¿Qué es ser sapiosexual? Las 10 cualidades que lo definen

¿Qué es ser sapiosexual?

¿Qué es ser sapiosexual?. Para saber qué es la sapiosexualidad tenemos primero que conocer el concepto de atracción sexual. La atracción es una dimensión de la sexualidad humana muy compleja y de la cual todavía seguimos descubriendo aspectos nuevos a día de hoy. Podríamos definir la atracción sexual como el interés hacia una persona (o un aspecto de la persona) que puede despertar el deseo y la excitación.

Se suele asumir que la atracción sexual se basa en las cualidades físicas de las personas, ya que es lo primero que percibimos habitualmente cuando conocemos a alguien. Sin embargo, esto no siempre se cumple porque puede haber muchos otros aspectos que nos atraigan de alguien. Un tipo de atracción basada en un atributo no físico es la que nos ocupa en este artículo: la sapiosexualidad.

Nuestra Terapia Psicológica

10 aspectos de la sapiosexualidad

La sapiosexualidad es un tipo de atracción que se basa en las cualidades intelectuales de los seres humanos. Dado que es una etiqueta que ha surgido recientemente y de la cual se conoce muy poco, en este artículo nos hemos propuesto indagar un poco más acerca de las características que muestran las personas que se identifican como sapiosexuales.

A continuación vamos a enumerar diez aspectos comunes que se han observado hasta el momento en las personas que se etiquetan a sí mismas como sapiosexuales.

1. Se sienten atraídas por la inteligencia

Lo que define la sapiosexualidad es el hecho de que se trata de una forma de atracción basada en el intelecto. Quienes son sapiosexuales suelen sentir atracción hacia personas que muestran cualidades como la sabiduría, la cultura, la habilidad para resolver problemas o la creatividad.

O sea, que la atracción en estos casos puede depender menos de los atributos físicos de las personas. Tendrían más peso otros factores como el discurso, las muestras de habilidad, los logros intelectuales o incluso determinadas posiciones profesionales. Curiosamente, cuando alguna persona muestra una cualidad que nos gusta, es probable que la percibamos como más guapa.

2. Pueden llegar a excitarse físicamente ante muestras de inteligencia

Cuando hablamos de atracción mencionamos el deseo sexual, que es la fase de la respuesta sexual en la cual experimentamos la disposición a iniciar o recibir algún tipo de estimulación. La excitación es una etapa diferente dentro de la respuesta sexual que consiste en la activación física que puede surgir antes o después de la activación del deseo.

Por lo general, las muestras de inteligencia tienen el potencial de activar el deseo de una persona sapiosexual. Pero no sólo eso, ya que algunas personas que han dado su testimonio dicen llegar a sentir verdadera activación corporal cuando alguien tiene determinados comportamientos que indican un alto nivel intelectual.

3. Pueden tener otra orientación sexual o romántica

La sapiosexualidad no está reconocida como una orientación en sí misma, como puede ocurrir con la homosexualidad o la bisexualidad. Se considera más bien una característica o una dimensión de la atracción sexual. O sea que, por ejemplo, una misma persona podría considerarse a la vez sapiosexual y heterosexual (es decir, que se sentiría atraída por personas de un género distinto al suyo que muestran un alto nivel intelectual).

Es más, algunas personas sapiosexuales se encuentran en el espectro de la asexualidad. Las personas asexuales son aquellas que no suelen experimentar atracción sexual, o que sólo la sienten bajo circunstancias específicas. En este caso, algunas personas sapiosexuales podrían entrar en este espectro si habitualmente no se sienten atraídas hacia otras personas, pero pueden desarrollar esa atracción cuando perciben una alta inteligencia en ellas.

4. Su atracción es genuina, no instrumental

Hay que tener en cuenta que, al fin y al cabo, los estudios realizados hasta la fecha han concluido que la inteligencia es una de las cualidades más valoradas socialmente y también a la hora de buscar una potencial pareja. Vamos, que no son sólo las personas sapiosexuales las únicas que encuentran atractiva la inteligencia.

Sin embargo, muchos de estos estudios han apuntado a la hipótesis según la cual podrían atraernos las parejas inteligentes por motivos evolutivos: porque una pareja inteligente puede proporcionarnos una vida más estable o cómoda. Este no es exactamente el caso de las personas sapiosexuales, ya que su atracción no está basada necesariamente en los beneficios potenciales de tener una pareja inteligente sino que encuentran la inteligencia como algo auténticamente atractivo.

5. No tienen por qué sentirse atraídas únicamente por la inteligencia

Antes hemos hablado sobre cómo la sapiosexuales pueden tener, además, diferentes orientaciones sexuales. Esto es porque la mayor parte de las personas que se identifican con este tipo de atracción pueden también sentirse atraídas por otras cualidades o rasgos además de la inteligencia.

El hecho de que se refieran a sí mismas como sapiosexuales tiene que ver con que esto es, para ellas, lo que más define su manera de experimentar atracción sexual. Esto es, una persona sapiosexual puede sentir también atracción estética (por poner un ejemplo) pero el aspecto intelectual sería para ella mucho más importante en principio.

6. Son, en su mayor parte, mujeres

Decíamos antes que la inteligencia es un rasgo bastante valorado por la población general a la hora de buscar pareja… aunque parece haber un cierto sesgo de género en esto. Las mujeres parecen otorgar mayor importancia que los hombres al hecho de que una persona sea inteligente cuando se trata de una potencial pareja.

Esta brecha de género es más notable cuando hablamos de relaciones casuales. Cuando se trata de establecer relaciones más estables, esta diferencia parece reducirse ya que en una pareja romántica los hombres también parecen valorar que sea una persona inteligente.

7. Suelen buscar parejas con niveles de inteligencia similares al suyo

Dicen algunas expresiones populares que “los opuestos se atraen”, pero esto no suele ser cierto. Por lo general tendemos a relacionarnos con personas afines, con quienes compartimos similitudes. Por eso una persona sapiosexual tenderá más probablemente a sentirse atraída por quienes muestren niveles de inteligencia similares o algo superiores al suyo.

Aunque aún queda mucho por explorar en este tema, muchas personas sapiosexuales parecen dar importancia a la inteligencia no sólo en lo que les atrae de una posible pareja, sino en general. Si se trata de personas que buscan aprender y desarrollarse intelectualmente, es posible que busquen que su pareja lo haga en un grado parecido.

8. Sólo algunas utilizan la etiqueta

Ya hemos hecho mención en uno de los puntos anteriores al dato de que, en realidad, una parte importante de la población considera la inteligencia como algo importante en una potencial pareja sexual y/o romántica. Sin embargo, el término sapiosexual es usado solamente por un número reducido de personas que consideran este aspecto de su sexualidad como algo que define su identidad.

Al fin y al cabo, existen multitud de etiquetas minoritarias con las que podríamos hacer referencia a distintos aspectos de nuestra orientación sexual: acoisexual, fraysexual, reciprosexual… y siguen surgiendo otras nuevas. Hay quien se pregunta si es bueno o malo que existan tantas etiquetas; pero lo importante es que cada cual pueda conocer su sexualidad y usarlas sólo si lo desea.

9. A veces son tachadas de “elitistas”

Hay algunas voces críticas que se han alzado en contra del uso de esta etiqueta. Si bien es cierto que no podemos elegir qué nos atrae y qué no, el cómo lo expresamos puede tener consecuencias. Por ejemplo, cuando vemos en aplicaciones que algunos hombres heterosexuales escriben mensajes del tipo “Si tienes una talla más grande que la 38, ni te molestes”, mujeres que ponen en sus perfiles “Hombres de menos de 1’80, abstenerse” u hombres gays que dicen “Sólo masculinos” se considera que estos mensajes son discriminatorios.

Al igual que sucede con otras discriminaciones como la gordofobia o la plumofobia, el hecho de diferenciar a las personas por su cociente intelectual podría verse catalogado como una muestra de esnobismo.

10. No se sienten atraídas de manera proporcional al nivel de inteligencia

Si conociéramos a alguien que se identifica como sapiosexual cabría pensar que, cuanto más inteligente sea una persona, más atractiva le resultaría… ¿no es así? Lo cierto es que no tiene por qué. Pongamos, por ejemplo, que una persona suele sentirse atraída por los cabellos rubios; esto no quiere decir que cuanto más rubio el pelo, más atractiva le parezca la persona.

Con la inteligencia sucede algo similar. Los pocos estudios que se han realizado hasta la fecha han encontrado una especie de “techo” a partir del cual el nivel de inteligencia no resulta más atractivo. Es decir, a partir de cierto umbral de inteligencia, el atractivo deja de aumentar y se estabiliza.

¿Cómo sé si soy sapiosexual?

Como ya hemos mencionado en uno de los puntos de la lista, la sapiosexualidad no es tanto una orientación en sí misma (o al menos no está reconocida como tal actualmente), por lo que se considera simplemente un aspecto de la sexualidad de algunas personas.

Aunque hay algunos grupos de investigación que están tratando de desarrollar instrumentos de evaluación para tratar de medir o detectar la tendencia a la sapiosexualidad, hacer esto es complicado porque la sexualidad humana es compleja y susceptible de fluctuaciones. Si te identificas con los aspectos mencionados en este texto es posible que seas sapiosexual, pero utilizar la etiqueta o no es algo que sólo tú puedes decidir.

Terapia sexológica y psicológica

La sapiosexualidad no es una categoría diagnóstica, sino una variante más de la sexualidad humana. Si aun así tienes dudas o incomodidades respecto a tu forma de vivir la sexualidad, la terapia psicológica o sexológica y la terapia afirmativa LGTBIQA+ pueden ayudarte a explorar este aspecto de tu vida.

Avance Psicólogos es un centro de referencia en el que puedes encontrar profesionales especialistas en todas estas terapias. Si quieres trabajar algún aspecto personal en consulta, puedes solicitar una sesión tanto online como presencial; será un placer atenderte en lo que necesites.

Nuestra Terapia Psicológica Online

Referencias bibliográficas:

Cover, R. (2018). The proliferation of gender and sexual identities, categories and labels among young people. En: Aggleton et al. (eds) Youth, Sexuality and Sexual Citizenship. Routledge.

Gignac, G., Darbyshire, J. y Ooi, M. (2018). Some people are attracted sexually to intellingence: A psychometric evaluation of sapiosexuality. Intelligence 66, 98-111.

Jas, Y. (2020). Sexuality in a non-binary world: redefining and expanding the linguistic repertoire. Journal of the International Network for Sexual Ethics and Politics, Special Issue 2020, 71-92.

Micluţia, I. (2019). New challenges of sexuality of the 21st century. Acta Medica Marisiensis 65, 12-12.

¡COMPARTELO!
Andrea Martínez
Andrea Martínez
Andrea Martínez es licenciada en Psicología por la Universidad de Deusto. Posee un Máster en Psicología Clínica Basada en la Evidencia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Salud Sexual y Psicología Clínica por la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Especialista en Terapias Contextuales (ACT, FAP y técnicas Mindfulness) por el Madrid Institute of Contextual Psychology. También se ha formado en Psicología Afirmativa en Diversidad Sexual y de Género por el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid. Desde 2019 forma parte del equipo de Avance Psicólogos ofreciendo terapia psicológica, sexológica y de pareja con perspectiva de género. Además, ejerce como divulgadora y formadora en varias plataformas relacionadas con la Educación Sexual.
DESCUBRE NUESTRA TERAPIA PSICOLÓGICA PRESENCIAL Y ONLINE
NUESTROS POSTS MÁS RECIENTES
Ir arriba