Los componentes de la autoestima y las claves para mejorarla

Los 4 componentes de la autoestima

Los 4 componentes de la autoestima. La autoestima es un elemento psicológico complejo que incluye procesos mentales muy abstractos. Sin embargo, es posible “desgranarla” y reconocer varias partes dentro de ella.

Si te interesa este tema sigue leyendo, pues veremos cuáles son los componentes de la autoestima.

Nuestra Terapia Psicológica

¿Qué es la autoestima ?

La autoestima es el modo en el que como individuos nos valoramos a nosotros mismos teniendo en cuenta una referencia de cuál debería ser el “Yo” ideal. Si el autoconcepto es el conjunto de ideas y creencias que componen el concepto del “Yo”, la autoestima toma todos estos factores y les añade la carga emocional y moral que supone estar o no satisfechos con nosotros mismos, con lo que creemos que somos.

Por otro lado, la autoestima no es tan solo la “estación de llegada” de los procesos psicológicos con capacidad de dañar o potenciar nuestro bienestar. Es también la causa de otros fenómenos psicológicos que nos afectan. Por ejemplo, la depresión mayor hace que quienes sufren este trastorno desarrollen una autoestima baja, pero esta última es, a su vez, uno de los factores que mantienen a flote la psicopatología: alguien que no tenga una buena opinión de sí mismo y que no disponga de apoyo psicoterapéutico tenderá a evitar ponerse a prueba, tirará la toalla fácilmente ante proyectos que le podrían ayudar a superar la depresión, etc.

Pero tampoco hay que olvidar que tener un problema de autoestima no tiene por qué significar tener baja autoestima. También resulta problemático tener una autoestima demasiado inflada, algo que de hecho ocurre por ejemplo en alteraciones psicológicas como el trastorno bipolar o en ciertas variantes del trastorno de personalidad narcisista.

Así pues, en psicoterapia se suele trabajar para lograr que las personas sepan mantener una autoestima equilibrada y bien ajustada a la realidad, desde la que se pueda ser consciente de las propias limitaciones y también del potencial que uno tiene. De esta manera es posible no rechazar a hacer aquello de lo que uno sabe que es capaz, a la vez que existen retos y la capacidad de llevar a cabo proyectos ilusionantes capaces de dar una noción de progreso y desarrollo personal… pero sin someterse a mucha presión ni frustrarse por no lograr imposibles. Y para hacerlo, los sicólogos tenemos en cuenta cuáles son los componentes de la autoestima. A continuación veremos un resumen de estos.

Los 4 componentes fundamentales de la autoestima

Estos son los elementos psicológicos que, combinados, dan lugar a la autoestima.

1. Procesos perceptivos

No existen los procesos mentales desconectados del flujo de información que nos llega de nuestros sentidos. En este sentido, la autoestima no es una excepción: su “materia prima” está compuesta de los estímulos que son captados por las células y los órganos sensoriales y son mandados al cerebro transformados en señales nerviosas.

2. Autoconcepto

Como hemos adelantado, el autoconcepto es la descripción de nosotros mismos que tenemos “archivada” en nuestro cerebro, y que está compuesta por ideas, pensamientos y creencias. Es algo así como un mapa del concepto del “Yo” con todas sus facetas. Está hecho a partir de una combinación de la información sensorial que nos llega, por un lado, y la interpretación que hacemos de esta a partir de los elementos del autoconcepto previamente archivados, por el otro.

3. Carga emocional

Tal y como su nombre indica, la carga emocional es el conjunto de emociones asociadas a lo que nos pasa por la cabeza, y que en este caso tienen que ver con la idea del “Yo”. Las emociones nos llevan a sentirnos bien o mal con lo que creemos que somos, y a la ve, nos aportan una fuente de motivación para adoptar una determinada postura ante eso.

Eso sí, aunque teóricamente resulte útil distinguir entre ideas y emociones, a la práctica ambos fenómenos se dan a la vez.

4. Referentes

La autoestima siempre es construida teniendo en cuenta aspectos de nuestro entorno, y más concretamente, de los círculos sociales a los que nos exponemos. Por ejemplo, vivir en un pequeño pueblo de menos de mil habitantes o hacerlo en un entorno dominado por la élite estudiantil tiene implicaciones acerca de lo que esperamos de nosotros mismos y cómo nos sentimos ante aquellas metas que alcanzamos.

Las 10 claves para reforzar la autoestima

He aquí 10 claves para mejorar la autoestima:

1. Saber decir no

La deseabilidad social y nuestra necesidad de aprobación, nos lleva muchas veces a temer decir no. Es importante entender que decir no a alguien no significa rechazarle, podemos explicar las causas y dar una alternativa, siempre que consideremos que el otro lo merece.

2. Saber enfadarse

Parece que el enfado se asocia casi siempre a agresividad, cuando no tiene por que ser así. Enfadarse es necesario para poner límites al otro o al entorno y para buscar espacios de reflexión que puedan ayudar a buscar soluciones. Podemos mostrar enfado sin ser hostil o agresivo con los demás.

3. Saber pedir

En la sociedad occidental se asocia el pedir con mostrar debilidad; esto lleva a que a menudo no pidamos favores ni expresemos nuestras necesidades por miedo a no parecer fuertes ante el otro. Pedir brinda la oportunidad de acercarse a el otro y que se sienta necesario en nuestras vidas y se profundiza en la relación al estrecharse el vínculo afectivo, siempre y cuando pedir no sea desde la queja y la demanda.

4. Reconocer nuestras necesidades, saber escucharse

Poco podemos hacer para mejorar nuestra autoestima si no sabemos escucharnos. Escucharse significa identificar nuestras emociones para interpretarlas adecuadamente y poder gestionarlas.

5. Reconocer nuestras capacidades y aceptar nuestras limitaciones:

Si soy consciente de mis capacidades, valorándolas, puedo siempre tratar de mejorar. A la vez, aceptar mis limitaciones y lo que no puedo cambiar, nos ayudará a poner metas realistas y evitar frustrarnos.

6. Reconocer las necesidades de los demás para no frustrarnos

Se trata de un trabajo de empatía, de ponerme en el lugar del otro y mirar desde su perspectiva. Cuando lo conseguimos, entendemos al otro sin juzgarlo y una negativa deja de ser rechazo. Esto hace que la convivencia sea más feliz. Salir del egocentrismo ayuda a respetar a los demás y a sentirnos menos solos.

Quizá te interese nuestro artículo: ¿Es efectiva la psicoterapia en casos de baja autoestima?

7. Aprender a aceptar las críticas de los demás

Para reforzar la autoestima es importante aceptar la crítica de los demás, porque una crítica no siempre significa que nos valoren negativamente, sino la oportunidad de que alguien desde fuera pueda hacernos reflexionar sobre algo de lo que no nos hemos dado cuenta.

8. Aprender a vivir en el aquí y el ahora

Sin proyectarnos al futuro ni anclarnos al pasado: como mejor manera de evitar la ansiedad y enfrentar las dificultades y miedos. Atender al presente permite reducir el estrés y mejorar la capacidad de atención y concentración.

9. Aprender a reconocer los errores

Como una oportunidad de mejora: de este modo en vez de juzgarnos e infravalorarnos nos propondremos nuevos retos, aceptando que de la experiencia se aprende y aprovechándola.

10. Aprender que no puedo controlarlo todo

Si distinguimos lo que depende de nosotros de lo que no, nos frustraremos menos y seremos más realistas en cuanto a expectativas y a nuestra valoración personal.

En definitiva, el reforzar la autoestima conlleva un trabajo de autoconocimiento que merece la pena. Es fundamental el cómo nos hablemos a nosotros mismos, siempre desde el respeto y la aceptación que tanto anhelamos de los demás.

Consejos para reconstruir los componentes de la autoestima después de sufrir un fracaso personal

Si estás pasando por momentos complicados debido a un fracaso que te ha tocado de cerca y ha dañado los componentes de tu autoestima, ten en cuenta estos consejos generales que te ayudarán a superar la situación y a volver a creer en ti.

1. Revisar nuestras creencias sobre lo ocurrido

Al haber sufrido un golpe en nuestra autoestima, es fácil que nuestra interpretación de lo ocurrido en aquello que percibimos como un fracaso sea muy sesgada, exagerando nuestras acciones criticables y pasando por alto las cosas acertadas que hemos hecho. Por eso, es importante cuestionarnos si realmente tenemos motivos para ser muy duros con nosotros mismos. Para ello, puede ayudar reflexionar sobre ello dejando nuestros pensamientos por escrito, para organizar nuestras ideas.

2. Adoptar una óptica realista buscando el equilibrio

Tener una autoestima óptima significa también asumir que una buena autoestima no es una muy inflada, sino una autoestima equilibrada. Es decir, que parta de un autoconcepto que se ajuste a la realidad y nos permita valorarnos de la manera en la que somos realmente. No hay que ceder al sesgo de confirmación ni para alimentar el optimismo ni para alimentar el pesimismo. Ante lo ocurrido, debemos aprender de los errores a la vez que no nos quedamos paralizados limitándonos a culparnos de todo lo que ha pasado.

Para lograrlo es esencial valorar positivamente todo lo bueno que hay en nosotros, pero también ser conscientes de que no somos perfectos en todo y que tenemos defectos como todo el mundo, algunos de los cuales siendo susceptibles de poder ser mejorados.

3. Reconfigurar los pensamientos negativos y convertirlos en propuestas

Como se ha dicho, algunas personas tienen tendencia a ser demasiado severas consigo mismas, así como a albergar pensamientos o ideas muy negativas sobre su persona.

Para cambiar este modelo cognitivo, debemos aprender a cambiar los pensamientos negativos sobre nosotros mismos por otros más positivos que nos ayuden a mejorar, a sentirnos mejor y a prosperar en la vida.

Por ejemplo, si fracasamos en algo debemos cambiar la dia de “soy un inútil” o “jamás lograré el éxito” por otras ideas más positivas como “debo esforzarme más” o “con disciplina lograré mis objetivos.”

4. Mantener hábitos saludables

Llevar a cabo hábitos de vida saludable nos permitirá hacer que nuestro cuerpo y mente estén en condiciones óptimas para afrontar nuevos retos, algo necesario para cuidar nuestra autoestima a través de la autosuperación.

Además de hacer ejercicio regularmente, existen muchas otras rutinas que deben ser tenidas en cuenta si queremos reparar nuestra autoestima al demostrarnos de qué somos capaces. Por ejemplo, comer partiendo de una dieta equilibrada y que no nos lleve a consumir siempre el mismo tipo de productos precocinados o llenos de azúcares refinados (una mala alimentación, por cierto, nos expone más al estrés y a los procesos infecciosos que impactan en nuestra salud mental).

Estos hábitos saludables que deben ser mantenidos de manera consistente y regular, sin altibajos, y fijándonos metas realistas, para no someternos a demasiada presión y terminar abandonando nuestros cuidados personales debido al efecto rebote (es habitual que quienes pretenden seguir dietas muy restrictivas terminen dándose atracones de comida debido a la frustración de no lograr seguir esa disciplina).

Por otro lado, los hábitos de higiene del sueño nos permiten dormir las horas necesarias para que el cuerpo y el cerebro descansen correctamente cada noche y no suframos falta de concentración y malestar durante el día. Y la higiene personal juega un papel fundamental tanto en nuestra salud física (evitando la irritación de la piel y los picores) como en nuestros niveles de autoestima diarios, al sentirnos preparados para mostrarnos ante los demás sin estar en una posición de vulnerabilidad y exposición a críticas.

5. Mantener una vida social activa

Una vida social sana y activa nos ayudará también a reparar nuestra autoestima, ya que relacionándonos con amigos y familiares queridos lograremos contar con una visión más rica en matices acerca de nosotros mismos y nuestras diferentes facetas.

En lugar de quedarnos en casa y sentirnos improductivos debido al aburrimiento y la sensación de no estar utilizando el tiempo libre para hacer algo que nos aporte algo, podemos optar por salir y quedar con aquellas personas que nos alegran la vida, así como también aprovechar para caminar y mantenernos activos físicamente.

¿Estás buscando servicios de psicoterapia?

Si te interesa contar con asistencia psicológica profesional, ponte en contacto con nosotros. En Avance Psicólogos llevamos más de 22 años atendiendo pacientes, y en la actualidad ofrecemos servicios de psicoterapia para adultos, terapia infanto-juvenil, terapia familiar y de pareja, coaching, asistencia psiquiátrica y neuropsicología. Las sesiones pueden ser realizadas de manera presencial o mediante terapia online por videollamada.

Nuestra Terapia Psicológica Online

Referencias bibliográficas:

Battle, J. (1978). Relationship between self-esteem and depression. Psychological reports.
Del Prette, A., Del Prette, Z.A.P. (2013). Programas eficaces de entrenamiento en habilidades sociales basados en métodos vivenciales. Apuntes de Psicología.
Franco, C. y De León, V. (2015). Aumentar autoestima. Logos Boletín Científico de la Escuela Preparatoria, 3(2). Los componentes de la autoestima
Iancu, I.; Bodner, E. & Ben-Zion, I.Z. (2015). Self esteem, dependency, self-efficacy and self-criticism in social anxiety disorder. Comprehensive psychiatry, 58: pp. 165 – 171.
Jordan, C.H.; Spencer, S.J.; Zanna, M.P.; Hoshino-Browne, E.; Correll, J. (2003). Secure and defensive high self-esteem. Journal of Personality and Social Psychology, 85(5): pp. 969 – 978.

¡COMPARTELO!
Avance Psicólogos
Avance Psicólogos
Somos un centro de psicología en Madrid con 24 años de experiencia. Nuestro equipo de psicólogos colaboradores, es experto en el tratamiento de la ansiedad, depresión, estrés, autoestima, desamor, duelo por ruptura, duelo por pérdida, fobias, adicciones y obsesiones. Somos un centro reconocido por la Ilustre Academia de las Ciencias de la Salud Ramón y Cajal y contamos con el Premio a La Excelencia Profesional en 2018 por el Instituto para la Excelencia Profesional y el premio Foro Europa 2001. Nos destacamos por llevar a cabo un tratamiento personalizado, breve, de orientación cognitivo conductual y humanista.
DESCUBRE NUESTRA TERAPIA PSICOLÓGICA PRESENCIAL Y ONLINE
NUESTROS POSTS MÁS RECIENTES

¿Quieres información sobre nuestros servicios de Psicoterapia?

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible




    Tendencias hoy
    Compártelo en:
    Scroll al inicio