Mujeres infieles: Los 9 motivos de la infidelidad femenina

Sofía Rodríguez de la Plaza

Sofía Rodríguez de la Plaza

Mujeres infieles: Los 9 motivos clave de la infidelidad femenina
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La infidelidad es uno de los retos más grandes por los que puede pasar una pareja. La probabilidad de que nos enfrentemos a una infidelidad en algún momento de nuestra vida amorosa es alto. Las estadísticas nos dicen que alrededor de un 36 % de hombres confiesan haber sido infieles frente al 27 % de mujeres infieles.

En este artículo analizaremos en detalle cuales son las principales causas por las que las mujeres pueden llegar a ser infieles en las relaciones de pareja.

Nuestra Terapia Online

¿Cuándo son las mujeres infieles?

Para cada pareja el concepto de infidelidad es diferente. Para algunos basta con que haya un ligero coqueteo y, para otras, es necesario que haya un encuentro sexual o un coqueteo más continuado. Es importante que la pareja hable de sus límites para establecerlos y tener claro que se considera infidelidad. No hay límites correctos o incorrectos si los pactan las dos personas libremente.

Durante muchos años se ha relacionado más la infidelidad con los hombres pero lo cierto, como veíamos en las estadísticas anteriores, es que hay mujeres infieles en una proporción bastante parecida a la de ellos. Lo que si se ha observado es que hay distintos motivos entre hombres y mujeres infieles. Las mujeres infieles lo hacen por razones relacionadas con sentimientos románticos y necesidad de sentirse atendidas y valoradas más que por razones estrictamente sexuales, mas típicas de los hombres.

Las 9 principales motivos por las que las mujeres son infieles

A continuación describiremos las principales causas por las que las mujeres son infieles:

1. Falta de conexión con su pareja

Es inevitable que , con el paso del tiempo, las parejas experimentan una disminución de los momentos dedicados a compartir. La pareja se puede ver afectada por tener cada vez menos aficiones juntos, se hacen menos planes para la pareja en solitario, se pierden momentos de intimidad y conversaciones profundas… Es normal que con el pasar de los años las relaciones cambien pero , en ocasiones, la desconexión es tan fuerte y generalizada que puede bajar la satisfacción en pareja y ser un caldo de cultivo para que la mujer sea infiel.

Estar conectado con el otro es una necesidad para sentirse a gusto en la pareja y querer continuar en ella.

2. La soledad

Muchas mujeres infieles expresan que antes de la aventura se sentían solas y poco comprendidas. No es raro encontrar que hay momentos en las parejas donde hay distanciamiento y dedicación a otras áreas de la vida de cada uno y esto puede generar sensación de soledad. No poder compartir lo que sentimos y pensamos es un factor de riesgo para acabar buscando relaciones donde sí nos sintamos entendidos y escuchados.

3. No sentirse queridas y atendidas

En la misma línea de los anterior, muchas mujeres infieles pueden haber sentido que su pareja no les presta la atención suficiente. A lo mejor ha habido una disminución respecto a la dedicación de antes o es que nunca ha sido una relación donde la mujer se ha sentido valorada y prioritaria en la vida de su pareja.

Muchas mujeres infieles reportan que sienten que han sido sustituidas por otros intereses. Algunos ejemplos típicos son el trabajo o los hobbies personales de la pareja los cuales pueden dominar la atención y el tiempo del otro y la mujer puede sentir esto como un desplazamiento y alejamiento de su pareja.

4. Pocas relaciones sexuales o insatisfactorias

Las relaciones sexuales satisfactorias siempre se han relacionado con una necesidad para el hombre. Se les presupone, además, más necesitados de frecuencia en las prácticas sexuales. Se ha supuesto históricamente que este aspecto de la pareja no es tan importante para las mujeres pero es una falsa creencia, las mujeres necesitan y demandan una buena conexión sexual y una periodicidad muy similar a la de los hombres.

La insatisfacción sexual es una de las causas principales de la infidelidad en mujeres. En las últimas décadas la mujer se ha liberado enormemente de muchos tabúes sexuales lo que ha producido que se preocupen mucho más por su propio placer y busquen una pareja con las que tener relaciones sexuales donde puedan sentirse plenas, realizadas y satisfechas. Es por esto por lo que, cuando falla la conexión en el campo sexual, algunas mujeres necesitan buscar en otras parejas lo que no encuentran en su relación actual.

Importante destacar que las parejas pierden cierta atracción con el paso del tiempo y se hace necesario innovar en la relación. Es de vital importancia para la pareja seguir encontrando espacios para el sexo y la intimidad. Cuando eso no ocurre puede verse muy dañado este aspecto y causar estragos que pueden derivar en una infidelidad.

Artículo relacionado: 5 posibles causas de insatisfacción sexual en la vida en pareja

5. Aburrimiento general o salir de la rutina

Cualquier cosa que hacemos en nuestra vida de manera muy prolongada y repetitiva nos genera cierto aburrimiento. Con la pareja no iba a ser distinto. Está claro que ese sentimiento de cierto hastío nos acompañará muchas veces en las relaciones largas y puede ser causa de que algunas mujeres busquen fuera un poco de aire fresco, una novedad que nos haga sentir cosas que hace mucho que no sentimos.

Las personas que no cometen una infidelidad son más capaces de sentir esos momentos de aburrimiento pero seguir valorando y poniendo por encima la pareja, la fidelidad y la estabilidad. Muchas parejas se esfuerzan por volver a conectar o simplemente no ven prioritario sentir de nuevo las mariposas si eso pudiera alejarles de su relación. Sin embargo, los hombres y mujeres infieles no son capaces, en ese momento, de renunciar a ese “subidón” de la novedad a pesar de que ello puede poner en peligro su relación actual.

Muchas veces la búsqueda de este subidón es lo que está detrás de las causas de los “infieles en serie”. Buscan y buscan esa sensación de manera constante y, especialmente, en relaciones nuevas. Estas relaciones son muy breves y efímeras ya que esa sensación es algo tan poco duradero en el tiempo que no puede ser perseguida constantemente.

Si queremos tener relaciones medianamente largas tenemos que aceptar que el subidón inicial y las mariposas terminan en algún momento y es sustituido por mayor intimidad, apego y confianza que son emociones muy placenteras pero menos efervescentes. La infidelidad de la mujer a veces tiene que ver con la búsqueda de esa sensación.

6. Necesidad de reafirmar su autoestima como mujeres

La sociedad es muy exigente con las mujeres en cuanto a la belleza y los cánones de cómo hay que ser para ser válida. Siempre se incide en la importancia el ser guapa, delgada, joven y deseada. El mensaje es que necesitas sentirte así para triunfar y ser feliz. No es de extrañar que la necesidad de sentirse deseada y válida sea una de las causas principales que están detrás de las mujeres infieles.

Aunque con la pareja se esté bien y las cosas funcionen hay mujeres que necesitan saber que todavía “están en el mercado” y pueden atraer a nuevas parejas. Como decíamos antes, no es raro que la mujer sienta el impulso de volver a sentirse atractiva e importante y una infidelidad aporta todas esas sensaciones.

7. Venganza

En diversas encuestas se ha concluido que las mujeres infieles lo son, a veces , porque su pareja lo fue previamente. Por una parte puede ser por devolver el golpe y el dolor que sintieron pero también se puede observar que el hecho de que la pareja lo hiciera ha abierto puertas.

Cuando el otro lo ha hecho previamente se “legaliza” la posibilidad de experimentar y lanzarse a probar lo que puede aportar una relación extramatrimonial. Cuando un miembro de la pareja ha sido infiel inmediatamente se neutraliza la culpa del otro en una futura infidelidad.

8. Atracción puntual por una persona

En muchas ocasiones hay una razón muy simple: una mujer se ha cruzado con alguien con quien experimentan una atracción muy fuerte.

Puede ser una atracción sexual pero también “mental”. De repente aparece alguien que llena a la mujer en algún aspecto y se ve atraída inevitablemente por esa persona. Esta causa es la más común en personas que no son infieles por naturaleza y que simplemente se han visto en una situación puntual con unas características muy concretas y especiales del momento.

Es importante señalar que esa sensación de que la otra persona nos complementa al 100% tiene mucho que ver con las hormonas del principio y con el “subidón” típico del coqueteo. Este cóctel de sensaciones nuevas puede estar detrás de esa sensación de que el amante llena a la mujer plenamente cuando, en realidad, muchas veces solo es reflejo de la novedad del momento.

9. Algún problema del pasado, como abusos sexuales o experiencias traumáticas

Algunos problemas en la historia pasada de las personas pueden estar detrás de una predisposición a relacionarse a través de la seducción y el sexo.
Esta causa es de las menos comunes pero las más destructivas para la pareja. Algunas mujeres infieles han tenido abusos sexuales en la infancia que pueden dar lugar a dinámicas donde la manera de sentirse aceptadas y queridas es a través de generar deseo y de las relaciones sexuales. En este caso, al contrario del anterior, la infidelidad no suele ser algo puntual si no que se repiten en el tiempo y en las diferentes etapas vitales de la persona.

En estos casos es común encontrar también que estas mujeres sólo saben relacionarse a través del coqueteo o la sexualización de las relaciones. Esto genera muchos problemas para tener una relación larga y fiel porque la otra persona puede sentirse muy insegura en la pareja al verla que se comporta así con los demás. No siempre estos comportamientos van a derivar en una infidelidad en si misma pero , en una relación monógama, suelen generar muchas preocupaciones en el otro que pueden hacer muy difícil la convivencia.

Artículo relacionado: Los 9 problemas de pareja más comunes con ejemplos y soluciones

¿Qué hacer frente a una infidelidad de la mujer?

La infidelidad es un evento que una pareja puede superar.

Si has sido infiel…

Si has sido una mujer infiel eso no te convierte en alguien horrible, muchas veces en la vida cometemos errores y eso no nos define como una mala persona. Somos un conjunto de muchos comportamientos y es injusto juzgarnos solo por algunos sin observar la totalidad de nuestra historia.

Es muy probable que la culpa te acompañe durante un tiempo. Es una emoción necesaria porque te ayuda a reconocer que ese no es el camino por el que quieres dirigir tu vida en pareja.

La recomendación que solemos hacer en terapia es que, si has sido infiel, compartas la infidelidad con tu pareja. Aunque no te haya descubierto es importante que este hecho se comparta para partir de nuevo de una relación honesta y basada en la confianza. Esto puede ser duro y suponer un terremoto al principio pero es el único camino real para conseguir una relación plena que pueda mantenerse en el futuro.

Otro punto importante para ti si has cometido infidelidad es la importancia de dedicar tiempo a entender qué razones de las descritas son las que te han llevado a engañar a tu pareja. Esto puede ayudarte a comprenderte mucho mejor y poder tomar medidas en esta relación o en las futuras. Conocer qué te ha movido a ello y ser sincero con uno mismo es un gran aprendizaje personal que podemos sacar de este tipo de situaciones, muchas veces tan dolorosas y destructivas.

Si te han sido infiel

Si tu mujer te ha sido infiel o lo sospechas es importante que haya conversaciones al respecto. Es de vital importancia que te sientes a compartir tus dudas y sospechas intentando crear un ambiente donde la otra persona pueda compartir lo que está pasando (si es que está pasando). Si se ha confirmado que tu pareja ha sido infiel es muy normal que la parte que ha sido engañada quiera saberlo todo. Conocer muchos detalles y cada sensación que tuvo durante el engaño. Esta necesidad de preguntar y dar vueltas a algo es la estrategia principal del ser humano para entender lo que le rodea y, consiguientemente, intentar controlarlo. Hay que tener cuidado si a largo plazo la persona engañada sigue con esta dinámica de preguntas e indagaciones pero, en un primer momento, se hace necesario y normal que necesite saber y tener bastantes charlas al respecto.

Superar una infidelidad

Para superar y salir fortalecido de una infidelidad es necesario entender el porqué real de una infidelidad. Conocer qué carencias tenía la relación. Para conseguirlo es muy importante hablar y crear espacios de mucha sinceridad. En estos espacios ambos dos podéis compartir como os sentís y propiciar la honestidad para comprender las razones de la infidelidad en vuestro caso en concreto. A partir de estos momentos de conversación podrás valorar si se ha tratado de algo puntual o, por el contrario, es algo que se repite. En el caso de ser lo primero recuerda que todo el mundo comete errores y puede aprender mucho de ellos y no volver a repetirlo.

No es siempre es cierta esa idea de que “ si lo ha hecho una vez te lo hará muchas más”. Cada persona es diferente y de los errores aprende el ser humano. Aquí radica la importancia de hablar para podáis valorar vuestro caso concreto.

Si por el contrario es de las mujeres infieles “en serie” es probable que necesites cortar la relación y alejarte de esa persona. Por mucho que la quieras o que haya cosas buenas es difícil continuar con alguien en una relación monógama convencional si la otra persona comete infidelidades cada cierto tiempo.

Artículo relacionado: Cómo gestionar las emociones tras una ruptura de pareja

Nuestra Terapia para el Desamor

¿Buscas servicios de psicoterapia?

El terremoto emocional que genera una infidelidad en la pareja es muy intenso por lo que no es raro que se necesite apoyo psicológico individual o el trabajo con un terapeuta de pareja. Si crees que es tu caso no dudes en consultar con un especialista, en Avance Psicólogos disponemos de más de dos décadas de experiencia en el ámbito de la psicoterapia especializada en pareja.

Nuestra Terapia de Pareja

Referencias bibliográficas:

Atkins, D.C.; Baucom, D.H.; Jacobson, N.S. (2001). Understanding infidelity: correlates in a national random sample. The Journal of Family Psychology, 15(4): pp. 735 – 749.
Haseli, A.; Shariati, M.; Nazari, A.M.; Keramat, A.; Emamian, M.H. (2019). Infidelity and Its Associated Factors: A Systematic Review. The Journal of Sexual Medicine, 16(8): pp. 1155 – 1169.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Share on linkedin
Descubre nuestra Terapia Psicológica Presencial y Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestros Posts más leídos
Ir arriba