¿Qué es el trauma vicario? Características, causas y tratamiento

COMPÁRTELO
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

El trauma vicario es una muestra de hasta qué punto los procesos traumáticos son complejos y pueden afectarnos de varias maneras diferentes.

En este artículo te resumimos las principales características de este trastorno psicológico y el modo en el que afecta a las personas.

Logo para botón de llamada a la acciónDescubre cómo te puede ayudar nuestra terapia para los traumas

Las características del trauma vicario

Si nos ceñimos a la definición de trauma psicológico en general, veremos que es un conjunto de alteraciones psicológicas que generan una reacción de ansiedad, miedo y/o angustia ante los recuerdos asociados a una experiencia disruptiva y perturbadora: un accidente de tráfico, un caso de violación o paliza, la muerte repentina de un ser querido, etc. Por la naturaleza de las experiencias traumáticas, estas dejan una “marca” en el sistema de memoria de la persona, y esta hace que dicho recuerdo, cuando es activado, desestabilice el estado emocional de la persona. Además, los traumas pueden permanecer durante años o incluso décadas si no son tratados en terapia.

En el caso del trauma vicario, como su nombre indica, es un tipo de trauma desencadenado por una experiencia vicaria, es decir, de observación de lo que hace o lo que le pasa a otra persona. Así pues, en este trauma, la experiencia traumática principal le ocurre a otro individuo, y nosotros tan solo nos vemos afectados de manera indirecta, pero es lo suficientemente significativo como para dañar nuestra salud mental. Por su naturaleza, esta alteración psicológica se da sobre todo en profesionales sanitarios, y en miembros de los cuerpos de seguridad y de bomberos.

Posibles causas del trauma vicario

Son muchas las causas y elementos desencadenantes que pueden desarrollar un trauma vicario en una persona en concreto, a continuación presentamos las más habituales.

1. Altos niveles de empatía

Las profesiones que son más afectadas por este tipo de alteraciones son aquellas que requieren una gran empatía para tratar a otras personas que están sufriendo y que pueden, a su vez, sufrir también traumas en la vida.

Es por eso que la empatía juega un papel fundamental en la adquisición de esta alteración, ya que el profesional en cuestión tiende a involucrarse demasiado con la persona que trata y a la larga termina por identificarse demasiado con el sufrimiento ajeno y sintiéndolo como propio.

2. Exceso de trabajo

Un exceso de trabajo en algunas profesiones pueden acabar ocasionando un cansancio intenso que a su vez puede acabar propiciando la aparición de un trauma vicario.

Es por eso que, con el fin de evitar la aparición de este trastorno tan destructivo, es recomendable intentar no sobrecargarse demasiado de trabajo, especialmente en aquellos en el que se experimentan situaciones más potencialmente traumatizantes.

3. Síndrome del cuidador

El síndrome del cuidador también puede estar relacionado con la aparición de un trauma vicario, y se asocia con los dos elementos anteriormente comentados: la empatía, el exceso de trabajo y el cuidado de personas que están sufriendo.

El síndrome del cuidador es una alteración psicológica que experimentan muchos cuidadores, sobre todo en el ámbito de la psicología y de la salud y que se caracteriza por una sobrecarga tanto física como mental y una incapacidad de establecer una distinción entre el cuidado profesional de quienes sufren y la vida personal fuera del trabajo.

4. Experiencias violentas o disruptivas

Tal y como pasa con todos los traumas en general, el hecho de no poder prepararse psicológicamente para la aparición de una pérdida importante (por ejemplo, la muerte de un paciente) hace que las experiencias sean más traumáticas. Por lo general, si el duelo es un proceso gradual y con un elemento de anticipación, tiene menos probabilidades de generar secuelas psicológicas.

Tratamiento del trauma vicario

Existen diferentes formas de intervención para tratar los casos de trauma vicario; en todos los casos se hace necesaria la psicoterapia, y en algunos casos, también la psiquiátrica, para mitigar los síntomas vinculados a la ansiedad mediante el uso de psicofármacos con prescripción médica.

En el contexto de la psicoterapia, se entrena al paciente en el uso de técnicas de gestión de las emociones para integrar mejor en la memoria los recuerdos vinculados a la experiencia traumática, debilitando la tendencia a intentar no pensar en ello, o de bloquear esos pensamientos y recuerdos evocados cuando aparecen en la consciencia.

¿Buscas apoyo psicológico profesional?

Si estás buscando asistencia psicoterapéutica ante un malestar causado por el trauma vicario u otra forma de experiencia traumática, ponte en contacto con nuestro equipo. En Avance Psicólogos tenemos más de 20 años de experiencia atendiendo pacientes, y ayudamos a personas de todas las edades. Te podemos dar servicio a través de la psicoterapia, de la neuropsicología y la psiquiatría, y nos encontrarás en nuestro centro situado en Madrid (en el barrio de Goya). También ponemos a tu disposición la modalidad de terapia online.

Logo para botón de llamada a la acciónDescubre cómo te puede ayudar nuestra terapia para los traumas

Referencias bibliográficas:

Brady, J.L.; Guy, J.D.; Poelstra, P.L.; Brokaw, B.F. (1999). Vicarious traumatization, spirituality, and the treatment of sexual abuse survivors: A national survey of women psychotherapists. Professional Psychology: Research and Practice, 30(4): pp. 386 – 393.

COMPÁRTELO
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

autora del artículo

Laura Palomares Pérez

PSICÓLOGA - SEXÓLOGA COLEGIADA M-15270

Laura Palomares (Madrid, 1973) se licenció en Psicología en la por la UAM, funda y forma parte de Avance Psicólogos desde el año 1999. Amplía su formación en los siguientes ámbitos de la psicología: Título de Formadora en Sexología por el Instituto de Ciencias Sexológicas (In.Ci.Sex) Universidad de Alcalá de Henarés. Master en Sexología por el Instituto de Sexología de Madrid (In.Ci.Sex) Universidad de Alcalá de Henares. Prácticum en la Sociedad Sexológica de Madrid-Fundación SEXPOL. Título de Especialista en Terapia Gestalt, por la Fundación Laureano Cuesta en la Universidad de Comillas. Especialista en Terapia de Pareja, por el Centro Psicológico Dr. De Francisco. Diploma en Técnicas de Integración Cerebral (TIC), por el Centro de Terapias de Avanzadas. Tras 25 años de experiencia como psicoterapeuta, ahora colabora como divulgadora para medios especializados en el ámbito de la Psicología y la salud.

Ver todos sus artículos y credenciales
Artículos relacionados
Tendencia ahora
Conecta con tu bienestar emocional
Contacta con tu psicólogo hoy mismo
Scroll al inicio