Amor romántico ¿Qué es y cómo avivan las relaciones tóxicas?

Amor romántico: ¿Qué es y cómo avivan las relaciones tóxicas?

COMPÁRTELO
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

En muchas áreas de la vida asumimos que las cosas son como son, seguimos patrones, esquemas, normalizamos conductas o nos limitamos a imitarlas. En definitiva, tenemos interiorizado en nuestras entrañas un modelo, y en lo que al amor se refiere es el modelo del amor romántico.

Qué es el amor en sí es una pregunta que muchas ciencias han intentado darle respuesta con escaso éxito, o al menos, no hemos podemos sacar de la investigaciones una conclusión clara. Lo que sí debemos tener claro es que, el amor romántico, sus directrices, sus mitos y sus creencias, no es amor. Es decir, no es una manera sana de demostrar amor.

En este artículo vamos a hablar de lo que es el amor romántico y cómo afectan los mitos que lo componen a nuestras relaciones amorosas y de pareja. Finalmente, te daremos algunas claves para que puedas escapar de él.

Favicon de botonesDescubre cómo te puede ayudar nuestra terapia online

¿Qué es el amor romántico?

El amor romántico es un modelo sobre el amor que nos dice cómo debe ser este y cómo, por tanto, deberían ser las relaciones de pareja. Dicta cómo deberíamos comportarnos dentro de ellas sin tener en cuenta conceptos básicos como la intimidad, la libertad o el consentimiento. Debido a este modelo creemos que existe un amor ideal, que sigue una serie de estereotipos muy marcados, y que, por desgracia, dichos estereotipos y patrones sirven para justificar la violencia, el maltrato y el abuso (cuando no debería). Además, este modelo de amor romántico está plagado de mitos, algunos de los cuales ya habrás escuchado alguna vez: la media naranja, el amor todo lo puede, el amor es sacrificio, si hay celos es que hay amor y, lamentablemente, un largo etcétera.

Le podemos llamar también “amor Disney” o “amor novelesco”, ya que muchos de estos mitos surgen de la cultura occidental en la que vivimos. Es a través del arte, la literatura, la música o el cine que vamos interiorizando los mensajes de ese amor supuestamente ideal. Por poner algunos ejemplos: la saga Crepúsculo, La Sirenita, canciones como “Sin ti no soy nada” u obras como “Romeo y Julieta”. Igualmente, se trata de un amor patriarcal, donde se muestran a las mujeres como sumisas y posesión de los hombres, Y, por supuesto, también representa el amor heterosexual.

Todos estos mensajes y mitos, aunque no lo creamos, tienen una gran influencia en nuestras relaciones y en nuestra forma de vincularnos con nuestras relaciones de pareja. Ojo, no confundamos romanticismo (el hecho de actuar de forma romántica, como regalarle flores a tu pareja) con el amor romántico, pues se puede ser romántico o romántica y tener una relación sana.

¿Cómo aviva las relaciones tóxicas el amor romántico?

Por culpa de los mitos del amor romántico hemos ido normalizando algunas conductas que no son normales y, mucho menos, muestras de amor en nuestras relaciones. Por desgracia, unas son más sutiles que otras y las que menos, pueden acabar en maltrato psicológico (y, en casos extremos, también físico). Por todo esto, es tan importante conocer el modelo del amor romántico y los mitos que lo entrañan. Cómo se entromete el amor romántico en nuestras relaciones de pareja tiene que ver con lo siguiente:

1. Cómo manejamos los celos

Creer que los celos son una muestra de amor provoca que lleguemos a justificar que nuestra pareja sobrepase límites de nuestra intimidad como mirarnos el móvil sin nuestro consentimiento o, incluso, que nos lo controle pidiéndonos la contraseña del dispositivo y de nuestras redes sociales. Otra forma de justificar los celos es insultarte o cuestionar si le quieres o no.

2. La manera de vivir la sexualidad

Este modelo nos dice que el sexo debe formar parte de una relación y que si el sexo funciona es que la relación funciona, y viceversa. Sumado a que el sexo suele ser un tema tabú, cuando el sexo no va bien, hay algo que no te gusta o que, simplemente, no quieres practicarlo, tendemos a callarnos por miedo a estropear (supuestamente) la relación. Además, como lo que representa el amor romántico es la heterosexualidad, las personas no heterosexuales no tienen referencias de lo que es el amor en pareja.

3. Vivir la relación como un sacrificio

Tener pareja no significa que tengas que renunciar a otras partes de ti. La pareja es un área más de tu vida y de ti depende la importancia que le quieras dar. Sin embargo, cuando apostamos única y exclusivamente por un área, spoiler, no suele salir bien. Sacrificar pasar tiempo con tu familia, con tus amistades o con tu tiempo libre y a solas es algo que puedes (y deberás) hacer de vez en cuando. Lo sano es encontrar el equilibrio entre la pareja y otros vínculos, incluyéndote a ti en la ecuación.

4. Creer que el amor todo lo puede

Este es uno de los mitos más comunes y que más toxicidad añaden a una relación. Por la creencia de que si algo va mal no hay nada que el amor no pueda solucionar, o dicho de otra manera, que con quererse es suficiente, nos da a entender que no tenemos que añadir otros ingredientes a la relación necesarios para que funciones como: responsabilidad afectiva, cuidados, comunicación, tiempo de calidad, etc. Para más inri, el amor romántico nos vende también que el amor debe ser para siempre y exclusivo a una sola persona. No se me ocurre peor combinación para verse o senttirse atrapado o atrapada en una relación.

5 claves para no sucumbir al amor romántico

Escapar del modelo de amor romántico no es tarea fácil. Aun así, en este apartado te daremos algunas claves que debes saber para hacer de tu relación un sitio en el quieres estar y del que puedes salir cuando quieras:

1. Los celos no son tóxicos

Los celos son una emoción no muy agradable como también lo pueden ser la tristeza o el enfado. Sentir celos no nos convierte en personas tóxicas, solo en personas que sienten. Sin embargo, sí son perjudiciales las conductas que llevamos a cabo para acabar con ellos o para justificarlos las que perjudican la relación.

2. La comunicación, ante todo

Si sientes esto o aquello lo mejor es comunicarlo antes de realizar conductas que pueden herir. Aquí quizá debemos señalar que hablamos de una sana comunicación. Los silencios también comunican. Si, por ejemplo, nos hemos enfadado con nuestra pareja y callamos para que se sienta peor y tenga que adivinar lo que nos ha molestado, estamos comunicando también, pero trasmitiremos un nefasto mensaje.

3. El consentimiento y el deseo

En las relaciones sexuales el deseo es algo que debe estar de manera permanente y continua. Con el consentimiento pasa lo mismo. De la misma manera que es responsabilidad de cada cual comunicar qué desea y qué no, es responsabilidad tuya asegurarte de que haya consentimiento en todo momento antes y durante el sexo.

4. Valora lo que merece la pena

Como decíamos todo tiene su espacio y también sus tiempos. Todos estos mitos que hemos comentado (que no son todos) nos ocupan espacio en la cabeza y no nos dejan ver lo que realmente es valioso para nosotros y nosotras en una relación. Por ejemplo, si estás pensando que si no siente celos es que no te quiere, no solo estarás perdiendo el tiempo sino también perdiéndote lo positivo de la relación.

5. Di adiós si lo necesitas

Si ya has puesto todo de tu parte para vivir la relación que quieres y no hay manera de que cambie, quizás haya llegado el momento de darte cuenta de que con esa persona no va a ser posible. Puede ser muy doloroso, pero más lo puede ser quedarte y resignarte a una pareja con la que no casas. Además, querer cambiar a una persona, además de egoísta, puede ser un acto para nada fructífero y bastante frustrante.

Conclusiones

Curioso que no nos hayamos molestado en buscar el antónimo del amor romántico. No hablemos de amor, pues se trata de una emoción muy compleja. Hablemos de relaciones y como en cada una de ellas, quienes las componen son quienes deben decidir como se construye dicha relación (bajo qué términos y acuerdos) y no que lo decida un esquema establecido, que, como hemos visto, resulta perjudicial para la salud mental de las personas. El amor romántico no es amor, es dependencia, autodestrucción, miedo a la soledad,…

Lo cierto es que las conductas tóxicas debidas al amor romántico ocurren más de hombres a mujeres. Esto no exime, ni mucho menos, a las mujeres de su responsabilidad afectiva con la otra persona. Sin embargo, el patriarcado legitima que los hombres puedan comportarse de manera más dominante, celosa y posesiva con ellas y no al revés; el amor romántico pinta a las mujeres como sumisas, deseadas y permisivas. Tampoco significa que, según tu género, sientas de una manera u otra. Lo que criticamos del amor romántico son las conductas, no las emociones.

¿Buscas ayuda psicológica?

Si crees que puedes estar o has estado en una relación tóxica o de maltrato psicológico. Este tipo de relaciones deja secuelas psicológicas y en Avance Psicólogos te podemos ayudar. Pide cita y te ayudaremos a salir de ahí o, en caso de que hayas salido, a recuperarte y volver a ser tú.

Conoce nuestra terapia especializada en el desamor

Referencias bibliográficas:

González Pérez, Z. (2018). Relaciones tóxicas de noviazgo entre jóvenes y su relación con la violencia: un análisis desde la perspectiva de género.

COMPÁRTELO
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram

autora del artículo

Brenda Ruano Bodemer

PSICÓLOGA SEXÓLOGA COLEGIADA M-34490

Brenda Ruano Bodemer (Madrid, 1993) se graduó en Psicología por la UCM. Trabaja en la consulta privada desde 2016. Desde entonces, lleva formándose en distintos ámbitos de la psicología: Máster en Sexología, educación sexual, asesoramiento y terapia sexual (UCJC, IUNIVES), Máster en Psicología General Sanitaria (Universidad de Nebrija). Título en Psicología Afirmativa en Diversidad Sexual y de Género (COP). Además de la consulta privada, ha trabajado en centros de día de adicciones y, actualmente, imparte talleres de Educación Sexual en institutos y da formación a profesores sobre Educación Sexual.

Ver todos sus artículos y credenciales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE LO PONEMOS MUY FÁCIL
La primera entrevista es GRATIS
CONOCERÁS AL PSICÓLOGO CON EL QUE TRABAJARÁS.
SI NO TE CONVENCE, NO TIENES NINGÚN COMPROMISO DE SEGUIR.
Conecta con tu bienestar emocional
Contacta con tu psicólogo hoy mismo
Scroll al inicio