¿Cómo tener una vida social activa?

COMPÁRTELO
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Como animales sociales que somos, los humanos necesitamos de la compañía de los demás en todos los aspectos de la vida. Pero en lo que respecta a las relaciones sociales, no solo importa la cantidad de personas con las que estamos habitualmente, ni el número de horas que pasamos con ellas semanalmente; la calidad de esos encuentros es un aspecto fundamental. Por eso, aquí daremos un repaso a varios consejos sobre cómo tener una vida social activa mediante pequeños cambios de rutina.

Logo para botón de llamada a la acciónDescubre cómo te puede ayudar nuestra terapia online

Consejos para tener una vida social activa y satisfactoria

Quedar con amigos y conocer gente nueva es mucho más que pasar un buen rato; es un aspecto fundamental para mantener una calidad de vida adecuada. Sin embargo, hay quienes se dejan llevar por la rutina y, sin saber cómo han llegado ahí, notan que su vida social pierde riqueza y pasa a ser aburrida y poco satisfactoria. Veamos cómo solucionar esta clase de situaciones.

1. Asegúrate de no estar reduciendo tu vida social a las interacciones por Internet

El primero de los consejos para tener una vida social activa consiste en no caer en la trampa de creer que los chats y las videollamadas pueden sustituir totalmente los encuentros cara a cara, por lo menos en lo que respecta a hacer amigos o incluso tener citas. Lo ideal es que puedas participar en encuentros de manera frecuente, ya que el contacto físico es importante, y el uso del lenguaje no verbal también.

2. No desaproveches el potencial de Internet a la hora de conocer gente

A la vez que abusar de los foros y las redes sociales es malo, tampoco es razonable dejar pasar la oportunidad de encontrar “bolsas” de personas con nuestros gustos e intereses que son fáciles de encontrar en Internet. Eso sí, da prioridad a los lugares que te permiten estar en contacto con gente que vive cerca de ti.

3. Involucra a tus amigos en los proyectos a medio y largo plazo

Si os implicáis en algo que requiere del compromiso e implicación de varios a la vez, vuestra relación cambiará cualitativamente. Este tipo de experiencias intensifican la identificación grupal, el cual es un elemento relevante para tener una vida social satisfactoria.

4. Si necesitas apoyo emocional, no tengas miedo de pedir ayuda

Muchas veces, las maneras más eficaces de profundizar en tus relaciones son las más sencillas y naturales: si sientes que necesitas el apoyo de los demás, pídela sin miedo. De este modo no solo te sentirás mejor, sino que fortaleceréis el vínculo que os une.

5. Practica la escucha activa

No es suficiente con escuchar lo que nos dicen; hay que dejar claro que estamos escuchando, tanto a través del lenguaje no verbal como de las intervenciones breves comentando lo que nos dicen. De este modo, las conversaciones se alargarán más y serán más fluidas y satisfactorias desde el punto de vista de la otra persona.

6. Reserva de antemano varias horas a la semana para quedar con amigos

Si dejas que el trabajo o los pasatiempos “fáciles” como ver la televisión o usar las redes sociales se apoderen de las horas del día, apenas tendrás tiempo para quedar. Haz un hueco en tu horario para esos momentos con familiares y amigos, en vez de dejarlo todo a la improvisación.

7. Invita a gente nueva a las actividades en grupo

Si invitas a gente nueva a quedadas con amigos que ya conoces bien, te lo pondrás más fácil para conocerlos rápidamente y, además, harás que las potenciales amistades con quienes conoces poco se consoliden, ya que volverán a quedar contigo a través de muchas maneras posibles, ya sea por invitación tuya o de los demás.

8. No te obsesiones con tu aspecto ni con lo que debes decir

Está claro que tener un aspecto descuidado no ayuda a conectar con los demás; sin embargo, obsesionarse con tu imagen puede resultar contraproducente en este sentido, porque supondrá un obstáculo para tu vida social que te hará cancelar encuentros a última hora si sientes que no puedes arreglarte lo suficiente en el tiempo que te queda antes de ir.

9. No caigas en el error de consumir drogas para socializar

Hay quienes toman alcohol justamente para intentar volverse personas más desinhibidas y atreverse a conocer gente nueva. Si bien es cierto que este tipo de drogas hacen que dejemos atrás las ganas de causar una muy buena primera impresión, esta ventaja se desvanece en cuestión de horas; además de todos los aspectos negativos asociados al uso de estas sustancias, cabe recordar que mejorar nuestra vida social haciendo amigos es un proceso que se alarga durante semanas y meses. Si al día siguiente de esa noche de fiesta sentimos vergüenza por lo ocurrido, no ganamos nada y esa relación queda enturbiada desde un inicio.

10. Haz preguntas

La vida social se basa en la comunicación y en los sentimientos que surgen a partir de estos intercambios de información, pero este tipo de experiencias serán relativamente pobres y monótono si tan solo te dedicas a hablar sobre lo que te pasa o, por el contrario, te limitas a escuchar lo que tienen que contarte. Preguntar es una muy buena manera de expresar tus ideas y puntos de vista, a la vez que das la oportunidad de que los demás se expresen también. Es una manera de “tejer” conversaciones, evitando que sean procesos en paralelo y unilaterales.

¿Buscas servicios de psicoterapia?

Si te interesa contar con el apoyo profesional de un equipo de psicólogos con más de 20 años de recorrido en el ámbito de la salud mental, ponte en contacto con nosotros. En Avance Psicólogos estaremos encantados de atenderte; trabajamos ayudando a pacientes de todas las edades, así como a familias y parejas; también intervenimos en los ámbitos de la logopedia, la sexología, la psiquiatría y la neuropsicología. Nos puedes encontrar en la Calle de Alcalá número 165, Madrid, o puedes elegir la opción de realizar sesiones de terapia online mediante videollamadas.

Logo para botón de llamada a la acciónDescubre cómo te puede ayudar nuestra terapia psicológica

Referencias bibliográficas:

Álvaro Estramina, J.L. (2007). Introducción a la psicología social sociológica. Editoirial UOC. ¿Cómo tener una vida social activa?

Howes, C. (1983). Patterns of Friendship. Child Development, 54(4): pp. 1041 – 1053.

Long, C.R.; Seburn, M.; Averill, J.R.; More, T.A. (2002). Solitude Experiences: Varieties, Settings, and Individual Differences. Sage Publications.

COMPÁRTELO
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

autora del artículo

Laura Palomares Pérez

PSICÓLOGA - SEXÓLOGA COLEGIADA M-15270

Laura Palomares (Madrid, 1973) se licenció en Psicología en la por la UAM, funda y forma parte de Avance Psicólogos desde el año 1999. Amplía su formación en los siguientes ámbitos de la psicología: Título de Formadora en Sexología por el Instituto de Ciencias Sexológicas (In.Ci.Sex) Universidad de Alcalá de Henarés. Master en Sexología por el Instituto de Sexología de Madrid (In.Ci.Sex) Universidad de Alcalá de Henares. Prácticum en la Sociedad Sexológica de Madrid-Fundación SEXPOL. Título de Especialista en Terapia Gestalt, por la Fundación Laureano Cuesta en la Universidad de Comillas. Especialista en Terapia de Pareja, por el Centro Psicológico Dr. De Francisco. Diploma en Técnicas de Integración Cerebral (TIC), por el Centro de Terapias de Avanzadas. Tras 25 años de experiencia como psicoterapeuta, ahora colabora como divulgadora para medios especializados en el ámbito de la Psicología y la salud.

Ver todos sus artículos y credenciales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados
Tendencia ahora
Conecta con tu bienestar emocional
Contacta con tu psicólogo hoy mismo
Scroll al inicio