no monógamas y poliamor. Una terapia de este tipo te puede servir para asesorarte y acompañarte durante el proceso de cambio de pareja monógama o no monógama. Te ayudará a manejar los celos, establecer acuerdos, poner límites, etc. Además, puede ser tanto de forma online como presencial.

Nuestra Terapia de Pareja

Referencias bibliográficas:

Easton, D., & Hardy, J. W. (2020). Ética promiscua. Melusina.

¡COMPARTELO!
Brenda Ruano Bodemer
Brenda Ruano Bodemer
Brenda Ruano Bodemer (Madrid, 1993) se graduó en Psicología por la UCM. Trabaja en la consulta privada desde 2016. Desde entonces, lleva formándose en distintos ámbitos de la psicología: Máster en Sexología, educación sexual, asesoramiento y terapia sexual (UCJC, IUNIVES), Máster en Psicoogía deportiva (UNED). Máster en Psicología General Sanitaria (Universidad de Nebrija). Título en Psicología Afirmativa en Diversidad Sexual y de Género (COP). Además de la consulta privada, ha trabajado en centros de día de adicciones y, actualmente, imparte talleres de Educación Sexual en institutos y da formación a profesores sobre Educación Sexual.
DESCUBRE NUESTRA TERAPIA PSICOLÓGICA PRESENCIAL Y ONLINE
NUESTROS POSTS MÁS RECIENTES

¿Quieres información sobre nuestros servicios de Psicoterapia?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible




    Tendencias hoy
    Compártelo en:
    Scroll al inicio