Personalidad histriónica: ¿Qué es y qué rasgos la caracterizan?

Personalidad histriónica: ¿Qué es y qué rasgos la caracterizan?

La personalidad histriónica se clasifica, según el DSM 5 (manual diagnóstico de psiquiatría) dentro de los trastornos de personalidad. Los trastornos de personalidad se refieren a tipos de comportamiento o afecciones que se alejan de las expectativas de la cultura y de la sociedad. Además, las conductas se dan a lo largo de la vida del individuo. En el lenguaje popular, nos referimos a ellas como “maneras de ser” de cada cual.

La forma de actuar y/o de pensar de las personas que sufren un trastorno de personalidad, las creencias distorsionadas sobre los y las que les rodean causan que se comporten de manera extraña o fuera de lo que la sociedad etiqueta como “normal”. Los síntomas de los distintos tipos de trastornos de personalidad, y en especial, la personalidad histriónica, pueden llegar a ser muy molestos para las personas que están alrededor de quien lo padecen.

En este artículo, nos enfocaremos en el trastorno histriónico de la personalidad o personalidad histriónica. Explicaremos qué es, cuáles son sus síntomas y revisaremos cuáles pueden ser las causas y cómo sería su tratamiento.

Nuestra Terapia Sexológica

¿Qué es la personalidad histriónica?

El origen de la palabra histriónico viene del latín y está compuesta por: el sustantivo “histrión” y del sufijo “ico” (que significa cualidad o relativo de); el sustantivo “histrión” significa actor, mimo, fanfarrón o comediante.

La principal característica de la personalidad histriónica es la excesiva emotividad y la búsqueda constante de atención. Cuando los rasgos de los que vamos a hablar a continuación se cronifican es cuando hablamos del trastorno de la personalidad histriónica. Además, para su diagnóstico los psicólogos expertos en trastornos de personalidad ponen el enfoque en el malestar que siente la persona cuando no consigue esa atención. El trastorno se manifiesta en la adolescencia y se desarrolla durante los primeros años de la edad adulta.

Este tipo de personas les gusta el drama y buscan excesivamente la aprobación de los demás. Además, exageran las emociones y los sentimientos. Para llamar la atención, no solo utilizan el dramatismo, sino que, además, tienden a vestir de forma provocativa o, incluso, inadecuada para el contexto en el que se desenvuelven. Con este victimismo y seducción pueden llegar a incomodar al resto de personas con las que interactúan. Y este es realmente el problema de la personalidad histriónica: cómo se relacionan y cómo se vinculan a los demás.

Síntomas de la personalidad histriónica

Los síntomas o rasgos de la personalidad histriónica son los siguientes:

  • Incomodidad cuando no se siente el/la protagonista. Y para no sentir esa incomodidad hace todo lo que esté en su mano para quitársela de encima y conseguir así ser el centro de atención.
  • Conducta sexualmente seductora o provocativa. Con el fin de atraer la atención de los demás, cuando interactúa, utiliza la seducción y la provocación, incluso cuando es completamente inadecuado.
  • Cambios rápidos de emociones a expresión plana de las mismas. Tienen dificultades con las emociones en el sentido de que son emocionalmente inestables. Igualmente, son el tipo de persona que se aburre fácilmente y ansía las cosas nuevas.
  • Aspecto físico para llamar la atención. Esto lleva a quien tiene personalidad histriónica a cambiar mucho su aspecto físico según las circunstancias, una vez más, con el objetivo de ser el centro de atención.
  • Leguaje que se basa en las impresiones, pero sin detalles. Tiende a expresar sus opiniones de manera muy contundente, sin embargo, carece de argumentos válidos o coherentes con lo que dice.
  • Expresa exageradamente las emociones o dramatiza. A menudo, buscan la aprobación de los demás y se muestran muy vulnerables a las críticas. La impulsividad es otro rasgo común y las emociones se expresan de forma exagerada. Se frustran rápidamente, por lo que sus acciones irán encaminadas a buscar la recompensa inmediata.
  • En especial, tienden a confiar demasiado en figuras de autoridad, pues piensan que son quienes van a resolver sus problemas. Aunque muestran cierta contundencia en sus opiniones es fácil que se dejen llevar por las críticas u impresiones de los demás.
  • Impresión de que las relaciones son más estrechas de lo que son en realidad. No es capaz de valorar de forma acertada o adecuada el grado de intimidad que comparte con alguien, por ello, es frecuente que sobrepase ciertos límites por tomar demasiada confianza con alguien cuando, en realidad, no la tiene.

Hablamos de trastorno de la personalidad histriónica cuando estos rasgos se dan en diversos contextos y se empiezan a manifestar en las primeras etapas de la edad adulta.

Causas de la personalidad histriónica

No existe mucha información que especifique las causas del trastorno de la personalidad histriónica. Desde las terapias contextuales, decimos que la personalidad no existe como tal en el sentido de que se tiene tal o cual personalidad, sino que la forma de comportarnos nace de la historia individual, única e irrepetible, de cada individuo, es decir, es esa historia de aprendizaje la que explica que la persona actúe de esta o de aquella manera.

No obstante, algunos estudios enumeran una serie de factores de riesgo (lo cual no implica causalidad) que pueden influir en el desarrollo de la personalidad histriónica:

  1. Factores biológicos. Se han encontrado en diversos estudios que las personas que coinciden en los rasgos de personalidad histriónica muestran un mal funcionamiento de algunos neurotransmisores como la norepinefrina y la noradrenalina.
  2. Factores sociales. Asimismo, coincide que estas personas han tenido unos padres ausentes o que no estaban cuando se les necesitaba. Este estilo en la crianza genera que se desarrolle un estilo de apego inseguro, a través de cual se aprende que la única forma de obtener atención es mediante berrinches, gritos, pataletas, etc.; en definitiva, llamando la atención, pero llevado al mundo adulto. Además, han podido recibir abuso psicológico y otros malos tratos durante la infancia.
  3. Factores psicológicos. Algunos son la baja autoestima, la insatisfacción con la propia imagen corporal, falta de autoconfianza o sentirse inseguro o insegura en diversos contextos.

Tratamiento

El tratamiento del trastorno de la personalidad histriónica más común es la psicoterapia, pues no existe un tratamiento farmacológico específico para este trastorno.

No obstante, es difícil que una persona con rasgos histriónicos acuda a terapia por sí sola, pues son su propia piedra en el zapato: su victimismo y el hecho de que la culpa la tiene los demás. Nos topamos con que la persona con este trastorno no percibe sus conductas como problemáticas, al menos, en el corto plazo. De hecho, le costará mucho ver y aceptar que son sus conductas las que a la larga le generan problemas en sus relaciones y en otras áreas de su vida.

Realmente, dado que es común que existan otros padecimientos derivados de las consecuencias de este trastorno (depresión, ansiedad, etc.), se trata igual a través de las técnicas convencionales de la terapia cognitivo conductual: reestructuración cognitiva, psicoeducación, ejercicios de relajación. Además, se recomiendan las terapias contextuales, en concreto: la terapia dialectico-conductual, la terapia basada en la mentalización o la terapia focalizada en la transferencia.

Conclusiones…

La personalidad histriónica, en resumen, se caracteriza por una baja autoestima y una búsqueda constante de la atención de los demás, sea de forma positiva o negativa. Es decir, aunque tienden a dramatizar (lo que se puede confundir con el trastorno límite), también buscan esa atención a través de exagerar sus rasgos positivos (lo que se puede confundir con la personalidad narcisista).

De todas formas, si te has sentido identificado con algunos o algunos de los síntomas mencionados, no te alarmes, es normal. ¿Quién no ha buscado desesperadamente la aprobación de los demás, ha dramatizado o le ha gustado ser protagonista en alguna quedada con amigos? En ocasiones, los trastornos de personalidad pueden supra diagnosticarse y eso es debido a que cualquiera que lea sus síntomas se puede sentir identificado o identificada.

Sin poner el foco tanto en su diagnóstico, las dificultades de alguien con personalidad histriónica vienen cuando los síntomas mencionados, o mejor dicho, la forma de comportarse, le empieza a generar problemas en distintos ámbitos de su vida, en espacial, aquellos que son importantes para ella (relaciones de amistada, pareja, familiares, laborales, etc.). En conclusión, si crees que tú o alguien a tu alrededor puede estar padeciendo un trastorno de la personalidad, lo mejor es que busques a un psicólogo o psicóloga experto en este tipo de trastornos.

¿Estás buscando ayuda?

¿Piensas que tú o alguien de tu entorno puede estar sufriendo un trastorno de la personalidad? ¿Crees que las conductas que llevas a cabo te están generando problemas? En Avance Psicólogos contamos con profesionales de la psicología con amplia experiencia en trastornos de la personalidad histriónica y otros que pueden hacerte una avaluación y ayudarte a relacionarte de una manera más sana con los tuyos. Te podemos atender en Madrid de forma presencial o también ofrecemos terapia online si lo prefieres.

Nuestra Terapia Psicológica

Referencias bibliográficas:

Elices, M., & Cordero, S. (2011). Terapia dialéctico conductual para el tratamiento del trastorno límite de la personalidad. Psicología, conocimiento y sociedad1(3), 132-152.

Caballo, V. E. (2001). Tratamientos cognitivo-conductuales para los trastornos de la personalidad. Psicología Conductual9(3), 579-605.

Morrison, J. (2015). DSM-5® Guía para el diagnóstico clínico. Editorial El Manual Moderno.

Arredondo, N. H. L., Sañudo, J. P., Zumalde, E. C., Acosta, F. J., & Acevedo, D. C. A. (2020). Predictores cognitivos de personalidad y el estrés para síntomas de depresión y ansiedad en estudiantes que ingresan a la universidad. Revista de Psicología Universidad de Antioquia12(2), 1-26.

¡COMPARTELO!
Brenda Ruano Bodemer
Brenda Ruano Bodemer
Brenda Ruano Bodemer (Madrid, 1993) se graduó en Psicología por la UCM. Trabaja en la consulta privada desde 2016. Desde entonces, lleva formándose en distintos ámbitos de la psicología: Máster en Sexología, educación sexual, asesoramiento y terapia sexual (UCJC, IUNIVES), Máster en Psicoogía deportiva (UNED). Máster en Psicología General Sanitaria (Universidad de Nebrija). Título en Psicología Afirmativa en Diversidad Sexual y de Género (COP). Además de la consulta privada, ha trabajado en centros de día de adicciones y, actualmente, imparte talleres de Educación Sexual en institutos y da formación a profesores sobre Educación Sexual.
DESCUBRE NUESTRA TERAPIA PSICOLÓGICA PRESENCIAL Y ONLINE
NUESTROS POSTS MÁS RECIENTES

¿Quieres información sobre nuestros servicios de Psicoterapia?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible




    Tendencias hoy
    Compártelo en:
    Scroll al inicio