Problemas frecuentes abordados en terapia de pareja

Problemas frecuentes abordados en terapia de pareja
Compártelo!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Problemas frecuentes abordados en terapia de pareja. La terapia de pareja ofrece tanto una ayuda profesional como un contexto desde los que es posible dar solución a muchas dinámicas problemáticas que se dan en las relaciones amorosas.

Sin embargo, es habitual que quienes acuden por primera vez a esta clase de sesiones no sepan muy bien qué pueden esperar de la terapia de pareja. Por ejemplo, no resulta raro que acudan simplemente para aprender a discutir de una manera más calmada y constructiva, sin tener en cuenta que esta clase de intervención psicológica puede servir también para que no tengan tantos motivos por los que discutir.

 

Si te gustaría saber más acerca de las formas de malestar que pueden ser superadas con la ayuda de un psicólogo formado en terapia de pareja, sigue leyendo; aquí encontrarás un resumen sobre los problemas que pueden ser abordados en estas sesiones.

Nuestra Terapia de Pareja

¿Qué problemas de relación pueden ser abordados en la terapia de pareja?

Estos son los principales tipos de problemas ante los cuales resulta útil la terapia de pareja.

1. Grandes diferencias en las metas a largo plazo

Es frecuente que las parejas lleguen a un punto en el que se planteen planes de futuro y compromisos a largo plazo; esto hace que surjan desacuerdos en cuanto a prioridades, estilo de vida que se busca, necesidad o no de tener hijos, etc. En la terapia de pareja se crea una vía de diálogo sobre estos temas tan delicados, de manera que cada parte pueda ordenar sus ideas, dejar claras sus prioridades y temores, y reconocer intereses comunes y posibles soluciones a este aparente choque de intereses.

2. Insatisfacción con la coordinación en cuanto a las tareas del hogar

El simple hecho de convivir bajo un mismo techo viene con una serie de responsabilidades y con la necesidad de ponerse de acuerdo para dejar claro quién se encarga de hacer qué. Esto puede llegar a ser algo difícil de gestionar para muchas parejas, siendo una fuente de frustración y de discusiones constantes. En estos casos, la terapia de pareja es un lugar propicio para expresar los diferentes puntos de vista y llegar a una solución en la que ambas partes llegan a un acuerdo y no haya alguien sacrificándose mucho más que el otro.

3. Falta de empatía

La falta de empatía es uno de los problemas de comunicación más comunes en la pareja y una de las causas que más conflictos, discusiones y rupturas genera en todo tipo de parejas.

Este déficit consiste en que uno o ambos miembros de la relación tienen problemas para ponerse en el lugar del otro y comprender sus problemas sin juzgarlo, así como de identificar sus emociones, necesidades o anhelos y actuar en consecuencia.

La empatía es una habilidad social que se aprende progresivamente desde la infancia, que puede entrenarse y mejorarse durante la edad adulta, y que nos ayuda a relacionarnos de manera adaptativa tanto con seres queridos, como con colegas de trabajo e incluso completos desconocidos con los que apenas hemos iniciado una conversación. Sin e,bargo, es en los vínculos afectivos más fuertes en los que cobra especial importancia.

4. Pérdida del respeto mutuo

La pérdida de respeto hacia la otra persona es otro de los indicadores definitorios de que existen serios problemas en una relación afectiva.

Esta falta de respeto se puede manifestar de muchas maneras, pero en el ámbito de la comunicación suele plasmarse en interrupciones frecuentes, comentarios sarcásticos constantes ante las peticiones u opiniones del otro, burlas, e incluso en el hecho de ignorar lo que dice la otra persona. En los casos más extremos, la pérdida de respeto pasa a formar parte de una dinámica de maltrato psicológico (si se da con insultos, amenazas, intentos de manipulación constantes, etc.); en el caso de que se haya pasado ese umbral, la terapia de pareja deja de ser la solución y lo prioritario es cortar la relación cuanto antes.

5. Crisis por infidelidad

Las infidelidades son un motivo de consulta muy frecuente entre quienes van a terapia de pareja, y la crisis que desencadena se expresa de diferentes maneras: falta de confianza en el otro, pocos incentivos para seguir comprometiéndose en esa relación, reproches y discusiones constantes, etc. En terapia de pareja se explora las posibilidades de reparación del daño causado y si existen motivos de peso por los que esa relación de pareja debería continuar.

6. Malestar por conflictos con terceros

A veces, los problemas de pareja son una extensión de conflictos originados fuera de ese noviazgo o matrimonio en concreto. Por ejemplo, ocurre cuando una de las dos personas se lleva mal con la familia de la otra. En situaciones así, es frecuente sentirse mal por el posicionamiento que la otra persona ha adoptado ante esas discusiones o peleas: aparece la idea de que no existe un apoyo incondicional, que esa persona está de parte de los demás y que eso es una señal de su falta de compromiso, etc.

7. Efectos colaterales de problemas de salud

Cuando uno de los miembros de la pareja desarrolla problemas de salud física o psicológica, eso puede generar una asimetría que, si no es gestionada adecuadamente, puede alterar la relación, dando lugar a un ambiente enrarecido: dudas acerca de si la otra persona puede comprender a quien está enfermo, sensación de inutilidad si no se logra ayudar a quien tiene ese problema de salud, etc.

8. Aparente falta de interés en el otro

A veces, aparecen problemas cuando parece que uno de los miembros de la pareja siente poco interés por la otra persona; esto se puede plasmar en lo sexual, o simplemente en sus pocos esfuerzos por pasar tiempo juntos. Factores como el estrés laboral, la carga excesiva de responsabilidades del hogar o incluso la posible existencia de trastornos del estado de ánimo hacen que lo que en apariencia es poco interés en realidad esconda un problema más complejo.

9. Problemas de tipo sexual

Esto puede tener que ver con disfunciones sexuales, o con malas dinámicas comunicativas: la existencia de temas tabú que impiden saber lo que le gusta a la otra persona, la creencia de que la otra persona no siente interés por el sexo, etc.

 

¿Te interesa acudir a terapia de pareja?

Si quieres contar con ayuda profesional en un proceso de terapia de pareja, ponte en contacto con nosotros. En Avance Psicólogos ayudamos a pacientes individuales y a parejas que necesitan superar formas de malestar emocional presentes en su día a día, y disponemos de más de dos décadas de experiencia.

Nuestra Terapia de Pareja

Referencias bibliográficas:

Biscotti, O. (2006). Terapia de Pareja: una mirada sistémica. Buenos Aires: Lumen. Problemas frecuentes abordados en terapia de pareja
Sternberg, J. (1997). Satisfaction in close relationships. Nueva York: Guilford Press. Problemas frecuentes abordados en terapia de pareja

Problemas frecuentes abordados en terapia de pareja

Compártelo!
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Descubre nuestra Terapia Psicológica Presencial y Online

1 comentario en “Problemas frecuentes abordados en terapia de pareja”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestros Posts más leídos
¿Quieres información sobre nuestros servicios de Psicoterapia?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible




    Ir arriba