Virus del Papiloma Humano (VPH): Diagnóstico y síntomas

Virus del Papiloma Humano (VPH): Diagnóstico y síntomas
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Virus del Papiloma Humano (VPH): Diagnóstico y síntomas. En los últimos años la trasmisión y el contagio de enfermedades de transmisión sexual (en adelante, ETS) han ido en aumento. Actualmente, vivimos una acusada falta de educación sexual o, al menos, inadecuada. Se tiende a educar a los jóvenes, en los institutos, desde el miedo (ej.: si tienes relaciones sexuales, tendrás enfermedades), en lugar, desde el conocimiento, la prevención y la libre elección. Esto deriva en la falta de concienciación sobre las ETS y el uso de protección en las relaciones sexuales.

Una de las ETS que más preocupan hoy en día es el VPH o virus del papiloma humano. Esto es porque de alguna manera todos y todas estamos en contacto con él. En este artículo te explicamos por qué, cómo se puede diagnosticar, cómo se transmite y cuáles son sus síntomas. Además, hablaremos de cómo poder prevenirlo.

Nuestra Terapia Sexológica

¿Qué es el VPH o el Virus del Papiloma Humano?

El VPH o virus del papiloma humano es la ETS más común. Se trata de un virus del cual se conocen más de 200 genotipos, esto es, subtipos o cepas del virus. Algunos de sus genotipos no producen síntomas o síntomas leves (como verrugas), pero otros pueden llegar a ser más graves, pudiendo llegar a producir infección en los genitales, la garganta o el recto. Incluso puede llegar a desarrollar cáncer, siendo el cáncer de cuello del útero el que más preocupa. Las cepas con mayor capacidad de reproducir cáncer son el VPH 16 y el VPH 18.

Estudios recientes confirman que la infección por el virus del papiloma humano es bastante frecuente en la población general. Aunque no hay que quitarle importancia a la relación que tiene con el cáncer uterino o anal (los más frecuentes, en un 100% y un 88%, respectivamente), también es cierto que la mayoría de infecciones por VPH desaparecen por sí solas y no causan cáncer. Insistimos en que esto no quita que no haya que tomar medidas para tratar de prevenirlo.

¿Cómo se diagnostica el virus del papiloma humano?

Para su diagnóstico, es necesario realizar pruebas médicas. Estas son la exploración u observación de las verrugas en el cuerpo o la prueba diagnóstica de Papanicolau, realizada a las mujeres. Esta consiste en un examen que ayuda a realizar un diagnóstico temprano del cáncer de cuello del útero. En dicha prueba, se toma una muestra de las células del cuello del útero para ver si hay anomalías en las células cervicales (del cérvix del útero).

En el caso de los hombres, no suelen presentar síntomas de VPH pero sí son portadores del virus del papiloma humano. Actualmente, no existe una prueba que esté aprobada para verificar si son portadores o no.

¿Cuáles son los síntomas del virus del papiloma humano (VPH)?

En la mayoría de los casos el virus del papiloma humano no presenta síntomas. Algunas personas desarrollan verrugas según el subtipo del virus, si estas son de bajo riesgo. Si son de alto riesgo no se presenta síntomas. No obstante, si una persona tiene una infección de VPH de alto riesgo durante muchos años, esta provocará alteraciones en las células, con lo cual es posible que empiece a tener síntomas, especialmente, si se desarrolla cáncer. Dichos síntomas variarán en función de la zona afectada.

Como señalábamos, los síntomas más comunes son las verrugas, pudiendo ser estas de distintos tipos:

1. Verrugas genitales

Estas son lesiones planas o pequeños bultos en forma de coliflor que aparecen en los genitales, principalmente, en la vulva, en el caso de las mujeres, pero también en la zona del ano. En el caso de los hombres también pueden aparecer en el ano o en el escroto.

2. Verrugas comunes

Se suelen presentar en las manos y en los dedos. Estas tienen aspecto más abultado y áspero.

3. Verrugas plantares

Aparecen en las plantas de los pies o en los talones. Son bultos granulosos y duros y pueden generar molestias.

4. Verrugas planas

Además de planas están ligeramente elevadas sobre la piel. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque es más común que las mujeres las tengan en las piernas y los hombres por la barba.

El tipo de verruga variará según el tipo de cepa del virus del papiloma humano.

¿Cómo se transmite el virus del papiloma humano (VPH)?

Como venimos diciendo, las infecciones por el virus del papiloma humano son muy frecuentes. Casi todas las personas sexualmente activas se infectan. Esto se debe a su fácil transmisión.

La transmisión del virus del papiloma humano es a través de las relaciones sexuales, ya sean orales, vaginales o anales con una persona que tenga el virus. La transmisión puede ocurrir a pesar de que la persona infectada no presente síntomas, de ahí que sea tan importante vigilar nuestra salud sexual y hacer las revisiones médicas pertinentes.  Además, la trasmisión puede ser a través del contacto directo o indirecto. Puede ser directo a través del contacto piel con piel o la simple fricción de los genitales (u otra zona infectada) o, indirecto, a través de juguetes u otros utensilios. Lo más habitual es que una vez hemos entrado en contacto con el virus el propio sistema inmune del cuerpo lo elimine, aunque no siempre ocurre así.

¿Cómo prevenir el virus del papiloma humano (VPH)?

Como hemos dicho la prevalencia del virus del papiloma humano es enorme, pues se calcula que un 80% de la población lo tiene. Además, se trasmite con el mero contacto, es decir, de forma bastante sencilla. Por lo tanto, el preservativo no te protege al cien por cien, aunque sí protege en gran medida el riesgo de contraer o de propagar. Por lo tanto, es muy importante su uso. La mejor alternativa, entonces, es la vacuna.

La vacuna del virus del papiloma humano es segura y eficaz. Protege tanto mujeres como a hombres. Se recomienda que se vacunen todas las niñas y los niños a partir de los 11 años. Si no se obtuvo la vacuna a esta edad lo aconsejable es vacunarse antes de los 21 años para los hombres y antes de los 26 para las mujeres. El vacunar a niños y hombres reduce las probabilidades de que sean portadores.

La vacuna lo que hace es prevenir el riesgo de desarrollar cáncer del cuello de útero, el de vagina y el de vulva. Además, previene las verrugas genitales, los cánceres anales y los de boca y garganta.

Otro dato importante y que es señalado por muchos profesionales es que el fumar tabaco reduce las probabilidades de que el sistema inmune elimine el virus por sí solo una vez se ha estado en contacto con él. Por lo tanto, el tabaquismo hace más probable que el virus desarrolle síntomas y aumenta la probabilidad de la aparición de lesiones.

Conclusiones…

El virus del papiloma humano es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente a nivel global. Se trata de un problema global en cuanto a la salud sexual. No obstante, se ha conseguido reducir la incidencia del cáncer del cuello de útero de forma muy significativa gracias a medidas establecidas por la salud pública.

Sin embargo, se ha dejado de lado a los hombres que tienen sexo con hombres y a las personas que tienen VIH o virus de inmunodeficiencia humana. Estos grupos son más vulnerables debido a que su sistema inmune está más deteriorado y faltan estrategias de cribado para su diagnóstico y seguimiento y, así, reducir también la incidencia de cáncer de ano.

En resumen, es de vital importancia usar protección como el preservativo y prevenir la propagación del virus del papiloma humano haciendo uso de las vacunas. Igualmente, las revisiones médicas y las pruebas diagnósticas tienen por recomendación hacerlas mínimo cada tres años.

¿Estás buscando ayuda?

Si buscas servicios de psicoterapia y/o de asistencia psicológica, ponte en contacto con nuestro equipo multidisciplinar de profesionales. En Avance Psicólogos llevamos atendiendo pacientes desde hace más de 20 años, y ayudamos a personas de todas las edades con o sin trastornos psicológicos o psiquiátricos diagnosticados. Además, actualmente trabajamos tanto mediante sesiones presenciales como a través de la modalidad online por videollamada.

Nuestra Terapia Sexológica

Referencias bibliográficas:

Tejeda, D., Serrano Velasco, M., & Gómez-Pastrana Nieto, F. (2007). Cáncer de cuello uterino: Estado actual de las vacunas frente al virus del papiloma humano (VPH). Oncología (Barcelona)30(2), 14-31.

Puente Perpiñán, M., Haber Reyes, M. D. P., de los Reyes Losada, A., & Salas Palacios, S. R. (2014). Adolescentes e infección por virus del papiloma humano. Medisan18(6), 769-775.

da Silva Marques, M. D. L., & Galvão, M. T. G. (2005). Percepción de un grupo de mujeres acerca del hecho de ser portadoras del VPH. Ginecología y obstetricia de México73(10), 531-536.

Matos, M., Golindano, C., Guirola, E., Wrigh, H., Capozzolo, N., & Nishimura, M. (1990). Lesiones esofágicas causadas por el Virus del Papiloma Humano (VPH). GEN, 377-84.

Báez, F. J., Chong, F. C., Hernández, M. J. O., Navarro, V. N., López, M. A. Z., & Merlo, M. F. (2021). Diseño y validación de un video educativo para la prevención del VPH. Enfermería Global20(3), 389-411.

Bustamante-Ramos, G. M., Martínez-Sánchez, A., Tenahua-Quitl, I., Jiménez, C., & López-Mendoza, Y. (2015, October). Conocimiento y prácticas de prevención sobre el virus del papiloma humano (VPH) en universitarios de la Sierra Sur, Oaxaca. In Anales de la Facultad de Medicina (Vol. 76, No. 4, pp. 369-376). UNMSM. Facultad de Medicina.

Carrillo, F. J. O., de Regil, D. B. G., & Jiménez, M. T. V. (2015). Infección por virus del papiloma humano en mujeres y su prevención. Gaceta Mexicana de Oncología14(3), 157-163.

Estrada Roldán, I. D. J., & Ramos Ortega, A. A. (2016). Propuesta de campaña de prevención e información del VPH en hombres adolescentes entre 13 y 15 años de edad estudiantes del nivel básico (secundaria) en la Delegación Iztapalapa (Doctoral dissertation, Universidad Autónoma de la Ciudad de México: Colegio de Humanidades y Ciencias Sociales: Licenciatura en Comunicación y Cultura).

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Brenda Ruano Bodemer
Brenda Ruano Bodemer
Brenda Ruano Bodemer (Madrid, 1993) se graduó en Psicología por la UCM. Trabaja en la consulta privada desde 2016. Desde entonces, lleva formándose en distintos ámbitos de la psicología: Máster en Sexología, educación sexual, asesoramiento y terapia sexual (UCJC, IUNIVES), Máster en Psicoogía deportiva (UNED). Máster en Psicología General Sanitaria (Universidad de Nebrija). Título en Psicología Afirmativa en Diversidad Sexual y de Género (COP). Además de la consulta privada, ha trabajado en centros de día de adicciones y, actualmente, imparte talleres de Educación Sexual en institutos y da formación a profesores sobre Educación Sexual.
DESCUBRE NUESTRA TERAPIA PSICOLÓGICA PRESENCIAL Y ONLINE
NUESTROS POSTS MÁS RECIENTES

¿Quieres información sobre nuestros servicios de Psicoterapia?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible




    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on linkedin
    Share on whatsapp
    Share on telegram
    Share on email
    Tendencias hoy
    Share on facebook
    Share on twitter
    Share on linkedin
    Share on whatsapp
    Share on telegram
    Share on email
    Ir arriba