Trastorno por Atracón: Cómo vencerlo y recuperar el control

COMPÁRTELO
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

El Trastorno por Atracón (TA) fue reconocido como un Trastorno alimentario y de la ingestión de alimentos por la Asociación Americana de Psiquiatría por primera vez en 2013. Las personas que presentan un Trastorno por Atracón presentan conductas problemáticas en su relación con la alimentación y a veces utilizan la comida como forma de gestión emocional.

Aunque todos/as podamos comer en exceso de vez en cuando, lo que define este trastorno es que este comportamiento se vuelve compulsivo y frecuente. En cualquier caso, es importante recordar que para poder afirmar que presentamos un Trastorno por Atracón es necesario el punto de vista de un profesional de la salud mental y cumplir con ciertos criterios diagnósticos concretos.

A lo largo de este artículo, explicaremos en qué consiste el Trastorno por Atracón, cuáles son sus principales características y ofreceremos pautas para mejorar nuestra relación con la comida que nos puedan ser útiles como prevención del desarrollo de un trastorno alimentario.

¿Qué es el Trastorno por Atracón?

De forma amplia, los trastornos alimentarios pueden definirse como un grupo de trastornos psicológicos caracterizados principalmente por una conducta alterada de la ingesta de alimentos y/o la aparición de determinados comportamientos cuyo objetivo es el control del peso. Según en DSM-V, El Trastorno por atracón (TA) se caracteriza por el consumo de grandes cantidades de comida, mayores que las que comería habitualmente una persona en circunstancias similares, en un intervalo corto de tiempo y con la sensación de pérdida de control de la ingesta.

TE LO PONEMOS MUY FÁCIL
La primera entrevista es GRATIS
CONOCERÁS AL PSICÓLOGO CON EL QUE TRABAJARÁS. SI NO TE CONVENCE, NO TIENES NINGÚN COMPROMISO DE SEGUIR.
Logo negativo Avance Psicólogos

Además, estas condiciones deben coincidir con tres o más de los siguientes síntomas:

  1. Comer mucho más rápido de lo habitual
  2. Continuar comiendo incluso sin tener hambre
  3. Comer a solas por sentir vergüenza de comer una gran cantidad
  4. Sentir culpa o malestar después de los atracones
  5. Que todos estos síntomas se hayan producido al menos una vez a la semana durante los últimos 3 meses.

Una característica muy importante que marca la diferencia entre el Trastorno por Atracón y la Bulimia (otro trastorno alimentario muy conocido) es que en el Trastorno por Atracón no se producen conductas compensatorias tras un atracón (vomitar, usar de diuréticos y/o laxantes, realizar ejercicio compulsivo, purgas…).

Por último, es importante saber que el trastorno se presenta en personas de todas las edades y con todo tipo de cuerpos. Aunque en algunos casos hay una relación de este trastorno con la obesidad, como podemos encontrar en algunas revisiones científicas acerca de este tema, no es adecuado equipararlo directamente con la obesidad, ya que la mayoría de las personas obesas no realizan atracones de forma recurrente y este trastorno aparece en personas con cuerpos de formas y tamaños muy variados.

Factores de riesgo del Trastorno por atracón

La causa exacta del Trastorno por Atracón no está clara, pues al igual que en el resto de trastornos alimentarios, la investigación científica nos habla de que tienen un origen multicausal. No obstante, puede ser interesante considerar algunos de los principales factores de riesgo para desarrollar este trastorno:

1. Factores genéticos

La predisposición a desarrollar este trastorno es más alta si algún miembro de la familia ya ha sufrido algún tipo de trastorno alimentario.

2. Etapa de la adolescencia

Aunque este trastorno se puede desarrollar a lo largo de toda la vida de una persona, esta es la etapa donde se produce una mayor prevalencia del mismo, por la vulnerabilidad emocional que caracteriza a la adolescencia.

3. Dietas

Aquellas personas que han sido sometidas a muchas dietas a lo largo de su vida o que se han vivido en ambientes muy exigentes con la comida o cuerpo, tienen mayor probabilidad de desarrollar este trastorno.

4. Problemas psicológicos

Otros problemas como una baja autoestima, pobre autoconcepto, un alto perfeccionismo y la sintomatología de ansiedad y depresión están relacionados con la aparición del Trastorno por Atracón.

5. Bullying

Las personas que desgraciadamente han vivido situaciones de violencia psicológica en forma de comentarios negativos hacia sus cuerpos, tienen mayor probabilidad de desarrollar este trastorno, y, en general, de tener una peor relación con su cuerpo.

Pautas para mejorar nuestra relación con la comida

Para trabajar los síntomas del Trastorno por Atracón de forma específica y adaptada a las necesidades personales de cada caso, es necesario un proceso de terapia psicológica individual. Sin embargo, a continuación incluimos algunas pautas generales que pueden sernos útiles para mejorar nuestra relación con la comida:

1. Rechaza la mentalidad de la dieta

Una de las primeras pautas para poder mejorar nuestra relación con la comida es dejar de lado las dietas extremas y hacer un cambio en nuestra mentalidad. No te saltes comidas. Evita las reglas restrictivas entorno a la alimentación.

Tienes derecho y permiso a comer para nutrir tu cuerpo. Cuantos más intentos hacemos de controlar la alimentación de forma estricta, más probabilidad de que haya después momentos de descontrol, como son los atracones. Permítete hacer todas las comidas del día para que tu cuerpo esté saciado y adecuadamente nutrido.

2. No sigas cuentas en redes sociales que te generen malestar

Aunque las redes sociales nos ofrecen acceso a mucha información interesante, también son una fuente de comparación con otras personas y malestar. Si identificas que al ver determinados contenidos relacionados con la alimentación, con el cuerpo o con el estilo de vida que te generan sensaciones desagradables, puede ser buena idea dejar de seguir esas cuentas o por lo menos silenciarlas por un tiempo.

3. Busca alternativas a la comida para gestionar las emociones

Si en algún momento has experimentado atracones como forma de gestión emocional, algo que puede ayudarte es intentar identificar los desencadenantes emocionales de los mismos. Trata de elaborar un plan sobre cómo gestionar de forma distinta las emociones que desencadenan los atracones (ejemplos: salir a dar un paseo, escribir, hablar con alguien, escuchar música…).

4. Evita los juicios acerca de la comida

Inconscientemente, muchas personas emiten juicios acerca de los tipos de alimentos, las cantidades, expresar que al día siguiente no voy a comer para compensar lo comido… Son mensajes que están muy normalizados, pero que nos perjudican en nuestra relación con la comida. Intenta poco a poco hacerte cada vez más consciente de cuando haces o escuchas estos comentarios y trata de evitarlos. También puedes pedir de forma educada a las personas de tu entorno que hagan lo mismo.

5. Respeta tus diferentes elecciones de comida: sé flexible

Otra clave muy importante para mejorar la relación con la comida es evitar la rigidez. Culturalmente, la comida cumple un papel importante en el ámbito social, que es una parte importante de nuestra vida. El antídoto para la rigidez y el perfeccionismo es la flexibilidad. Trata de tener una actitud amable y compasiva contigo donde aceptes las diferentes elecciones de comida que hagas en función del contexto y de tus deseos.

Conclusiones

En este artículo, hemos explicado qué es el Trastorno por Atracón, señalando sus principales características y encuadrándolo dentro de los Trastornos Alimentarios. Además, hemos propuesto diferentes pautas importantes para mejorar de forma general nuestra relación con la comida, que nos pueden ser útiles a todas las personas.

En el plano psicológico, las consecuencias de sufrir el Trastorno por Atracón son muy graves, por lo que visibilizarlo y contar con la adecuada información al respecto puede ser de gran ayuda para identificar a tiempo las señales de alarma tanto propias como de las personas de nuestro entorno y pedir la ayuda necesaria.

Recuerda que esta problemática es mucho más común de lo que te imaginas, aunque muchas veces pase inadvertida socialmente. No hay ninguna razón para avergonzarse de ello. Mejorar nuestra relación con la comida es posible y permite que la alimentación deje de ser el eje central de nuestra vida y podamos disfrutar del resto de cosas maravillosas que tenemos.

¿Necesitas ayuda para mejorar tu relación con la comida?

Si has crees que tu relación con la comida no es muy saludable o has identificado que quizás tienes ciertos síntomas de un posible trastorno alimentario, nuestro equipo de psicólogos profesionales te podría ser de ayuda. En Avance Psicólogos llevamos más de 20 años brindando nuestros servicios de psicoterapia en Madrid. Actualmente ofrecemos sesiones tanto de manera presencial como en el formato de terapia online. Nuestros psicólogos y psicólogas especialistas en trastornos de la alimentación pueden atender tu caso de manera especializada a las necesidades personales o familiares.

TE LO PONEMOS MUY FÁCIL
La primera entrevista es GRATIS
CONOCERÁS AL PSICÓLOGO CON EL QUE TRABAJARÁS. SI NO TE CONVENCE, NO TIENES NINGÚN COMPROMISO DE SEGUIR.
Logo negativo Avance Psicólogos

Referencias bibliográficas:

Del Barrio, J. A. G. (2009). Convivir con los trastornos de la conducta alimentaria: anorexia, bulimia y trastorno por atracones. Ed. Médica Panamericana.

Guisado, J. A., & Vaz, F. J. (2001). Aspectos clínicos del trastorno por atracón» binge eating disorder». Revista de la asociación española de Neuropsiquiatría, (77), 27-32.

Palacios, A. G. (2014). El trastorno por atracón en el DSM-5. Cuadernos de medicina psicosomática y psiquiatría de enlace, (110), 70-74.

Pernalete, A. R. M., Gutierrez, C. A. G., Alvarado, C. J. P., Flores, D. A. M., Pérez, F. A. P., Navas, H. L. F., … & Flores, P. M. M. (2014). Factores de riesgo para los trastornos por atracón (TA). Gaceta médica de México, 150(s1), 125-131.

COMPÁRTELO
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

autora del artículo

Belén Ramos Gómez

PSICÓLOGA COLEGIADA M-37048

Belén Ramos Gómez (Sevilla, 1996) se graduó en Psicología por la UAM. Trabaja en la consulta privada desde 2019. Desde entonces, lleva formándose en diferentes ámbitos de la psicología: Máster en Psicología General Sanitaria (UAM), Máster en Psicología General Sanitaria (UAM), Formación en Terapia Gestalt (IPG), Teorías del apego y trauma, Formación en Duelo, Experta en Coaching y formaciones en perspectiva de género. Adicionalmente, tiene experiencia laboral en un recurso de adicciones, en un centro de menores y en acompañamientos a las infancias y adolescencias.

Ver todos sus artículos y credenciales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados
Tendencia ahora
Conecta con tu bienestar emocional
Contacta con tu psicólogo hoy mismo
Scroll al inicio