¿Cómo identificar a una persona condescendiente?
CATEGORÍA: ,

¿Cómo identificar a una persona condescendiente?

COMPÁRTELO
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

¿Ves la condescendencia como algo negativo o positivo? A todo el mundo le gusta que le traten con amabilidad, sin embargo, la condescendencia puede tener un lado oscuro. Toda interacción humana tiene su contexto y si no sabemos medir cada circunstancia la comunicación que tienen hacia nosotros o la que tenemos hacia los demás se puede volver condescendiente, aunque queramos ser amables.

A ti, ¿te gusta que te traten de manera amable, aunque esa amabilidad sea fingida? La condescendencia puede ser vista en algunos contextos de una manera positiva. Y es verdad, no tiene porqué ser mala del todo. Pero cuando nuestras relaciones personales se caracterizan por ser condescendientes o compartimos mucho tiempo con una persona con condescendencia podemos estar en un vínculo dañino para nosotros o nosotras.

En este artículo, te hablaremos de la condescendencia, de lo que pensamos de ella y hablaremos, con ejemplos, de las características de la condescendencia o cuándo una persona está siendo condescendiente.

Conoce Nuestra Terapia Psicológica

¿Qué es la condescendencia?

Desde una perspectiva positiva, la condescendencia se define como la transigencia hacia los demás, la disposición a ayudar o de amoldarse empatizando genuinamente o por el deseo de agradar. Sin embargo, desde una perspectiva más negativa y oscura, la condescendencia puede venir disfrazada de un sentimiento de superioridad, a su vez, camuflado de una falsa amabilidad. Por ello, es complejo detectar cuando nos están tratando con condescendencia. Se trata de una delgada línea entre percibir amabilidad y, a la vez, sentirte de menos ante esa persona.

La condescendencia se puede confundir fácilmente con la cortesía o la preocupación hacia los demás. Destaca, además, en las personas condescendientes un sentimiento de superioridad. Se creen por encima de todo y poseedores de la verdad y lo correcto. Este es un rasgo que se repite en el narcisismo. Sea el tipo de vínculo que sea (pareja, familiar, amistad) convivir o estar al lado de una persona narcisista puede llegar a producir heridas psicológicas. El modo de comunicarse de la persona narcisista agota y la superioridad que les caracteriza mina la autoestima de las personas a su alrededor.

6 señales de las personas condescendientes

A continuación veremos las principales señales de las personas condescendientes:

1. Te sientes de menos

Te infantiliza, te señala que tú no sabes de esto o de aquello o te trata de menos. Por ende, ser te hace sentir que eres inferior. Y no es que lo seas es que lo que te está intentando transmitir la persona condescendiente es que ella es superior, independientemente de quién seas tú, y lo va a conseguir. Sientes que, al lado de esa persona, no vales tanto e, incluso, puedes llegar a idealizarle. Tal es el poder de la persona narcisista o condescendiente.

2. Te hace creer que sabes menos

No quieres pecar de soberbia (algo muy mal visto socialmente) y abres tu mente y escuchas. Sin embargo, empiezas a detectar que te está hablando de algo que tú ya sabes. Lo peor es que te hace creer, por su forma de hablar, que sabe mucho y que, por lo tanto, tú sabes menos. Comienzas a dudar de tus propias capacidades, pues se coloca en una posición superior a ti. Por ejemplo, algunos psicólogos sienten que saben más que lo pacientes y se olvidan de escuchar, activamente, las propias vivencias de las personas que tienen delante.

3. Te sientes con la obligación de escuchar

Esa persona que te trata con condescendencia sigue hablando y sientes que no te deja intervenir. Te da la sensación de que tienes que seguir escuchando porque es muy importante lo que está diciendo y, como, al mismo tiempo, sientes que lo tuyo no es tan importante, sigues escuchando.

4. Te habla de algo que tú ya conoces

Tú ya sabes de ese tema, en concreto, y algo te dice que, en efecto, la persona que tienes delante finge saber o cree que saber pero se le nota que no tiene idea. Por ejemplo, cuando un hombre le habla a una mujer sobre cómo afectan las hormonas femeninas, lo puede hacer con condescendencia. Le está hablando de algo que ella ya sabe y que ha vivido en sus propias carnes, pero él habla de ello como si le contase algo nuevo.

5. Se adelanta a tus necesidades

Y suele fallar. Por ejemplo, cuando pedimos ayuda de cualquier tipo y la otra persona nos da más información de la que hemos pedido, nos puede estar tratando con condescendencia. Como venimos diciendo, esa persona está tratando de ser amable, pero también nos está viendo como inferiores o más frágiles a ella.

6. No sientes que no te escuchan

Cuando una persona actúa con condescendencia, debido a esos aires de superioridad, cuando te deje hablar a ti, estará pendiente de lo que dices para poder responderte con inteligencia o para replicarte. Realmente, no está escuchando tu punto de vista sobre el asunto o lo que te parezca conveniente añadir o corregir. Es decir, no está haciendo una escucha activa, puesto que, recuerda, su objetivo (inconsciente) es quedar por encima de sus interlocutores. Por lo tanto, no has de tomártelo como algo personal por mucho que te haga sentir inferior.

Conclusiones

La condescendencia deja un sabor amargo. Aunque se confunde a menudo con que la otra persona solo trata de ser amable, la diferencia estriba en la sinceridad del trato. Se puede estar preocupado por alguien sin faltar a la honestidad. La condescendencia se caracteriza, principalmente, por ese sentimiento de superioridad que la persona condescendiente transmite. No olvidemos que es un rasgo muy típico en personas narcisistas.

Todo el mundo ha actuado con condescendencia en algún momento. Por ejemplo, cuando le hemos sujetado la puerta a alguien fingiendo amabilidad y empatía, aunque por dentro nos enfadábamos porque teníamos prisa. O nos hemos sentido superiores a alguien, inconscientemente, dando por hecho, por nuestros propios prejuicios, que la otra persona no sabe de lo que le estamos hablando. El problema es cuando una persona cercana o de nuestro entorno nos trata con condescendencia a menudo o, incluso, esa persona puede tener rasgos narcisistas que hacen que la relación se deteriore. No es lo mismo tener una comunicación condescendiente que actuar con condescendencia en algún determinado momento.

Recordemos que una condescendencia negativa es una superioridad camuflada de amabilidad. La persona condescendiente necesita sentirse superior, de lo contrario, sentirá que no vale y lo que más teme es que le rechacen por no ser lo suficientemente válido. Este miedo lo camufla con esa amabilidad y empatía, a la vez de que se asegura de que le vean como alguien superior.

¿Buscas servicios de psicoterapia para mejorar?

El haber estado cerca o haber mantenido un vínculo significativo con una persona que ha actuado con condescendencia contigo puede dejar secuelas. La condescendencia puede ser una característica más, aunque negativa, de la comunicación. No obstante, estar con una persona narcisista y que te ha hecho sentir de menos puede haberte dejado huella. Si es tu caso, no dudes en pedir ayuda profesional. La terapia psicológica te guiará para mejorar tu comunicación y tu autoestima. Puedes llamar a Avance Psicólogos para pedir más información.

Conoce Nuestra Terapia Psicológica Online

Referencias bibliográficas

Pérez, C. R. (2019). Psicología social.

Di Paolo, M. (2022). EL FEMINISMO Y SUS IMPLICACIONES EN EL LENGUAJE ESPAÑOL: EL CASO DE LOS “MAN-NEOLOGISMS”. INVESTIGACIÓN Y GÉNERO, 51.

Dular, N. (2021). Mansplaining as epistemic injustice. Feminist Philosophy Quarterly7(1).

Santamaría-Pérez, I. (2022). Sextorsión y mansplaining: caracterización y percepción social del léxico de la violencia de género en los medios digitales.

COMPÁRTELO
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

autor/a del artículo

Brenda Ruano Bodemer

PSICÓLOGA SEXÓLOGA COLEGIADA M-34490

Brenda Ruano Bodemer (Madrid, 1993) se graduó en Psicología por la UCM. Trabaja en la consulta privada desde 2016. Desde entonces, lleva formándose en distintos ámbitos de la psicología: Máster en Sexología, educación sexual, asesoramiento y terapia sexual (UCJC, IUNIVES), Máster en Psicología General Sanitaria (Universidad de Nebrija). Título en Psicología Afirmativa en Diversidad Sexual y de Género (COP). Además de la consulta privada, ha trabajado en centros de día de adicciones y, actualmente, imparte talleres de Educación Sexual en institutos y da formación a profesores sobre Educación Sexual.

VER CREDENCIALES PROFESIONALES DE BRENDA

Todos sus Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE LO PONEMOS MUY FÁCIL
La primera entrevista es GRATIS
CONOCERÁS AL PSICÓLOGO CON EL QUE TRABAJARÁS.
SI NO TE CONVENCE, NO TIENES NINGÚN COMPROMISO DE SEGUIR.
Conecta con tu bienestar emocional
Contacta con tu psicólogo hoy mismo
Scroll al inicio