Los 6 tipos de psicosis

Los 6 tipos de psicosis

Tipos de psicosis. El concepto de psicosis ha sido durante décadas uno de los más importantes en la historia de la Psicología y de la Psiquiatría. Además, durante décadas ha despertado el interés tanto de investigadores como de la población general, porque sirve para referirse a un fenómeno dañino y a la vez enigmático: la ruptura con la realidad en la percepción humana.

Sin embargo, hoy en día el término “psicosis” se utiliza mucho menos que antes, dado que actualmente los investigadores y profesionales de la salud mental prefieren referirse al trastorno específico que presenta cada persona. Por ello, en este artículo veremos cuáles son los diferentes tipos de psicosis, es decir, las alteraciones mentales del espectro psicótico. Pero antes, comprendamos mejor de dónde salen estos términos.

¿Qué es la psicosis?

La palabra “psicosis” aparece a mediados del siglo XIX en el contexto de la Psiquiatría, acuñada por el médico alemán Karl Friedrich Canstatt.

Unas pocas décadas más tarde, con la aparición del psicoanálisis, los seguidores de Sigmund Freud empezaron a aplicar este término para describir los síntomas vinculados a la esquizofrenia, bajo la impresión de que eventos tan extraños solo podían tener que ver con el sistema se auto-represiones que, según ellos, rige el funcionamiento inconsciente de los seres humanos (y, por extensión, también el consciente).

La existencia de personas que desarrollan alucinaciones y delirios era, para los psicoanalistas, una evidencia de que más allá de la aparente normalidad del comportamiento de la mayoría de personas, hay un sistema muy complejo de representaciones psicológicas y energías psíquicas. Pero con el tiempo surgieron otras explicaciones de la psicosis ajenas al psicoanálisis, y que señalaban como el origen de este fenómeno daños neurológicos o malformaciones en el cerebro.

Así, la psicosis quedó establecida tanto en la Psiquiatría como en la Psicología como una condición por la cual la persona pierde la capacidad de percibir de manera normal lo que ocurre a su alrededor (o en sí misma), lo cual la lleva a adoptar comportamientos extraños, no convencionales o incluso peligrosos.

Los principales tipos de psicosis

Tal y como hemos visto, la psicosis puede ser dividida en sub-categorías más concretas que describen de una manera específica cómo se produce la ruptura con la realidad. A continuación veremos cuáles son, pues, los tipos de psicosis. Sin embargo, debes tener en cuenta que esta categorización está en constante evolución, de manera que esta no es definitiva y puede cambiar a medida que se revisen los manuales diagnósticos y que se lleguen a nuevos consensos científicos.

1. Trastorno delirante

El trastorno delirante, tal y como su nombre indica, es un tipo de psicosis caracterizado por la aparición de delirios, muchas veces relacionados con la manía persecutoria: la creencia de que existe una conspiración para atentar contra la integridad de la persona que la sufre, o contra de más gente.

2. Trastorno psicótico inducido por sustancias

Lo que permite distinguir fácilmente a esta alteración mental es que su origen tiene que ver con el consumo de drogas. En la mayoría de los casos, los síntomas desaparecen en cuestión de horas a medida que la intoxicación por sustancias psicoactivas se va desvaneciendo, pero eso no significa que no se requiera intervención médica; de hecho, no hacerlo puede entrañar un riesgo mortal.

3. Esquizofrenia

La esquizofrenia es probablemente la forma más importante de alteración mental asociada a la psicosis. Se trata de una patología persistente que agrupa a muchos de los síntomas psicóticos: las alucinaciones, los delirios, la abulia (falta de motivación para interactuar con el entorno), etc. Sin embargo, también puede generar síntomas que no pueden ser explicados como una ruptura con la realidad, como por ejemplo la incapacidad de usar el lenguaje de manera organizada, o la anhedonia (incapacidad de sentir placer).

4. Psicosis reactiva breve

En la psicosis reactiva breve, los síntomas aparecen como respuesta a una experiencia que produce una gran cantidad de ansiedad o angustia, como un accidente de tráfico o la muerte de un ser querido. En la mayoría de las ocasiones, tan solo dura entre unas horas y unos pocos días.

5. Trastorno bipolar

El trastorno bipolar suele ser clasificado en la categoría de los trastornos del estado de ánimo, en el que también está la depresión mayor.

Sin embargo, esta alteración psicológica también puede generar síntomas propios de la psicosis, sobre todo cuando la persona está pasando por la fase de manía (si bien también pueden darse en la fase depresiva). Esta etapa del desarrollo del trastorno bipolar se caracteriza por un elevado nivel de energía y motivación, así como por la aparición de delirios y sentimientos de grandeza que hacen creer a la persona que es capaz de hacer prácticamente cualquier cosa, aunque eso pase por poner en riesgo su vida. Además, también pueden darse alucinaciones.

6. Trastorno esquizofreniforme

El trastorno esquizofreniforme está a caballo entre la esquizofrenia y el trastorno reactivo breve, es decir, entre una patología persistente y el surgimiento de un brote psicótico de manera puntual. Dura varios meses y, tras esto, los síntomas desaparecen.

Nuestra Terapia Psicológica

Referencias bibliográficas:

Gibson, L.E., Alloy, L.B., Ellman, L.M. (2016). Trauma and the psychosis spectrum: A review of symptom specificity and explanatory mechanisms. Clinical Psychology Review. 49: 92-105.
Jansson, L.B., Parnas, J. (2007). Competing definitions of schizophrenia: what can be learned from polydiagnostic studies?. Schizophrenia Bulletin 33(5): 1178 – 200.
Pillmann, F. & Marneros, A. (2004). Acute and transient psychoses. Cambridge: Cambridge University Press.

Ir arriba
Abrir chat