¿Cómo funciona la terapia online y para qué casos es positiva?

Terapia online

Uno de los problemas que afrontan quienes quieren encontrar un psicólogo que atienda su caso es la falta de tiempo. Afortunadamente, a medida que la tecnología ha ido avanzando, el desarrollo de las herramientas online ha hecho posible que surja un nuevo tipo de psicoterapia que se adapta mejor a los horarios de las personas: la terapia online.

Si continúas leyendo, aprenderás cómo funciona la psicoterapia online, cuáles son sus ventajas y en qué casos resulta especialmente útil para los pacientes.

Nuestra Terapia Online

Terapia online: qué es y cómo funciona

Dicho de manera resumida, la terapia online es fundamentalmente la versión a distancia de la psicoterapia de siempre, utilizando las ventajas y los recursos de Internet.

Así, la psicoterapia online es una modalidad de intervención psicológica que se adapta al potencial de las nuevas herramientas desarrolladas en el mundo digital y aprovechando su capacidad para flexibilizar el tipo de servicio ofrecido.

En la gran mayoría de los casos, los psicólogos y clínicas de psicología que realizan sesiones de evaluación y tratamiento a pacientes a través de Internet no requieren que estos últimos tengan grandes conocimientos de informática; al contrario, plantean estas sesiones para que sea muy fácil usarlas. Desde el punto de vista de quienes quieren encontrar ayuda psicológica en la terapia online, solo es necesario poseer un nivel básico, de usuario, en el uso los aparatos conectados a la red virtual.

La psicoterapia online se suele basar en la videollamada, la experiencia es muy similar a la de las sesiones presenciales, y su eficacia es la misma.

Y decimos “aparatos” en general porque la terapia online no se limita solamente a los ordenadores tipo PC, sino que puede desarrollarse mediante aparatos más pequeños siempre que tengan acceso a la web. Eso sí, para sacar máximo provecho de este tipo de servicio, en general se recomienda que en los momentos de iniciar la interacción con el profesional de la salud mental se esté en un lugar tranquilo y apartado, y que se pueda disponer de una pantalla que permita ver bien al terapeuta.

Más allá de estas diferencias técnicas con la terapia presencial, la terapia online no se diferencia mucho de las sesiones de psicoterapia de toda la vida. El principal componente distintivo entre recurrir a los psicólogos online y asistir al gabinete o consulta para asistir a la cita con el psicólogo es el medio a través del cual tiene lugar la comunicación. Todas las diferencias entre una modalidad y la otra parten de eso.

Como la psicoterapia online se suele basar en la videollamada, la experiencia es muy similar a la de las sesiones presenciales, y su eficacia es la misma.

Ventajas: un tipo de asistencia psicológica especialmente positiva para…

A continuación veremos varios de los puntos fuertes y ventajas que tiene la terapia online, y el tipo de pacientes que más se pueden beneficiar de este servicio.

1. Ahorrar en tiempo

Con la psicoterapia online no es necesario realizar desplazamientos desde casa ni prepararse para salir a la calle; tan solo hay que encender el ordenador o dispositivo similar, y en unos pocos clics ya se inicia la sesión a la hora acordada.

De esta manera, quienes tienen un horario muy ajustado porque deben atender a un gran número de responsabilidades en casa o en el trabajo, encuentran en la terapia online un recurso para dedicar tiempo a su bienestar psicológico de una manera más eficiente.

2. Preservar aún más el anonimato y la discreción

Si bien la idea de que ir a terapia es motivo para avergonzarse ha ido desapareciendo en las últimas décadas a medida que se ha asumido que todo el mundo puede necesitar de estos servicios en algún momento de su vida, no es poco frecuente que algunos pacientes tengan reparos a la hora de exponerse yendo al psicólogo.

Se trata de un temor irracional que a pesar de que solo existe a causa de la tradicional estigmatización de los pacientes de terapia, puede llegar a afectar a muchas personas. Y esto hace que a pesar de que realmente se necesite asistencia psicológica, se busquen excusas para no ir.

Afortunadamente, la terapia online ayuda a combatir estos miedos limitadores. Los sistemas de cifrado que utilizan la mayoría de plataformas digitales en las que se apoya la terapia online hacen que todo el contenido del intercambio de información entre pacientes y psicólogos online sea anónimo y privado.

Además, el hecho de no tener que ir a una clínica o gabinete de psicología hace que la discreción aumente.

De esta manera, las personas con tendencia a preocuparse por el qué dirán, o que sientan que su entorno cercano busca cualquier excusa para criticar su estilo de vida, encuentran en la terapia online un potente aliado que paradójicamente les puede ayudar también a dejar de estar sujetas a esa clase de temores y fuentes de ansiedad.

3. No verse limitado por la geografía

Gracias a la terapia online, no vivir en el mismo pueblo o ciudad que el profesional de la psicoterapia no resulta un impedimento importante.

Esto resulta especialmente útil para quienes viven en zonas relativamente aisladas o en las que no hay demasiada oferta en cuanto a psicólogos, y permite elegir al psicoterapeuta que encaje con lo que se busca sin preocuparse por el factor geográfico.

4. Mantenerse en un lugar seguro

Evidentemente, técnicamente casi cualquier centro de psicología es seguro; pero el hecho de poder recibir asistencia psicológica casi en cualquier lugar gracias a la terapia online permite que muchos pacientes se sientan más seguros y cómodos al abrirse a esta experiencia en un espacio que les resulta familiar.

Esta característica es algo que agradecen especialmente las personas que van a terapia sintiendo una cierta inseguridad e incertidumbre sobre lo que pasará, de manera que resulta una ventaja que se plasma sobre todo en las primeras sesiones.

Nuestra Terapia Psicológica

Referencias bibliográficas:

Feixas, G. y Miró, M.T.(1998). Aproximaciones a la psicoterapia. Una introducción a los tratamientos psicológicos. Barcelona: Paidós.
Gratzer, D. y Khalid-Khan, F. (2016). Internet-delivered cognitive behavioural therapy in the treatment of psychiatric illness. CMAJ, 188(4) pp. 263 – 272.

Ir arriba
Abrir chat