Cómo actuar con una persona que te ha decepcionado

Cómo actuar con una persona que te ha decepcionado: Consejos y recomendaciones

COMPÁRTELO
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

Decepcionarse es una sensación desagradable, y más cuando, lo que te decepciona es una persona que te importa. En función del vínculo que se tenga con la persona, la decepción puede llegar a ser algo muy intenso, tanto que se hace difícil saber cómo actuar con una persona que te ha decepcionado. A más importante es esa persona para ti, mayor dolor sentirás.

La decepción es una emoción más y la sentimos cundo alguien ha roto nuestras expectativas. Estas expectativas sobre cómo funcionan o han de funcionar las relaciones son relativamente subjetivas y se van formando en cada persona según lo que le toque vivir y lo que su mente haya registrado en cuanto a normas sobre cómo desenvolverse en el mundo. También pueden ser que se quiebren expectativas que teníamos hacia nosotros mismos o hacia algo, pero en el artículo de hoy hablaremos de la decepción dirigida a los demás, para, si lo necesitas que sepas cómo actuar con una persona que te ha decepcionado.

Cómo actuar con una persona que te ha decepcionado

Si alguien que te importa te ha decepcionado y, a partir de ahora, quieres tener claro cómo actuar con una persona que te ha decepcionado, lo primero que has de hacer es pararte y reflexionar sobre lo que te está haciendo sentir a ti la situación.

TE LO PONEMOS MUY FÁCIL
La primera entrevista es GRATIS
CONOCERÁS AL PSICÓLOGO CON EL QUE TRABAJARÁS. SI NO TE CONVENCE, NO TIENES NINGÚN COMPROMISO DE SEGUIR.
Logo negativo Avance Psicólogos

1. Aceptar la realidad y regular tus sentimientos

A veces, cuando alguien nos decepciona nos metemos en bucles cognitivos infinitos sobre qué ha pasado, por qué lo ha hecho, por qué me siento así, si estaré exagerando, … No está mal que nos planteemos todas estas cosas. Reflexionar sobre lo que ha sucedido y permitirnos un tiempo para observar con distancia nos dé la perspectiva suficiente para valorar lo que necesitamos en ese momento.  Sin embargo, también es importante que, si nos percatamos de que el bucle no acaba, paremos y empecemos a emplear herramientas psicológicas para regular nuestros sentimientos, de lo cual hablamos más adelante.

2. Hablar sobre la decepción con alguien de confianza

Puede ser de mucha ayuda, antes de actuar, hablar con alguien ajeno al conflicto, que te pueda dar una visión más objetiva, pero, sobre todo, que te ayude a ventilar toda esa decepción que tienes dentro. Dedícate un rato, con alguien en que te puedas apoyar, a hablar de lo que ha pasado. Expresa que necesitas ese momento. Habla de cómo te sientes para que, en voz alta, puedas ir dándole un espacio a todas esas emociones. Esto te ayudará a serenarte y poner más claridad en cómo quieres actuar a partir de ahora con la persona que te ha decepcionado.

3. Comunicación constructiva con la persona decepcionante

A veces, pasa que la persona que se ha sentido decepcionada, o bien, se traga su decepción haciendo como que no ha pasado nada, o bien, la decepción es tal que se acaba alejando por no saber cómo actuar con una persona que te ha decepcionado. Siempre es aconsejable, ante los conflictos, abordarlos. Pero, ¿cómo? Te lo explicamos aquí:

Expresar tus sentimientos de manera serena

La comunicación no será constructiva si la conversación está dominada por los gritos, las interrupciones o los insultos, en definitiva, por la ira. Tu decepción con alguien puede ir evolucionando de la ira a la rabia y de la rabia al miedo o a la tristeza. Con abordar el conflicto no nos referimos a acusar y reprochar. Expresar los sentimientos de manera asertiva implica, sí o sí, hablar desde “el yo”. Es decir, expresa cómo te has sentido, qué ha generado en ti la conducta de otra persona: enfado, rabia, decepción, tristeza, miedo. Si entras en reproches y acusaciones, pondrás a la persona a la defensiva y cada cual hará lo posible por defender su postura, lo cual acabará alejándoos más que acercándoos.

Establecer límites para proteger tu autoestima

Hablar de los sentimientos rara vez gusta porque nos deja en una posición muy vulnerable, lo sabemos. Sin embargo, esto no significa que no hagas hueco para hablar de que, como es lógico, no quieres volver a sentirte así. Para prevenirlo, además de los sentimientos, también hay que poner sobre la mesa los límites. De nuevo, poner límites puede ser algo muy incómodo, pero así es esto de cómo actuar con una persona que te ha decepcionado. Poner límites implica decir en voz alta “esto no lo quiero” y mantenernos firmes ahí, a pesar de que nos suene exagerado o nos haga sentir culpables. Al fin y al cabo, poner límites es una cuestión de autocuidado.

Estrategias para proteger tu bienestar emocional

Analizar la situación objetivamente

La decepción tiene una función y es que nos protejamos ante una nueva decepción, reparemos lo que se ha roto y que nos defendamos de quien nos decepciona (en caso de que sea necesario). Sin embargo, las emociones, como sabes, muchas veces nos nublan y lo aconsejable es que, cuando la tormenta de emociones haya pasado, reflexionemos sobre lo que ha pasado, qué motivos habrá podido tener la otra persona para actuar cómo lo hizo y qué mereces tú a partir de ahora: ¿crees que mereces una explicación? ¿no crees que mereces ese trato? La decepción, a menudo, está mezclado con otras emociones como pueden ser la tristeza, el enfado o el miedo.

Sobrellevar el dolor y restaurar la confianza

Si decides que merece la pena darle una segunda oportunidad a la persona que decepcionó, con todo, tu dolor sigue siendo igual de válido. Esa persona no puede pretender que te olvides de él y que confíes de buenas a primeras. Para restaurar la confianza, la persona te tiene que demostrar de alguna manera que quiere reparar el error y, mucho más valioso aún, que empatiza con tu dolor o que, al menos, lo entiende. Por supuesto, no lo menosprecia o lo invalida. Por tu parte, tendrás que prestar atención a todo esto, sin dejar que el dolor te ciegue.

Conclusiones

Es importante aprender a manejar la decepción y cómo actuar cuando alguien nos decepciona. Conocer nuestras necesidades dentro de las relaciones es fundamental, ya que todos necesitamos reconocimiento y sentirnos amados. A veces estas necesidades no se cumplen y nos sentimos decepcionados. Estas son necesidades básicas para mantener relaciones saludables, al igual que comer es esencial para la supervivencia del cuerpo.

Perdonar es un acto muy importante que nos ayuda reparar lo que una decepción ha podido dejar, sin embargo, perdonar no es obligatorio para sanar. El no perdonar también puede ser una protección y no nos hace malas personas. Cada cual tiene sus motivos para hacerlo o no, teniendo en cuanta que algunos daños pueden dejar heridas muy profundas. Aun así, aunque se pueda y se quiera perdonar, no se anula u olvida ese dolor, aunque la herida ya haya cicatrizado.

¿Buscas ayuda psicológica?

Si has sufrido una decepción y crees que necesitas ayuda para superarla en Avance Psicólogos te podemos ayudar. Como venimos diciendo, la decepción puede dejar una herida abierta que no para de escocer. A veces, para cerrar esa herida se necesita pasar por un duelo. En nuestro centro, contamos con la colaboración de psicólogos especialistas en terapia de duelo. Además, te podemos atender tanto de manera online como presencial en Madrid.

TE LO PONEMOS MUY FÁCIL
La primera entrevista es GRATIS
CONOCERÁS AL PSICÓLOGO CON EL QUE TRABAJARÁS. SI NO TE CONVENCE, NO TIENES NINGÚN COMPROMISO DE SEGUIR.
Logo negativo Avance Psicólogos

Referencias bibliográficas:

Castanyer, O. (1996). La asertividad. Expresión de una sana autoestima. Bilbao: Descleé de Brouwer.

Su, R., Wu, T. W., & Juang, B. H. (2022). Act-aware slot-value predicting in multi-domain dialogue state tracking. arXiv preprint arXiv:2208.02462.

Ventura, J. R. M. (2023). De la decepción a la nostalgia: Una respuesta de autoprotección. Open Insight14(31), 41-61.

COMPÁRTELO
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

autora del artículo

Picture of Por Brenda Ruano Bodemer

Por Brenda Ruano Bodemer

PSICÓLOGA SEXÓLOGA COLEGIADA M-34490

Brenda Ruano Bodemer (Madrid, 1993) se graduó en Psicología por la UCM. Trabaja en la consulta privada desde 2016. Desde entonces, lleva formándose en distintos ámbitos de la psicología: Máster en Sexología, educación sexual, asesoramiento y terapia sexual (UCJC, IUNIVES), Máster en Psicología General Sanitaria (Universidad de Nebrija). Título en Psicología Afirmativa en Diversidad Sexual y de Género (COP). Además de la consulta privada, ha trabajado en centros de día de adicciones y, actualmente, imparte talleres de Educación Sexual en institutos y da formación a profesores sobre Educación Sexual.

Ver todos sus artículos y credenciales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos relacionados
Tendencia ahora
Conecta con tu bienestar emocional
Contacta con tu psicólogo hoy mismo
Scroll al inicio