¿Qué hacer si mi hijo tiene adicción al teléfono móvil?

que hacer si mi hijo pasa demasiado tiempo al movil

La adicción al Smartphone es un fenómeno relativamente nuevo pero que ha llegado a extenderse con relativa rapidez. Se da sobre todo en personas jóvenes, el perfil que utiliza estos dispositivos electrónicos con más frecuencia, y sus efectos negativos van desde el desgaste de los vínculos emocionales significativos hasta el deterioro del estado de salud debido a los malos hábitos que genera. En este artículo intentaremos dar una respuesta a una de las preocupaciones más frecuentes de los padres y madres de estos jóvenes: ¿qué hacer si mi hijo tiene adicción al teléfono móvil? Veámoslo. Pero antes, debemos tener claro qué es exactamente presentar adicción al móvil.

¿Qué es la adicción al móvil?

Por adicción al teléfono móvil entendemos un fenómeno psicológico basado en un estado de dependencia hacia el uso constante de estos dispositivos.

No se trata de una adicción química en la que el organismo desarrolle dependencia a ciertas moléculas, como es el caso de la adicción a la heroína, sino que en este caso todo se origina exclusivamente por un patrón de comportamiento aprendido y que hace que se asocie un estado de bienestar al manejo de estos aparatos, y una sensación de intenso malestar al no usarlo durante muchos minutos.

La adicción al teléfono móvil no es un trastorno mental que esté presente en los manuales diagnósticos utilizados hoy en día en psiquiatría y psicología clínica, aunque es posible que aparezca en las nuevas ediciones que están por llegar.

Síntomas

Los síntomas más frecuentes de la adicción al teléfono móvil son los siguientes:

  • Irritabilidad elevada.
  • Dificultades de concentración cuando no se está consultando el móvil.
  • Ansiedad y malestar cuando se ha estado varios minutos sin usar el móvil.
  • Poca motivación para involucrarse en conversaciones.
  • Uso del móvil antes de irse a dormir, hasta altas horas de la noche.

Mi hijo tiene adicción al teléfono móvil: ¿qué puedo hacer?

En caso de que un hijo o familiar cercano de corta edad sufra esta alteración psicológica, sigue estos consejos para ayudarle.

1. Acudid al psicólogo

Este es el primer paso, y el más importante. La adicción al teléfono móvil es un problema lo suficientemente serio como para tratarlo mediante asistencia profesional gracias a la ayuda de psicólogos especializados en psicoterapia. De esta forma, además de interiorizar todas las técnicas psicológicas para ir “desaprendiendo” la adicción, se crean las condiciones necesarias para intervenir en el problema de manera continua y aspirando constantemente a llegar a nuevas metas de mejoría.

Así, los consejos que seguiremos viendo a partir de ahora deben ser entendidos como recomendaciones que van en paralelo a la psicoterapia, para seguir progresando entre sesión y sesión con el psicólogo.

2. Apostad por el reloj de pulsera

Para ver la hora, nada como consultar el reloj de pulsera. Esto debilitará más la tentación de consultar el Smartphone para saber qué hora es y que a partir de ahí la persona adicta al móvil se quede “enganchada” otra vez.

3. Desactivad perfiles en redes sociales

Parte de lo que mantiene la adicción al teléfono móvil suele ser el fenómeno conocido como nomofobia, el miedo a perderse cosas que pasan en Internet en general y en las redes sociales en particular.

Para evitar la tentación de utilizar el tiempo libre en navegar por las redes sociales sin buscar nada en concreto, acordad desactivar durante un tiempo sus perfiles en todas o casi todas las redes sociales en las que esté.

Teniendo en cuenta que actualmente los jóvenes se comunican mucho por estos medios e incluso quedan para salir a través de ellos, dependiendo del caso puede ser conveniente mantener activo uno de estos perfiles.

4. Haz que se sienta respaldado o respaldada

Intenta que tu hijo o hija sienta tu apoyo, y que no crea que actúas como un policía constantemente para empezar regañinas si incumple alguna vez los horarios de uso del móvil.

Es mucho más importante mostrar alegría y admiración ante sus progresos que mostrar decepción cuando no llega a los objetivos. De esta manera, tendrá más motivación para ir mejorando, mientras que si da por supuesto que tienes una mala imagen de lo que hace probablemente dará la batalla por perdida.

5. Cread unos horarios rígidos de uso del móvil

Es muy importantedeterminar exactamente en qué momento se puede consultar el móvil, para que poco a poco estos periodos vayan espaciándose y acortándose más. Para ello, cread unas tablas con los horarios en los que conste una marca en las “ventanas de tiempo” en las que  se puede usar este aparato, y colgadlos por varias partes de la casa.

Esta medida debe ser realizada coordinándoos con el psicólogo, ya que las características de este horario dependerán de la fase de recuperación en la que esté tu hijo o hija.

6. Planead las comidas familiares

Las comidas en familia son uno de los contextos más propicios para sustituir el uso del teléfono móvil por momentos relacionales y significativos para todos. Al principio es duro debido al malestar y la frustración producida por el hecho de no poder usar el teléfono móvil, pero si se consigue generar una dinámica de conversaciones estimulantes, ese malestar pasa a segundo plano.

7. Haced el teléfono móvil menos atractivo

Existen muchos trucos para convertir el Smartphone en un producto menos atrayente, con menos capacidad para hacer que estemos mucho tiempo usándolo.

Por ejemplo, y siempre con el consentimiento de tu hijo o hija, quitadle el sonido (aunque esto implicará que no pueda ser usado para recibir llamadas), modificad la interfaz para que quede todo en blanco y negro, o incluso ponedle una carcasa que resulte muy desagradable o avergonzante, de manera que no se quiera sacarlo del bolsillo durante mucho tiempo.

Nuestra Terapia para Adolescentes

Referencias bibliográficas:

Bragazzi, N.L. y Puenete, G.D. (2014). A proposal for including nomophobia in the new DSM-V. Psychology Research and Behavior Management 7. 155 – 160.
Davey, S., Davey, A. (2014). Assessment of Smartphone Addiction in Indian Adolescents: A Mixed Method Study by Systematic-review and Meta-analysis Approach. International Journal of Preventive Medicine; 5(12), pp. 1500 – 1511.
Jonathan K. J. (1998). Internet Addiction on Campus: The Vulnerability of College Students. CyberPsychology & Behavior. 1(1).

Ir arriba
Abrir chat