¿Qué es el miedo escénico? Las claves básicas para superarlo

Avance Psicólogos

Avance Psicólogos

¿Qué es el miedo escénico? Las claves básicas para superarlo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

El miedo escénico es una molesta experiencia que nos puede afectar ante tareas realizadas ante una audiencia.

Es normal experimentar ciertos nervios antes de hablar en público o hacer algo sobre un escenario, pero si este malestar es tan fuerte que nos impide hacer las cosas bien o incluso nos lleva a un estado de bloqueo mental, es necesario tomar medidas. Por ello, en este artículo te presentamos varios consejos acerca de cómo superar el miedo escénico.

Nuestra Terapia Psicológica

¿Qué es el miedo escénico?

El miedo escénico, o pánico escénico, es la reacción de intensa angustia que experimentamos durante la realización de actividades escénicas (como por ejemplo dar una charla en público, cantar ante una audiencia, ejecutar una obra de teatro, recitar poesía en el escenario…) o poco antes de participar en esta clase de experiencias.

En algunos casos, el miedo escénico no llega a ser lo suficientemente fuerte como para dificultar o impedir la realización del evento frente a la audiencia, pero en otros casos sí supone un importante obstáculo o llega a hacer imposible esa tarea. De hecho, en los casos más severos y recurrentes, puede llegar a considerarse una fobia; esto es, un trastorno de ansiedad.

Esto último ocurre solamente cuando la respuesta emocional es tan intensa que la persona pierde totalmente el control de sus actos, y cuando la persistencia de esta alteración psicológica afecta significativamente a la calidad de vida de esa persona durante varios meses o más. Cuando esto se da, normalmente hablamos de actores, músicos o personas que por cuestiones de trabajo deben realizar presentaciones orales ante audiencias amplias con cierta asiduidad.

¿Por qué surgen esas reacciones de miedo escénico?

El miedo escénico tiene en su raíz principal lo que se conoce como ansiedad anticipatoria. Se trata de un tipo de ansiedad que aparece ante una predisposición a realizar predicciones pesimistas o incluso catastróficas sobre lo que nos ocurrirá a corto o medio plazo.

Si bien la ansiedad es una reacción emocional que tiene sentido como una manera de hacer que estemos más alerta y seamos más rápidos reaccionando a las señales de posible peligro o a las oportunidades que se nos presentan, la ansiedad anticipatoria muchas veces tan solo sirve para perpetuarse a sí misma; esto es así porque como en ella la principal fuente de malestar es imaginada, nos cuesta identificar un patrón de conductas que pueda solucionar ese problema que predecimos.

Es decir, que existe una desconexión entre lo que ocurre en nuestra imaginación (predicciones pesimistas) y las acciones que ejecutamos en el mundo real. Aquello que imaginamos siempre muta para acomodarse a lo que hacemos y a los entornos a los que nos exponemos, de manera que siempre tenemos un motivo por el que preocuparnos porque algo nos saldrá mal. Y es que una vez nos hemos metido en el círculo vicioso del miedo a lo que “podría” ocurrir, es fácil que nos obsesionemos con hipotetizar acerca de posibles imprevistos, por lo que nuestra mente sigue funcionando a toda máquina intentando adelantarse a los acontecimientos.

Y a todo esto hay que añadirle que otro componente de la ansiedad anticipatoria es el propio miedo al miedo. Como vemos que estamos “enganchados” a un estado de ansiedad constante, nos preocupa la manera en la que eso afectará a nuestras acciones en el momento clave que se nos presenta en el futuro.

¿Qué hacer para superar el miedo escénico?

Sigue estas pautas para facilitar que todo te resulte más llevadero e impedir que el miedo escénico te sabotee la actividad.

1. Aprende técnicas de relajación

Existen técnicas de relajación eficaces que te pueden ayudar a mitigar el estrés o la ansiedad en cuestión de pocos minutos. Por ejemplo, puedes usar con la respiración controlada realizada con el diafragma. Se trata de ejercicios tan sencillos que, en la mayoría de los casos, puedes empezar a aprenderlos por tu cuenta y aplicarlos en una gran variedad de lugares.

2. Practica la visualización

Esta técnica consiste en imaginar lo más vívidamente que podamos cómo sería hacer la acción que queremos realizar y que todo salga bien. Tan solo cierra los ojos e imagina la situación viéndote desde fuera, y recreando en tu mente todos los detalles y estímulos sensoriales que puedas. De este modo, te habituarás a la idea de que las cosas te pueden salir bien.

3. Entrena la improvisación

Si te obsesionas con memorizarlo todo, es más fácil que te bloquees, porque estarás usando tus habilidades de evocación de recuerdos y, a la vez, estarás intentando poner los cinco sentidos en lo que dices y haces para no quedar mal delante de tu audiencia.

La atención humana no puede ser compartimentalizada en dos ámbitos tan distintos, y más cuando uno tiene que ver con la introspección (recordar) y la otra está enfocada hacia afuera, hacia la observación del público para ver cómo reacciona, hacia el análisis de nuestros gestos y postura, etc.

Por eso, más vale que te limites a recordar las ideas más importantes y que, a partir de ellas, vayas ensayando partiendo de la fluidez y la espontaneidad.

4. Fíjate en los errores comunicativos que cometen los demás

Si ganas consciencia del hecho de que las personas cometemos pequeños errores constantemente y ni siquiera los detectamos en nuestros interlocutores (de tan frecuentes como son), ganarás confianza en ti y dejarás de preocuparte excesivamente acerca de cómo te perciben. Si tú no das importancia a esas imperfecciones en las acciones del resto o incluso ni reparas en ellas, ¿por qué iban a hacerlo contigo?

Quizá te interese: 12 Habilidades Comunicativas básicas según la psicología

¿Buscas servicios de psicoterapia?

Si quieres iniciar un proceso de terapia psicológica para superar problemas relacionados con el miedo o la ansiedad, te invitamos a contactar con nuestro equipo de profesionales de la salud mental.

En Avance Psicólogos llevamos más de 20 años ofreciendo servicios de psicoterapia, y atendemos tanto a adultos como a niños y adolescentes. Además, también intervenimos en las áreas de la terapia de pareja, la terapia familiar, el coaching, la sexología, la logopedia, la neuropsicología y la psiquiatría. Programa ya tu primera sesión a través de la modalidad presencial (en nuestro centro ubicado en Madrid) u online (por videollamada).

Nuestra Terapia Online

Referencias bibliográficas:

Bolles, R.C. (1970). Species-specific Defense Reactions and Avoidance Learning. Psychological Review. 77: 32 – 38.

Garcia R (September 2017). “Neurobiology of fear and specific phobias”. Learning & Memory. 24 (9): 462–471.

Havas, K. (1973). Stage Fright – Its Causes and Cures in Violin Playing. London: Bosworth & Co. Ltd.

Suscríbete a nuestro blog de Psicología

¡Regístrate para recibir en tu bandeja de entrada información útil y estrategias para ser más feliz!

¡No enviamos spam! Los datos obligatorios que facilitas sólo se usaran para atender tu solicitud. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin
Descubre nuestra Terapia Psicológica Presencial y Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestros Posts más leídos
Ir arriba