Fases de la terapia psicoanalítica

La terapia psicoanalítica se caracteriza entre otras cosas por ser ir adaptándose a las circunstancias sin seguir una estructura muy rígida. Esto es así porque, para la perspectiva teórica desde la que parte el psicoanálisis, cada paciente experimenta una forma de malestar única, basada en sus experiencias pasadas y que forman parte de su identidad como individuo.

Sin embargo, es posible resumir el qué consiste este proceso terapéutico fijándonos en cuáles son las principales fases de la terapia psicoanalítica, basada en las obras de Sigmund Freud y de sus seguidores. Justamente este es el tema que vamos a abordar en este artículo.

Para empezar: ¿qué hacen los psicoanalistas?

Antes de nada, demos un repaso rápido al concepto del psicoanálisis. Este puede ser entendido tanto como una propuesta psicoterapéutica para pacientes, por un lado, como el conjunto de teorías sobre el funcionamiento de la mente que sirve de base para este tipo de terapia, por el otro.

Si nos centramos en el psicoanálisis entendido como agrupación de teorías, lo más destacable de estas es que dan mucha importancia al componente inconsciente de la psique humana, hasta el punto de que se asume que este es el que nos mueve a comportarnos, pensar y sentir tal y como lo hacemos. 

Dicho de otro modo, los psicoanalistas trabajan desde la idea de que lo más relevante que nos pasa ocurre siempre en la cara oculta de nuestras mentes, la que no es accesible por nuestra consciencia.

A su vez, en el para el psicoanálisis, el funcionamiento de la mente humana se apoya en el movimiento que produce la tensión entre elementos psíquicos que están en conflicto entre sí a pesar de existir dentro de la misma persona.

¿Y cuál es este conflicto, aquello que produce contradicciones en el funcionamiento interno de los seres humanos? 

Por un lado, están los elementos psicológicos que quieren salir de lo inconsciente para formar parte de lo consciente, y por el otro están los elementos psicológicos que luchan por impedir que los anteriores salgan de lo inconsciente para que no nos veamos cegados por nuestros deseos y nuestros impulsos más ocultos y pasionales.

El objetivo de la terapia psicoanalítica

Por otro lado, las diferentes fases de la terapia psicoanalítica están pensadas para ir desvelando poco a poco cuál es la verdadera raíz del malestar psicológico de los pacientes, buscando sus causas profundas mirando más allá de la superficialidad de los síntomas de los que se quejan quienes acuden a su primera consulta.

A medida que el trabajo en equipo del terapeuta y el paciente va haciendo emerger la naturaleza del problema real a tratar, es posible integrar en la consciencia buena parte de estos contenidos psicológicos que generaban dolor psicológico o patrones de conducta inadecuados, otorgándoles un significado que nos permita aceptar su existencia y dejando de luchar por mantenerlos completamente reprimidos en nuestro inconsciente.

Fases de la terapia psicoanalítica

Estas son las principales fases de la terapia psicoanalítica, ordenadas.

1. Establecimiento del motivo de consulta

En esta primera fase, se da la oportunidad a los pacientes para que describan el motivo por el que acuden a estas sesiones de terapia psicoanalítica, expresando también sus preocupaciones y su manera de experimentar el malestar que les lleva a consulta.

Ahora bien, en terapia psicoanalítica no se da por supuesto que la verdadera fuente de malestar es aquella que el paciente cree. A fin de cuentas, desde el paradigma del psicoanálisis se pone énfasis en las limitaciones de la consciencia a la hora de entender lo que ocurre en la mente de uno mismo. Llegar a conocer el verdadero motivo por el que se va a consulta también forma parte de este proceso de terapia.

Por eso, en la fase de la entrevista inicial simplemente se crea una situación en la que el profesional realice una recogida de datos básicos, y para que este pueda decidir qué tipo de contenidos de la vida del paciente es conveniente explorar más adelante.

2. Entrevistas de exploración del problema

En esta segunda fase de la terapia psicoanalítica el profesional lleva a cabo una serie de entrevistas semi-estructuradas con el paciente con el objetivo de conocer su trayectoria vital y el contexto familiar y social en el que ha ido desarrollándose como persona. 

Es decir, que en esta etapa los psicoanalistas plantean una serie de preguntas de forma más o menos improvisada, aunque teniendo en cuenta cuáles son los temas principales a examinar a priori.

3. Establecimiento de las primeras hipótesis

Tal y como hemos visto, para los psicoanalistas los conflictos que tienen lugar en la parte inconsciente de la mente tienen una gran importancia a la hora de explicar por qué surgen los trastornos psicológicos y los problemas para adaptarse a las circunstancias que la vida nos plantea.

Por eso, esta es una de las fases de la terapia psicoanalítica más importantes, porque aquí ya se intenta a crear situaciones para que estos problemas reprimidos en lo inconsciente se expresen a través de las acciones y del discurso de la persona.

Estos contenidos encerrados en lo inconsciente (y cuya lucha por salir de ahí es la verdadera causa del malestar) se expresarán de manera no muy clara ni evidente, sino mediante formas más discretas, a causa del filtro que supone la parte consciente de la persona. Por ejemplo, surgirán plasmadas indirectamente a través de símbolos aparecidos en sueños, sustituciones de palabras mientras se habla, etc. 

Sin embargo, los psicoanalistas están entrenados para detectar la expresión de lo inconsciente en lo consciente.

Para poder recoger información indirecta sobre lo que pasa en lo inconsciente de los pacientes, los psicoanalistas usan técnicas y herramientas como las pruebas proyectivas (test de Rorschach, test del árbol, etc.).

Luego, el profesional de la terapia psicoanalítica establece una hipótesis acerca de cuál puede ser la causa del problema que hace sufrir a la persona y/o a su entorno familiar y social.

4. Devolución de la información

En esta fase, se informa al paciente acerca de la información importante recabada hasta el momento, y se le pide que opine sobre esto. La manera de reaccionar de la persona también es tenida en cuenta de cara a definir mejor qué le ocurre a la persona y cómo se la puede ayudar.

5. Fase de análisis

En esta fase de la terapia psicoanalítica, paciente y terapeuta examinan juntos los indicios por los cuales se expresa el conflicto psicológico que está detrás de los pensamientos y acciones problemáticas de quien acude a consulta, y trabajan para darles significado e integrarlos en la consciencia.

Se trata de una etapa de la intervención terapéutica que puede variar mucho dependiendo de la orientación psicoanalítica del profesional, si bien hay ciertos recursos que son especialmente populares, como la asociación libre.

En general, el terapeuta ayuda al paciente a que las barreras que separan lo consciente y lo inconsciente se debiliten y se entre en un estado de relativa no represión de las ideas y de los sentimientos, para que todo pueda ser expresado sin miedo a ser juzgados por los demás.

De esta manera, a la vez que se va comprendiendo cómo opera la mente inconsciente de uno mismo en lo relativo a temas que producen malestar (traumas, complejos e inseguridades, miedos, etc.) se produce también un alivio del malestar.

6. Revisión de los pasos anteriores

En la fase final, el paciente da su opinión sobre el proceso y valora los resultados obtenidos. De esta manera, siempre se está a tiempo de corregir algo si considera que aún se siente significativamente mal y queda trabajo por hacer.

Referencias bibliográficas:

  • Burnham, J. (ed.) (2012). After Freud Left: A Century of Psychoanalysis in America. Chicago: University of Chicago Press.
  • Quidonoz, J.M. (2005). Reading Freud. A Chronological Exploration of Freud’s Writings. The New Library of Psychoanalysis. Abingdon: Routledge.
Terapia a Distancia: ¿qué modalidades existen?

Terapia a Distancia: ¿qué modalidades existen?

Terapia a Distancia: ¿qué modalidades existen? La Terapia a Distancia es una alternativa muy útil al formato tradicional de psicoterapia basado en la necesidad de acudir a la consulta del psicólogo para recibir tratamientos o

Síndrome post-vacacional: ¿por qué ocurre y cuáles son sus síntomas?

Síndrome post-vacacional: ¿por qué ocurre y cuáles son sus síntomas?

Síndrome post-vacacional: ¿por qué ocurre y cuáles son sus síntomas? El síndrome post-vacacional es una realidad que muchas personas tienen que afrontar en etapas concretas en las que vuelven de vacaciones. No se trata de

Los efectos psicológicos del calor y el verano

Los efectos psicológicos del calor y el verano

Los efectos psicológicos del calor y el verano El calor no solo es un fenómeno que notamos a través del bienestar o del malestar físico (dependiendo de si nos exponemos a él en exceso o

Los beneficios psicológicos de practicar deporte

Los beneficios psicológicos de practicar deporte

Los beneficios psicológicos de practicar deporte El deporte es una de las prácticas humanas más antiguas. En muchas ocasiones, este fenómeno, que va más allá de la realización de ejercicio (algo que realizan involuntariamente hasta

Mas de 20 Años .

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • Alcalá 165, 2º A
  • 91 532 76 14
psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




psicologo madrid

¿Te llamamos?

1ª CONSULTA GRATUITA

Déjanos tus datos para ponernos en contacto contigo y resolverte tus dudas




¡LLÁMANOS!

Avance Psicólogos se encuentra habilitado como Centro Sanitario por la Comunidad de Madrid con el número de Registro CS-157833

Avance Psicólogos Madrid S.L.

  • 91 532 76 14
  • Alcalá 165, 2º A. 28009. Madrid
  • info@avancepsicologos.com

Síguenos en

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Copyright © 2019 Avance Psicólogos Madrid | Autorizado como Centro Sanitario por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, con nº de Registro: CS-157833

Ir arriba