5 consejos psicológicos para tomar decisiones

Laura Palomares

Laura Palomares

¿Cómo tomar decisiones?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Consejos psicológicos para tomar decisiones. La toma de decisiones que realizamos en nuestro día a día está lejos de ser el proceso puramente racional que caracteriza a los ordenadores y a los robots. En el caso de las máquinas, esta tiene lugar a partir de un conjunto de reglas fijadas de antemano y que simplemente deben ser aplicadas para llegar a conclusiones usando para ello información dada desde fuera.

Sin embargo, en nuestro caso, no nos podemos permitir el lujo de tomar decisiones simplemente como quien lee un manual de instrucciones; debemos interpretar primero una serie de hechos, luego imaginar posibles respuestas a ello, y elegir la mejor opción apoyándonos también en elementos no racionales, como nuestras prioridades y nuestras emociones. Eso sí, existen mejores y peores maneras de tomar decisiones en nuestro día a día, y conocer las variables psicológicas involucradas en este proceso puede ayudarnos a hacerlo en buenas condiciones. Por eso, en este artículo encontrarás varios consejos psicológicos para tomar decisiones con fundamento.

Nuestra Terapia Online

5 consejos para tomar decisiones del mejor modo posible

Tomar una decisión implica adaptarse siempre tanto a las opciones entre las que elegimos como al contexto en el que tenemos que elegir, y en este sentido, no hay “trucos” que funcionen el 100% de las veces. Sin embargo, hay algunas ideas clave que pueden maximizar las probabilidades de acertar interviniendo en lo psicológico. Veamos cuáles son.

1. Piensa más allá del marco

Muchas veces, las opciones entre las que dudamos al tomar una decisión vienen impuestas desde fuera. Por ejemplo, se ha comprobado que el modo en el que una pregunta es planteada influye mucho en la manera en la que las personas tienden a responder ante estas, e incluso puede facilitar que quien responde adopte un sistema de valores u otro según las palabras elegidas al explicar aquello que hay que decidir. Por eso es básico ir más allá de las palabras y detectar los conceptos clave en los que se basa la decisión a tomar, eligiendo los términos más ajustados a la realidad y, si hace falta, reformulando la pregunta para nosotros mismos.

2. Detecta tus riesgos y vulnerabilidades

Si la decisión a tomar tiene que ver con emprender un proyecto que te obligará a aprender y a ir más allá de tus límites o “zona de confort”, ten en cuenta que una cosa es lo que eres capaz o no de hacer en el presente, y otra cosa es lo que puedes llegar a hacer si te pones a practicar o a aprender. Por eso hay que distinguir entre nuestros propios defectos o vulnerabilidades del presente, y los riesgos asociados a no aprender lo suficientemente rápido. Ante una decisión importante, hay que plantearse preguntas como: ¿conozco a alguien fiable que me pueda enseñar a realizar la actividad que necesito? ¿Me compensa invertir tiempo y esfuerzo en mejorar en este aspecto, o mejor apuesto por reforzar otra de mis capacidades?

3. Fija fecha y hora límite para las decisiones importantes

Cuando estamos ante una decisión importante, muchas veces existe el riesgo de que posterguemos una y otra vez el momento de decantarnos finalmente por una de las opciones. Esto ocurre porque el hecho de dar ese paso suele ser visto como un momento estresante, lo cual lleva a algunas personas a “dejarlo para otro momento” porque no se sienten preparadas. Por eso, es importante prevenir este tipo de problemas relacionados con la procrastinación fijando desde el principio una fecha y hora límites en el que la decisión debe estar tomada.

4. Plantéate si realmente necesitas todo ese tiempo para tomar la decisión

A veces, aceptamos sin más un periodo determinado para tomar la decisión sin plantearnos si es excesivo o no. Recuerda la ley de Parkinson: el trabajo tiende a extenderse hasta cubrir todo el tiempo disponible.

5. Detecta los momentos en los que las emociones interfieren demasiado en tu toma de decisiones

Hay que saber cuándo compensa tomar una decisión importante y cuándo no. A veces, estamos demasiado enfadados, tristes o estresados para elegir la opción definitiva. Si asumimos que ese estado emocional se desvanecerá relativamente pronto, merece la pena esperar un poco, pero si no, hay que tomar la decisión igualmente. Piensa que nunca somos 100% racionales, las emociones forman parte de cualquier proceso psicológico, y no podemos aspirar a eliminarlas totalmente de la ecuación.

¿Buscas apoyo psicológico profesional?

Si te interesa disponer de asistencia psicológica, ponte en contacto con nuestro equipo de profesionales. En Avance Psicólogos atendemos a personas de todas las edades apoyándonos en nuestros más de 20 años de experiencia en el ámbito de la psicología. Trabajamos ofreciendo psicoterapia individualizada, terapia familiar y de pareja, asistencia neuropsicológica y psiquiátrica, logopedia y coaching. Las sesiones pueden ser realizadas ya sea en nuestro centro ubicado en Madrid (en el barrio de Goya) o de manera online por videollamada.

Nuestra Terapia Psicológica

Referencias bibliográficas:

Ariely, D. (2008). Predictably irrational: The hidden forces that shape our decisions. Nueva York: HarperCollins.

Janis, I.L.; Mann, L. (1977). Decision making: a psychological analysis of conflict, choice, and commitment. Nueva York: Free Press.

Pfister, H.-R., & Böhm, G. (2008). The multiplicity of emotions: A framework of emotional functions in decision making. Judgment and Decision Making, 3: pp. 5 – 17.

Postmes, T.; Spears, R.; Cihangir, S. (2001). Quality of decision making and group norms. Journal of Personality and Social Psychology, 80(6): pp. 918 – 930.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin
Descubre nuestra Terapia Psicológica Presencial y Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestros Posts más leídos
Ir arriba