Síndrome de Burnout

Síndrome de Burnout

Síndrome de Burnout. El síndrome de desgaste profesional, también conocido como síndrome de Burnout, es un conjunto de alteraciones psicológicas que surgen como consecuencia de una dinámica de trabajo dañina, ya sea por el exceso de tareas o por la existencia de un entorno en el que no es posible trabajar de manera eficiente y apenas hay momentos de descanso o agradables en este.

En este artículo veremos cuáles son las características de este fenómeno, cómo se relaciona con el estrés y la fatiga, y qué se puede hacer en estos casos.

Nuestra Terapia Psicológica

¿Qué es el síndrome de Burnout?

Lo que entendemos por síndrome de Burnout es un conjunto de síntomas vinculados al desgaste físico y psicológico y que se da no solo en el contexto del trabajo, sino también en el resto de las áreas de la vida de la persona. Como veremos, tiene mucho que ver con el estrés laboral, y en algunos de sus síntomas se asemeja a la depresión o a la distimia.

A pesar de que este es un concepto importante en el ámbito de la Psicología Clínica y de la Psicología de las Organizaciones y del Trabajo, hay que tener en cuenta que no se trata de un concepto que aparezca en los manuales diagnósticos más utilizados en salud mental.

Síntomas

Estos son los principales síntomas vinculados al síndrome de Burnout

Ansiedad

El estrés se va acumulando volviendo a la persona más propensa a los problemas de ansiedad y angustia, producidos sobre todo por la disonancia entre lo que se percibe que se debe hacer y lo que se percibe que se está haciendo. Aparece la sensación de que “no se llega” a cumplir con los requerimientos del día a día en el trabajo y, por extensión, de la vida en general.

 

Malestar y problemas psicosomáticos

El estado mental de la persona se plasma en un desgaste de la condición física en general: la salud se vuelve más quebradiza a causa del debilitamiento del sistema inmunológico, aparecen dolores y una sensación de malestar en general, y a menudo, insomnio.

 

Agotamiento emocional

La falta de referencias acerca de cómo se puede progresar en lo que se hace, por un lado, y la falta de fuentes de motivación realmente satisfactorias, por el otro, combinadas con el estrés y el fluir constante de responsabilidades a atener, produce un cansancio emocional que recuerda a los síntomas de la depresión. La persona se involucra poco en el trabajo, lo mínimo para “cumplir” con la tarea o incluso ni eso, y predomina la actitud pasiva y apática.

Tendencia al aislamiento y/o a los patrones comunicativos deficientes

La persona con síndrome de Burnout se encierra en sí misma, no siente interés por relacionarse activamente con los demás allí donde puede elegir no hacerlo. Y cuando sí interactúa con otras personas, se vuelve más proclive a la frustración, la irritabilidad y las discusiones.

Disminución del rendimiento laboral

Una de las consecuencias del síndrome de Burnout es la disminución del rendimiento a la hora de trabajar.

Causas

Las principales causas del síndrome de Burnout tienen que ver con la precariedad laboral. El perfil de quienes suelen desarrollar esta clase de problemas son individuos en una situación económica delicada que se ven sometidas a más de 8 horas diarias de trabajo, y/o hace mucho que trabajan realizando las mismas actividades, con poca o ninguna variación.

Por otro lado, también está asociado a las situaciones conflictivas o incluso de mobbing en el trabajo: el mal trato de superiores o compañeros de oficina, la incapacidad para elevar quejas o peticiones a instancias superiores, etc. En definitiva, a lugares en los que predomina un mal clima laboral.

 

Si bien el síndrome de Burnout no tiene una sola causa, sino una multiplicidad de factores causales que se combinan e interactúan entre sí, existe consenso acerca de la idea de que esta alteración psicológica aparece como resultado del mantenimiento de un estado de estrés constante o muy frecuente, el cansancio y los problemas de salud que se derivan de este, y la falta de sentido del progreso en un trabajo (es decir, contextos en los que la persona nota que se ha quedado estancada en su trayectoria laboral.

Tratamiento

El síndrome de Burnout puede ser tratado mediante la psicoterapia, por un lado, y la implantación de nuevas políticas de trabajo allí donde tiene lugar el desempeño laboral, por el otro. Desde el punto de vista de la terapia psicológica, es posible buscar estrategias para gestionar mejor el tiempo, regular mejor los estados de ansiedad y de estrés, y potenciar las habilidades comunicativas y de auto-motivación. Sin embargo, también es importante que esta clase de progresos en el comportamiento de la persona se correspondan con un cambio en el contexto laboral.

¿Buscas apoyo psicoterapéutico?

Si crees que has desarrollado síndrome de Burnout y por consiguiente buscas ayuda psicológica por parte de profesionales, ponte en contacto con nosotros. En Avance Psicólogos disponemos de un amplio equipo de psicoterapeutas especializados en diferentes áreas del bienestar emocional y de la salud mental en general, y podremos aportarte las soluciones personalizadas que necesitas. Ofrecemos psicoterapia tanto de forma presencial en nuestro centro de Madrid como a través de la terapia online por videollamada.

Nuestra Terapia Online

 

Referencias bibliográficas:

Farber, B.A. (2000). Tailoring Treatment Strategies for Different Types of Burnout. Journal of Clinical Psychology. 56 (5): pp. 675 – 689.
Freudenberger, H.J. (1974). Staff burnout. Journal of Social Issues. 30: 159–165.
Maslach, C.; Jackson, S.E; Leiter, M.P. (1996). MBI: The Maslach Burnout Inventory:
Maslach, C.; Schaufeli, W.B. y Leiter, M.P. (2001) Job Burnout. Annual Review of Psychology, 52: pp. 397 – 422.
Manual. Palo Alto: Consulting Psychologists Press.

Ir arriba
Abrir chat